Anuncios
Escuela, atención temprana y desarrollo del niño con autismo
10Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
10.0
Print Friendly, PDF & Email

Un equipo de investigación de la Universidad La Trobe, ha demostrado que los niños con autismo, son capaces de aprender habilidades vitales e importantes para la vida mediante la atención temprana proporcionada tanto en centros preescolares convencionales como en centros especializados en atención temprana.

Se evidencia nuevamente la importancia de que la inclusión educativa debe ir acompañada de capacitación a los docentes. Queda patente que no es el lugar lo que marca la diferencia en el desarrollo del niño con autismo, sino la metodología y formación.

Durante un periodo de tres años, 44 niños de entre 15 y 32 meses de edad, fueron asignados aleatoriamente a las clases que incluían solamente a niños con autismo o a aulas con compañeros de desarrollo típico.

Utilizando el mismo método de intervención para todos los niños,  el Modelo de Denver de Inicio Temprano en grupo (G-ESDM), desarrollado en La Trobe, los niños demostraron mejorías en sus habilidades vocales, cognitivas-verbales, de interacción social, imitación y conductas adaptativas, independientemente de su entorno de aprendizaje. Estos resultados dejan claro que la atención temprana no se define por el lugar donde se realiza, sino por la capacitación de los profesionales que la imparten. Si un niño evoluciona adecuadamente en un centro escolar igual que lo podría hacer en un centro específico, significa que la diferencia la marca no el lugar, sino la metodología educativa que se emplea.

La investigadora de La Trobe, la Dra. Kristelle Hudry, dijo que los hallazgos confirman que es posible ayudar a los pre-escolares con autismo en los centros convencionales de primera infancia. “Encontramos que la calidad general del entorno de enseñanza-aprendizaje en ludotecas convencionales era excepcionalmente alta y calificada de igual manera en comparación de las ludotecas especializadas”. Dice la doctora Hudry.

Esto significa que, la capacitación extra y requisitos adicionales relacionados en la inclusión de niños con autismo dentro de las aulas convencionales, no disminuyó el desarrollo del estudiante, ni la cantidad de atención que el personal brindo a los niños con desarrollo típico.

La directora y coordinadora de capacitaciones Kristy Capes, mencionó que, los resultados fueron evidenciados por los educadores, quienes pasaron por una rigurosa capacitación para brindar el nivel más alto de enseñanza.

“Los resultados dan evidencia de primera calidad. Estamos orgullosos de haber trabajado para llenar un vacío en la investigación de autismo, que podría resultar en que las familias sean capaces de acceder a la enseñanza y a apoyos especializados dentro de sus centros comunitarios locales de cuidado infantil sin necesidad de recurrir a centros específicos” dice Miss Capes.



Hemos ayudado a los niños con autismo a desarrollar habilidades que podrían ayudarles en un futuro a través de ajustes en las aulas. Nuestro programa de intervención temprana garantiza que los niños, no solo están alcanzando sus propios objetivos de desarrollo, sino que también están aprendiendo a generalizar su aprendizaje en un entorno grupal”.

Los padres han reflejado que esto se convierte en algo positivo para la vida real. Sus hijos ahora pueden jugar en el arenero o ir a una fiesta sin que ellos se sientan agobiados.”

La investigadora de La Trobe, Dr. Cathy Bent, dijo que es importante para los niños con discapacidad tener la oportunidad de aprender con compañeros en centros educativos regulares. “Esto también puede prevenir la discriminación y la percepción social negativa que se tiene hacia las personas que están dentro del espectro, ya que brinda a los niños sin discapacidad la oportunidad de ser más comprensivos en lo referido a la diversidad que existe desde una edad temprana,” dice la Dra. Bent.

Los hallazgos positivos animan al equipo de La Trobe para continuar su trabajo en esta área. “Pretendemos comenzar un nuevo estudio el próximo año, con un enfoque particular en la capacitación y el apoyo que brindamos a los educadores que actualmente es un modelo muy intensivo en recursos,” dice Hudry. En última instancia, sería fantástico ver a nivel nacional oportunidades disponibles de este tipo, para preescolares con autismo y sus familias.

“A medida que un número creciente de niños son diagnosticado con autismo, es cada vez más importante brindar a las familias más opciones”. La investigación ha sido publicada en el diario de Autismo con el autor principal, Dr. Giacomo Vivanti de la Universidad de Drexel, que también fue autor principal en el manual de modelos de Denver basado en grupo de atención temprana. Otros autores del artículo, además de la Dra. Kristelle Hudry, la Sra. Kristy Capes y la Dra. Catherine Bent, incluyen a la profesora Cheryl Dissanayake, Sr. Ed Duncan, Sra. Jessica Feary, Sr. Shannon Upson y a la profesora Sally Rogers.

Acerca del Modelo de inicio temprano en grupo de Denver (G-ESDM)

  • ESDM es un modelo intensivo de intervención temprana de autismo con una base de evidencia fundamental para la administración individualizada.
  • El equipo de La Trobe desarrolló G-ESDM; Una adaptación para su uso en entornos grupales.
  • En G-ESDM, el personal trabaja con niños para apoyar sus objetivos de aprendizaje individuales dentro de las actividades grupales.
  • ESDM es un modelo de desarrollo naturalista, que se enfoca en los objetivos de aprendizaje que son apropiados para la etapa de desarrollo del niño y los incorpora dentro de sus rutinas naturales. Por esta razón, es particularmente adecuado para usar en entornos de la primera infancia.

©Traducción Pamela Palomeque
Este artículo no puede ser reproducido ni copiado sin autorización expresa.


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
Si te gusta nuestro contendido no uses bloqueador de publicidad


Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: