Anuncios
Print Friendly, PDF & Email

En los Estados Unidos, según un estudio publicado el 31 de agosto, el número de niños diagnosticados con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) ha alcanzado más del 10 por ciento, lo cual es un aumento significativo durante los últimos 20 años.

El aumento es más pronunciado en grupos minoritarios, lo que sugiere que un mejor acceso al seguro de salud y tratamiento de salud mental a través de la Ley de Affordable Care Act (ACA) podría haber jugado algún papel en el aumento. La tasa de diagnóstico durante ese período de tiempo se duplicó en las niñas, aunque todavía es mucho menor que en los niños.

Pero los investigadores dicen que no encontraron pruebas que confirmaran las quejas frecuentes de que el trastorno esta sobrediagnosticado o erróneamente diagnosticado.

Los Estados Unidos tiene más cifras significativas de casos de TDAH que otros países desarrollados, lo que, según los investigadores, ha llevado a algunos a pensar que los estadounidenses están sobrediagnosticando a los niños. Wei Bao, quien dirigió el estudio, dice que una revisión de estudios en todo el mundo no lo respalda.

“No creo que el sobrediagnóstico sea el problema principal”, dice.

Sin embargo, esas dudas persisten. Stephen Hinshaw, quien fue coautor de un libro del 2014 titulado “La explosión del TDAH: mitos, medicamentos, dinero y presión actual para el rendimiento”, comparó el TDAH con la depresión. Él dice que ninguna condición tiene marcadores o signos biológicos inequívocos, por lo que hace difícil determinar si una persona realmente tiene trastorno sin largas evaluaciones psicológicas. Los síntomas del TDAH pueden incluir falta de atención, comportamiento inquieto e impulsivo.

“Probablemente no sea una verdadera epidemia de TDAH”, dice Hinshaw, profesor de psicología en la Universidad de California, Berkeley, y profesor de psiquiatría en la Universidad de California, San Francisco. “Podría ser una epidemia de diagnóstico”.

Mejor acceso:

Sin embargo los investigadores al interpretar los resultados vincularon las grandes cifras para una mejor comprensión del trastorno, tanto para profesionales como para la población general, así como nuevos estándares para el diagnóstico y un aumento en el acceso al seguro de salud a través del ACA.

Debido al ACA, algunas familias de bajos ingresos han mejorado su acceso a las derivaciones y los servicios, afirma Bao, profesor asistente de epidemiologia de la Universidad de Iowa.
El estudio, publicado en JAMA Pediatrics, utilizó los datos de National Health Interview Survey, una encuesta federal anual de alrededor de 35.000 hogares. En el estudio se encontró un aumento progresivo en los diagnósticos de los niños, alrededor del 6 por ciento de los niños entre 1997 y 1998 a más del 10 por ciento entre 2015 y 2016.

Según el estudio, los avances en la tecnología médica, también pueden haber contribuido al aumento. Hace dos décadas, los bebés prematuros o de bajo peso, tenían más dificultades para sobrevivir. Esos factores aumentan el riesgo de ser diagnosticado con TDAH.



El estudio también sugiere que, un menor número de estigmas sobre la atención de la salud mental en la minoría de comunidades, también puede llevar a que más personas reciban un diagnóstico de TDAH. Según el estudio a fines de la década de 1990, el 7,2 por ciento de los niños blancos no hispanos, el 4,7 por ciento de los niños negros no hispanos y el 3,6 de los niños hispanos fueron diagnosticados con TDAH.

Para el 2016, las cifras eran del 12 por ciento de los niños blancos, el 12.8 por ciento de los niños negros y el 6.1 por ciento de los niños hispanos.

Hinshaw dice que, en las últimas décadas, ha habido una visión ampliada de quién puede desarrollar TDAH. Ya no es vista como una condición que afecta solo a los niños blancos de clase media, al igual que los desórdenes alimenticios, ya no se consideran que afectan solo a las niñas blancas de clase media.

Aun así, advierte sobre el exceso de diagnóstico de TDAH en comunidades en donde los problemas de conducta pueden ser el resultado de factores sociales o ambientales, como las aulas sobrepobladas.

Subtipo silencioso:

El estudio encontró que las tasas de TDAH entre las niñas aumentó del 3 a más del 6 por ciento durante el período de estudio. Según el estudio es en parte un resultado de un cambio en la clasificación del trastorno.
Según el estudio, esto es en parte un resultado de un cambio en como el trastorno está clasificado.
Durante años, el TDAH se refirió a niños que eran hiperactivos. Bao dice que en los últimos años, la Asociación Estadounidense de Psiquiatría agregó a su guía de enfermedades mentales (DSM-5) que el diagnóstico también debería incluir a algunos niños que no prestan atención. Eso elevó el número de chicas, dice, porque parece que es más probable que estén en ese segundo subtipo.

“Si comparamos estos dos, se puede imaginar fácilmente que las personas reconocerán de una manera fácil la hiperactividad”, dice.

Eso suena real para Ruth Hay, una estudiante y cocinera de Nueva York de 25 años quien ahora vive en Jerusalén. Ruth fue diagnosticada en verano con lo que se llamaba Déficit de Atención entre segundo y tercer grado.

Ruth dice que sus conductas hiperactivas no son tan “fuertes” como las de algunas personas. Es menos probable que esté en constante movimiento en una habitación que en su silla.

Sin embargo, a pesar de su diagnóstico temprano, Ruth dice que nunca nadie le contó sobre otros síntomas. Por ejemplo, dice, sufre de disfunción ejecutiva, lo que la hace sentirse incapaz de completar tareas, sin importar lo mucho que ella quiera o intente.

“Crecí siendo llamada “perezosa” durante mucho tiempo, cuando no lo era”, dice Ruth. “Si observamos una lista de todos los síntomas variados del TDAH, yo los tengo todos en un grado u otro, pero los únicos quienes discutían conmigo eran quienes estaban menos concentrados e inquietos”.

“No sé cómo sería mi cerebro si no lo tuviera”, agrega. “No sé si aún seria yo, pero todo esto ha sido una dificultad para mí.”

Esta historia apareció originalmente en Kaiser Health News, y ha sido ligeramente modificada para reflejar el estilo de Spectrum.


Spectrum ofrece noticias y análisis de los avances en la investigación del autismoLos fondos para Spectrum provienen de la Simons Foundation Autism Research Initiative (SFARI)pero el medio de comunicación es editorialmente independiente .
©Fundación Simons, Spectrum y autores, todos los derechos reservados.
©Traducción Pamela Palomeque
Este artículo no puede ser reproducido ni copiado sin autorización expresa.


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
SI te gusta nuestro contendido no uses bloqueador de publicidad


Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: