Anuncios
Print Friendly, PDF & Email

No puedo explicar de dónde procede el autismo, solo sé que como persona dentro del espectro de autismo siempre ha estado conmigo y forma parte de mi ser y de mi personalidad. Lo que sí tengo claro es que NO es una enfermedad.

Hay quien dice que es por un aumento de la testosterona durante el embarazo y que por ello hay mayoría de hombres con autismo que mujeres y por ello, los cerebros son algo así como un cerebro masculinizado al extremo, con un exceso de comprensión en tres dimensiones (lo que hace que a los hombres se les dé mejor la electrónica, la arquitectura o la informática) y un defecto en la empatía y el lenguaje (lo que sugiere que las mujeres sean más aptas para trabajo social o psicología). No obstante, recientes investigaciones empiezan a apuntar que quizá, en lo referido al diagnóstico de mujeres algo esté equivocado, y posiblemente existan más de las que pensábamos anteriormente.

Otras personas explican que tiene que ver con un déficit de la hormona oxitocina de la neurohipófisis, que aparte de provocar las contracciones en el parto y eyectar la leche de la madre al lactante, es conocida como “la hormona del amor” que genera empatía en nuestros amigos y malestar en nuestros desconocidos o enemigos.

Lo que está claro es que el autismo, y os lo puedo decir como biólogo, no aparece así como así en una persona, el autismo está en los genes, ¿en qué genes?, no puedo decirlo porqué lo desconozco ya que la genética es un campo muy complicado, el Proyecto Genoma Humano ha estimado que los seres humanos tienen entre 20.000 y 25.000 genes, y luego mucho del conocido “DNA basura” que se ha demostrado que no es tan basura ya que  interfiere en la regulación de los genes como los miRNA.

Además, hemos de tener en cuenta que la cosa se complica con la epigenética, que es rizar el rizo, aquella ciencia que estudia los procesos moleculares de porque unos genes se expresan a proteínas y otros no.

Con todo esto quiero decir que es difícil abarcar cuales son los genes del autismo y de hacer un posible diagnóstico prenatal.

Al fin y al cabo, hay muchísimos genes que desconocemos su función y un gen puede codificar varias proteínas, y las proteínas hacen interacción entre sí, con lo cual podemos decir que el autismo es un elenco de factores muy difícil de descifrar.

Por ello, cuando me preguntan «quién soy» puedo decir que soy muchas cosas, pero una de las condiciones que tengo es estar dentro del espectro del autismo, en otros países -donde hablar de neurodivergencia está más socialmente aceptado como USA o UK- se emplea la definición condición del espectro del autismo (CEA) en vez de trastornos del espectro del autismo (TEA).

En el fondo con todo esto, lo que pretendo decir es que una condición no es una enfermedad, trato de explicar que no hay un agente etiológico que desencadene el autismo, como no lo hay para tener los ojos azules, o la estatura.

Realmente el autismo es una alteración de carácter neurobiológico que genera una construcción inesperada de determinadas áreas del cerebro, y en función del tamaño de las áreas afectadas la severidad es mayor o menor, cosa que no hace que sea algo no natural, sino algo sencillamente diferente, una condición neural distinta que encaja en lo que englobamos los TEActivistas como neurodiversidad.

Todos sabemos que la diferencia no implica enfermedad, por ejemplo, la trisomía del par 21, el síndrome de Down tampoco es una enfermedad, es un síndrome como su propio nombre indica, que se suele acompañar de enfermedades o malformaciones, cardiopatías, por ejemplo, por ello -en un pasado cercano- muchos morían jóvenes. Sin embargo, hoy en día, y gracias a los avances médicos, muchos de los aspectos de salud que afectaban a la esperanza de vida de las personas con Down son tratables en base a fármacos o con intervención quirúrgica.

Es decir, son tratadas las comorbilidades o las coocurrencias, no los síndromes de base.

Los medicamentos que se suelen prescribir a personas con autismo habitualmente están destinadas a la población general para tratar aspectos generales relacionados con la salud mental, las formas farmacéuticas contienen fármacos o principios activos de tres tipos.

  1. Las benzodiacepinas: Como el loracepam, diacepam o el Valium, que sirven para reducir la ansiedad, tomadas también por los neurotípicos.
  2. Los antidepresivos, encaminados a captar serotonina y reducir la depresión como la velafaxina, la sertralina o el dumirox, también tomadas por los neurotípicos.
  3. Los mal llamados “antipsicóticos” como el risperdal, abilify o zyprexa encaminados a reducir el malestar psicológico, no la psicosis, y también en muchísimos casos tomados por muchos neurotípicos y en muchos casos por personas con esquizofrenia.

Hasta aquí podemos observar que la salud de las personas con autismo no es diferente a la de los neurotípicos ya que no requiere de medicación diferente. Vemos que se usan para tratar aspectos co-ocurrentes, como depresión o ansiedad, que son también comunes en la población general. Factores que tienen en muchos casos un origen ambiental, del entorno vital de la persona.

Podemos citar entonces que causas puede mejorar y empeorar el autismo, (cosas que pueden ocurrir con otras personas neurotípicas a su vez)

-El nivel socioeconómico de su entorno

-Su entorno afectivo.

-Los correctos hábitos de salud, higiene, nutrición.

Si estos factores no son adecuados las personas con autismo podemos empeorar nuestras coocurrencias, no por tener autismo en sí mismo, sino por encontrar un mundo hostil, por una mala salud o por no tener los apoyos adecuados que nos ayuden a abordar un mundo neurotípico con leyes y normas diferentes a nuestra condición de nacimiento.

Los síntomas de esta falta de salud derivadas de la falta de adaptación al mundo pueden ser muy variadas y se pueden tornar sobre todo en una falta de comprensión y aceptación de los padres, una falta de comprensión en los profesionales sanitarios que sobremediquen a la persona con autismo o mediquen incorrectamente haciendo más pronunciados sus síntomas, como las estereotipias, las autolesiones o la incapacidad de comunicarse con el entorno.



El autismo en sí mismo no es un mal, el mal es el que ven las personas neurotípicas en nosotros y al intentar cambiar nuestra naturaleza generan le enfermedad.

Pienses ustedes, lectores, que las personas con autismo, estamos sometidos día y noche y todos los días de nuestra vida a un mundo de estímulos y agresiones que nuestro diferente cerebro no puede procesar.

Pero tener un cerebro diferente no es falta de salud, es condición de neurodivergencia.

Yo, por ejemplo, durante muchos años me he medicado por la ansiedad y la depresión, pero ninguna de las dos cosas me las ha provocado el autismo; ambas las tengo por el bullying, los insultos y agresiones recibidos durante muchos años y por el ghosting y la ignorancia e intolerancia de muchísimas personas neurotípicas que han dejado una dolorosa huella en mí. Quizá, algún lector, pueda intentar afirmar que sufrí esos cuadros debido a que, por mi autismo, mi ingenuidad social me colocaba en una posición más vulnerable. Bien, pues si ser más ingenuo, o no tener actitudes depredatorias hacia los demás es algo malo, quizá los que realmente están enfermos sean los demás, y no quienes tenemos autismo.

Los medicamentos, los nutrientes, la calidad socio económica, dónde y cuándo viva, el estado afectivo social, …, pueden modificar el bienestar de salud de la persona, pero NO cambiar su condición, la condición autista es para toda la vida y debe de ser aceptada tanto por la propia persona como por los familiares y resto de individuos que lo rodean.

Respeto que merecemos todos y todas independientemente de la condición que tengamos.

Esto no quiere decir que no haya medicamentos que mejoren la sintomatología asociada a la presión social que recibirá a lo largo de su vida (Exactamente igual que les sucede a los neurotípicos), ni que no sean necesario, pero no podemos pretender “curarles” de lo que son, (de lo que somos) ¡Por favor, no me curen mi bondad!

Tampoco voy a negar que haya nutrientes más saludables que otros, o que haya dietas mejores que otras, siempre la nutrición se relaciona con la salud y puede ayudar a mejorar síntomas, pero no hay “dietas milagro” que curen el autismo.

Lo mismo podemos decir para el gluten y la caseína, la primera un conjunto de dos proteínas encontradas en ciertos cereales como el trigo y la cebada y la segunda una proteína en la leche; siempre es bueno saber si estos nutrientes pueden afectar de mala manera a la persona con autismo y empeorar su sintomatología o sin son intolerantes a ella (como a la lactosa), pero ello no nos debe hacer perder la vista de que una dieta equilibrada puede mejorar la salud, pero no curar el autismo.

Otro tema es el de las vacunas, éstas, como medicamentos preventivos, contienen proteínas de virus o bacterias o muestras de estos mismos de manera atenuada para que el sistema inmunológico pueda generar anticuerpos contra estos e inmunizar el organismo del paciente.

Cierto es que la industria farmacéutica ha abusado en ocasiones de las vacunas como de otros medicamentos, cierto es que ha habido gente que se ha quedado en silla de ruedas y con las capacidad cognitivas afectadas de por vida, pero estos casos son mínimos, de uno entre un millón produce una alteración grave de salud, con lo cual quiero decir que promover la retirada de las vacunas es un error histórico, las vacunas han salvado cientos de millones de vidas desde el siglo XVIII y han mejorado enormemente las condiciones higiénico sanitarias de nuestro mundo, disminuyendo exponencialmente la mortalidad infantil y las plagas en general, vistas durante siglos y siglos, como la erradicación global de la viruela.

Cierto es que ha habido muchas quejas con las vacunas por contener aluminio, que es toxico o conservantes como el timerosal que es peligroso en niños, pero estos componentes se han ido retirando poco a poco durante los últimos 18 años, hasta que la mayoría de las vacunas pediátricas no contienen timerosal, ni compuestos que puedan ser tóxicos para el organismo, y a pesar de ello, la prevalencia no se vio afectada.

Aceptar la teoría de los antivacunas, de que estas producen el autismo, cuando este no se contrae como estoy explicando, ni es una enfermedad es caer en un error doblemente peligroso, por una parte da lugar a entender que la neurodiversidad es una enfermedad que se debe curar y por otro lado se expone a los menores al riesgo de enfermedades como el sarampión, las paperas, la rubeola, etc…enfermedades erradicadas de los países del primer mundo y que por la ignorancia de los antivacunas están volviendo a aparecer, dejando víctimas infantiles sobre la mesa, a expensas de que lo contagien a terceras personas.

En resumen, podemos decir que los fármacos se pueden utilizar en las personas con autismo en casos de agresividad, de depresión o de otras coocurrencias que nos genere el ambiente, pero quiero dejar claro que cualquier persona neurotípica que sufra el mismo tipo de estrés y se desquicie recurrirá al mismo tipo de medicamentos que nosotros.

Por ello no se debe ocultar la esencia autística, que al final se basa en una forma de manejo social distinta, y no debemos sentir pudor a reivindicarla, y no tener miedo a ser insultado, despedido, acosado o humillado, es poder decir al mundo lo que soy sin tener que avergonzarme ni taparme la cara ni bajar la mirada.

Y en esto consiste de la vida y el ser feliz: en aceptarte cómo eres, pues al final los mayores prejuicios y las mayores barreras nos las ponemos nosotros mismos.

 Ver como hay personas en el amplio espectro del autismo que se avergüenzan de su condición por temor a presiones sociales me parece algo horrible, no solo es intentar aparentar lo que no eres, es renegar de tu personalidad, de tu esencia, de lo que eres para intentar ser como otros, y eso es no quererse a uno mismo.

La palabra “enfermo” es violenta y una agresión hacia la identidad de la persona.

Yo mismo en la universidad autónoma sufrí esta agresión por parte de un compañero que me llamo enfermo delante de todo el mundo en redes sociales en un evento que quería hacer sobre el autismo, este insulto que hacen algunos neurotípicos puede marcarnos de por vida y entonces empeorar nuestros síntomas que ya tenemos de una presión excesiva ya de por sí del mundo neurotípico. Por eso, preferimos divulgar nuestra realidad, esa que no hace que seamos superiores ni mejores, sencillamente gente diferente, que busca algo tan sencillo en la vida como la paz y el amor, si eso es estar enfermo, entonces, todos lo estamos.

Por ello es muy importante la labor que yo y otras personas con y sin autismo llevamos a cabo de explicar a la sociedad que no somos enfermos y que no hay que intentar curarnos, sino intentar comprendernos, que todo el esfuerzo de comprensión no tengamos que hacerlo nosotros, sino que sea un feedback con vosotros.

Al fin y al cabo, el TEActivismo es una lucha por la igualdad y los derechos humanos y las personas con TEA somos eso, seres humanos, no “enfermos”.


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
SI te gusta nuestro contendido no uses bloqueador de publicidad


Anuncios

Sobre El Autor

Ignacio Pantoja
Licenciado en biología por la UAM y máster en Neurociencias por la USAL

Graduado en biología por la UAM y máster en Neurociencias por la USAL. En la actualidad es estudiante de Farmacia en la UCM (la Complutense de Madrid), además de tener Síndrome de Asperger. Publica relatos regularmente en su blog Tierra de la Esperanza. http://oskarkreutzer.blogspot.com.es/ Da charlas sobre concienciación y TEA en la Comunidad de Madrid. Es usuario y colaborador de la Fundación Ángel Rivière Gestiona el grupo de Facebook Por la igualdad entre aspies y neurotípicos" https://www.facebook.com/groups/251427885288308/?fref=ts y el grupo LUCHA TEA https://www.facebook.com/groups/1613786602229777/

44 Respuestas

  1. Eduardo Cabrera

    Muy buen artículo.
    Corregir en el segundo párrafo, donde dice: “los cerebros de son algo así como”, debería decir algo así como: ” los cerebros de los autistas son algo así como…”
    Saludos.

    Responder
  2. Rosina Banderas

    Me gusta mucho tu artículo, lo encuentro muy cierto. Es increíble lo mal que se recibe a los niños con esta condición en los colegios. Algún día va a dejar de ser necesario poner etiquetas a todo el mundo.

    Responder
    • Betty gomez

      Si totalmente de acuerdo!!! Lo primero que ay que cambiar son las reglas que ponen en las Escuelas!!!!

      Responder
  3. Paola Benítez

    Me encantan tus artículos! Soy neurotipica pero mi pareja es Asperger y datos como los que tu publicas me ayudan a entenderlo más, apoyarlo y buscar soluciones a nuestros inconvenientes. Somos ecuatorianos y es muy difícil luchar aquí pues aún la sociedad no toma conciencia o no le interesan los derechos de las personas con condiciones distintas y las personas con estas condiciones tienen miedo de alzar la voz pues no cuentan con el apoyo suficiente para hacerlo. Espero que en un futuro cercano alcancemos ideales de igualdad en todos los continentes

    Responder
  4. Luz Eneida Vazquez

    Muy asertivo en su artículo. Gracias por ser voz de los que no pueden expresarse. Continúe Dios bendiciendole en su labor.

    Responder
  5. Carmen

    Te doy mis más sinceras felicitaciones por tan excelente artículo, y tan bien explicado. Soy una profesional de la educación que he ayudado a muchos infantes con necesidades educativas especiales de tipo transitorias, pero nunca tuve un caso con necesidades educativas de tipo permanente, como hasta ahora. He estado informándome sobre los asperger/autistas, y he aprendido muchísimo respecto a su condición. Doy las gracias eternas por tan valiosa información, que no me cabe duda alguna, me servirá para apoyar, entender, reeducar y empatizar con mi niñito precioso, que hoy por hoy tengo el gran desafío y la suerte de introducir al mundo de las letras. Aunque, estoy convencida, que el ingrediente principal, presente en cualquier tratamiento, es sin dudarlo, la pedagogía del amor! Bendiciones.

    Responder
  6. Julieta Ax

    Tengo TEA y la verdad es que no estoy de acuerdo con lo que dices. Creo que el prejuicio tienen todos los que tienen miedo de decir que autismo es una enfermedad. Bueno puede ser que no es una enfermedad, pero es una discapacidad.Y Qué tiene de mal en tener una discapacidad? Nada! Eso sólo me hizo ser más humilde y considerada con otras personas que también tienen discapacidades.
    Creer que otros pueden ser superiores a nosotros en muchas cosas no está mal, nos hace más humildes y ser humildes es algo que tiene mucho valor.
    Decir que no tenemos nada de malo, sino que solo somos diferentes o prácticamente decir que somos iguales a todos neurotipicos,eso solo causa más daño! Porque sabemos que no es cierto y como dijo un chico con TEA en un video en YouTube. .. Cómo se siente un niño que su madre dice que no es enfermo ni nada de eso y casi dice q es mejor y tiene superpoderes y luego sufre por sus dificultades y entonces no entiende nada. ..porqué sufriría si es casi un superheroe?? Ser hipersensible, no poder concentrarse, no poder dormir por no dejar de pensar etc etc.. acaso son cosas buenas??
    Creo que como seres individuales obviamente tenemos muchas cosas buenas como cualquier persona pero no hace falta dejar de usar la palabra discapacitado para sentirnos con la autoestima alta.
    Una persona ciega por ejemplo no puede decir que no tiene una discapacidad sólo porque se siente mal por lo que van a decir.
    Si te llaman enfermo esta bien! No hay que tener vergüenza o sentir mal por eso.
    Y si decimos que no somos discapacitados sufrimos más porque exigen de nosotros lo mismo que los normales y eso sí acaba sendo una carga muy pesada.
    Podemos hacer mucho aún en nuestra condición y también podemos reconocer con modestia lo que no podemos hacer y pedir ayuda a los que no tengan la misma discapacidad.
    La humildad nos hace grande! No el orgullo y falta de modestia!

    Responder
    • Ignacio Pantoja
      Ignacio Pantoja

      Estimada Julieta:

      Ser discapacitado no implica estar enfermo.

      El TEA es un trastorno, un síndrome…no una enfermedad.

      Hay que hablar con propiedad, revisa los conceptos y las diferencias entre trastorno, discapacidad y enfermedad.

      No es cuestión de modestia, es cuestión de hablar con las palabras adecuadas.

      Un saludo.

      Responder
      • Julieta Ax

        Gracias…
        Pero creo que no te debería de importar tanto si usan o no las palabras adecuadas.
        Es como cuando una mujer dice que estar menstruada es estar enferma y otra dice que no. Es cierto que no es la palabra adecuada pero si quieren usarla tampoco hay problema en esto, porque estar muriendo de dolores o a veces en cama, es estar más enferma que estar enferma de verdad.

        Enfermedad o no … No es eso la esencia de lo que digo.

        Yo quería explicar que el prejuicio puede venir de uno mismo y de nuestra actitud para cómo nos dicen o dejan de decir.

        Ser positivos, reirse de uno mismo, eso hace bien.
        No hace falta llevar títulos tan en serio así. !
        Es como perder tiempo discutiendo si debieran decirnos TEA , autistas o asperger! Da igual! Eso no cambia lo que somos ni disminuye nuestro problema.

      • Ignacio Pantoja
        Ignacio Pantoja

        Se equivoca.

        Las palabras son lo que nos hace humanos.

        Y utilizar indistintamente palabras con diferentes significados es tomar diferentes posiciones frente a un mismo.

        Hay que tener mucho cuidado en como utilizamos el lenguaje pues si mezclamos ideas algo dicho con cariño puede entenderse como una agresión.

        Por eso discapacidad significa algo, trastorno otro algo y enfermedad una cosa muy diferente.

        Tanto objetiva como subjetivamente.

        Un saludo.

  7. Gregorio J Placeres

    Me encanto la forma que tu abordas el tema, lo haces sin ofender a nadie. Estoy contigo en que no es una enfermedad. Que no hay que curar pero si recuperar. Me explico. El autismo que es causado por la acción inadecuada de una práctica generalizada por los medicos pediatricos que sin medir ponen múltiples vacunas el mismo día provocando una intoxicación de metales pesados. Estos metales bloquean el sistema central y ahí es donde se genera el autismo que es recuperable. El autismo que se genera por daños al cerebro mientras el niño está en gestación es un porcentaje mínimo comparado con el Autismo provocado por la mala práctica del médico que aplica la experiencia con otros funciona en todos. Obviamente a estos nadie puede poner el dedo pues tienen licencia para hacer esa práctica. Todo ese montaje de palabras bonitas de que si ocurre por el cromosoma tal o mas cual es solo para cambiar la visión de la gente por buscar siempre una respuesta que no tiene solución. De esta forma hacemos que los padres acepten el diagnóstico y no hagan nada por recuperar a un niño que lo que esta es intoxicado.

    Responder
    • yomera

      asi que usted plantea curarlos a base de MMS a perdón recuperarlos como dice…, regresese a la escuela por el amor de Dios.

      Responder
      • Gregorio J Placeres

        ???? Usted es investigadora o provocadora?? Quien mencionó ese tema en esta discusión? Es usted química? Si no por favor no se meta en mis zapatos. Le quedan grandes.

      • yomera

        Jamas me meteria en sus zapatos, el MMS es malo como su técnica para recuperarlos, juega usted con los sentimientos de los padres de los nenes con autismo, farsante.

      • Gregorio J Placeres

        “Farsante” , El ladrón juzga por su condición. “el MMS es malo como su técnica para recuperarlos, juega usted con los sentimientos de los padres de los nenes con autismo, farsante.” Nuevamente le digo usted me está provocando. Y este no es mi gallinero. Yo soy un profesional y creo que merezco todo el respeto que me he ganado con mi trabajo y el sudor de mi frente. Ayudó a padres con hijos con autismo, sin cobrar un centavo y utilizo mi conocimiento como químico para traer alegría aquellos que quieren salir de la falsa montada de que el autismo es GENÉTICO y que no se puede recuperar. Utilizo mi nombre de registro de nacimiento donde quiera que escribo pues no soy un farsante que utiliza un seudónimo como usted para poder expresarse y decir todo lo que sale de su cerebro cuando se le dice Cállate que este no es el lugar. Aprenda a respetar para que la respeten. Si usted tiene problema conmigo , en facebook tengo una pagina publica para que se exprese y si no caen mas de 1000 personas argumentando lo contrario es porque usted estaba de suerte. Pero le repito es usted la que esta fuera de lugar. Si usted desea hablar de mi método o del compuesto quimico Clorito de sodio y de sus propiedades químicas este no es lugar porque aquí, se van a bloquear los mensajes que no les gusta a ustedes. Asi que calladita te ves mas bonita!!!

      • yomera

        Señor Placeres un verdadero profesional o científico sustenta sus palabras con hechos científicos comprobables no como usted lo hace con una base de datos de Excel altamente falseable de sus supuestas curas o recuperaciones, aparte con porte no como usted que siempre contesta de forma vulgar, usted esta operando fuera de la ley ya que el MMS no esta sustentado por ninguna organización y si yo se bien que este no es su gallinero como usted vulgarmente dice, ya que usted ha hablado mal con anterioridad contra Daniel Comin, no me sorprende que este aca usted viendo que aprende ya que no tiene ni pizca de honorabilidad, si ha llegado hablar mal de Daniel Comin usted que hace aca?, ahora bien, eso que no cobra esta en veremos por que usted pide que le donen voluntariamente 400 dólares, en sus videos por YouTube lo dice, que alguien le quiso donar voluntariamente y a usted le parece bien, si el chistesito del MMS le sale mal le hecha la culpa a la madre de que no siguió los pasos y usted se deslinda y la bloquea. Lamento no poder ponerme a su nivel de vulgaridad pero no es mi estilo, usted es una ofensa, burla y peligro para la comunidad TEA.

      • Gregorio J Placeres

        Para su información el Sr. Daniel Cumin es miembro del grupo de autismo que yo presido en Facebook. No participa pero escucha todo lo que se comenta públicamente allí. El que el y yo tengamos ideas diferentes de ver el autismo no representa que estemos enemistados. Yo no estoy aquí para aprender del autismo porque yo no tengo un hijo con autismo que curar. Y yo no vivo del autismo y tampoco le pido a nadie que haga donaciones. Usted esta nuevamente provocandome y publicando información falsa. LOS 76 NIÑOS RECUPERADOS EXISTEN, TIENEN NOMBRE Y APELLIDO no son FALSOS y SUS padres SON REALES. A nadie se le debe negar un regalo. Es falta de educación. Si usted no le a pedido nada y sale de su corazón hacer un gesto de gratitud hacia mi persona, seria una bajeza de mi parte rechazarlo. El que mis datos estén en una aplicación de excel no le resta valor. Y estan acumuladose para sustentar efecto. Y para poder evidenciar cuando personas como usted quiere ofender a este servidor. Si te molesta mi presencia pasa la pagina y callate. Nuevamente este no es el lugar. Mi comentario no hizo mención de mi método y mucho menos se lo promocione a la gente para que lo usara. No veo porque usted saca todo su veneno en contra mía. Ya le dije donde es el lugar para que se exprese y diga todo lo que siente, allí si va tener mas exposición publica. Sea HONESTA DIGA SU NOMBRE DE PILA a ver si los FARSANTES salen a luz.

      • yomera

        Ah por cierto, el que es buen gallo en cualquier gallinero canta.

      • yomera

        Se equivoca no es veneno, es la verdad, el hecho de que a usted le duela eso es diferente y el hecho de que tenga a Daniel Comin en sus contactos no dice que usted no haya hablado mal de el, y si en el video sale donde usted admite que toma el dinero, si le sale mal se deslinda.

    • Ignacio pantoja
      Ignacio pantoja

      Como autista me ofende usted diciendome “que me va a curar” ¿de qué me quiere curar usted?, curese usted de su estupidez y de su mala educación y déjeme mi vida de autista tranquila

      Responder
      • Gregorio J Placeres

        “usted diciendome “que me va a curar” ” Ignacio mi comentario hacia ti como persona fue de felicitación y no de ofensa. Siento mucho que pongas palabras que yo no he dicho hacia tu persona. En ningún momento te invite o te sugerí algo. Si estas creando un problema te lo inventaste tu. Y las personas que leen tu escrito se van a sentir bien ofendidos de que tu como el creador de este escrito se este expresando de esa forma. Porque todos saben que yo en ningun momento me he dirigido a ti como blanco de ataque. Si mi forma de ver el problema es diferente al que tu tienes esa no es la forma de hablar.

      • yomera

        Usted hace lo mismo señor placeres, en su comunidad atacan ferozmente a quien le hace algún cuestionamiento acerca de su método, por que esperar lo contrario a cambio, aparte un mercenario de la salud como usted no merece respeto sino tiene respeto por la vida de los nenes con autismo.

      • yomera

        Y usted comenzó diciendo que me callara y cosas vulgares señor Placeres, es mas que bien sabido su mala praxis que aparte ni médico es.

    • Ana Vazques Verdejo

      Mire usted, yo no dudo que sea químico, o cualquier otra cosa que usted afirme, pero de lo que no sabe nada es de vacunas, y presumo que de autismo tampoco, y en base a las cosas que dice, presumo que de bioquímica/salud/medicina/farmacia/infectología/… tampoco.
      Las vacunas NO contienen metales pesados. Aquí le dejo la ficha técnica de una triple vírica
      cima.aemps.es/cima/dochtml/ft/62314/FT_62314.html
      creo que si usted busca en la base de datos de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios las composiciones de las vacunas usadas en pediatría se llevará un disgusto, no se usan metales pesados, pero si busca en otros países, verá que tampoco se usan.
      Presumo que también desconoce el hecho de que el autismo afecta igualmente entre población vacunada o no vacunada. Y también presumo que desconoce los estudios sobre neuroimagen y autismo, o sobre el estudio de cerebros, o los resultados genéticos, etc,…
      Entrar a una web que está llena de bioquímicos, epidemiologos, genetistas, biólogos, neurólogos, pediatras, neurocientíficos, farmacéuticos, …, a dar lecciones sobre composición de vacunas y sus efectos, es como una especie de suicidio, ¡así de atrevida es la ignorancia!
      En fin, que después de esto viene que la Tierra es plana, lo de la Luna es falso, etc, etc, …, ¡qué mundo este!
      Y ahora me voy a mi trabajo real, ese donde revisamos la seguridad de las vacunas que reciben los niños en España, preguntaré a mis compañeros qué les parece si añadimos un toque de metales pesados para que este señor pueda tener razón. 😉

      Responder
  8. Eduardo Cabrera

    Eso de que el autismo está causado por las vacunas es un mito muy dañino.

    Responder
    • Gregorio J Placeres

      La verdad duele. Para un químico como yo que sabe como se bate el problema en las farmacéuticas no lo considero un mito si no una realidad a voces que nadie quiere aceptar. Por eso el problema se ha salido de proporción y las estadísticas cada día más altas. El problema no es la vacuna, es la mala práctica del médico en fomentar múltiples vacunas el mismo día olvidando que esa vacuna tiene un preservativo que se incrementa su concentración cada vez que se le pone más de una vacuna el mismo dia. Nadie ha dicho o comentado que la vacuna es el problema, el problema es el médico.

      Responder
  9. marisol martinez

    mi hija de 10 anos tiene autismo y toda esta informacion es realmente de gran importancia para mi ya que estoy en el camino de educarme cada dia y estoy de acuerdo en que no es una enfermedad en mi experiencia al dia a dia con ella aprendo y entiendo aun mas estas palabras .
    muchas gracias por educarme por este medio que tengas una linda tarde.

    Responder
  10. Ignacio pantoja
    Ignacio pantoja

    Aparte de autista soy neuobiólogo y estudiante de farmacia y tengo datos de que el autismo es genético. Deje de ensuciar y de echar su mierda sobre mi colectivo.

    Responder
  11. Carmen Fernández

    El señor Gregorio Placeres tiene tremendo negocio, aunque el siempre dice que no gana un centavo, va de santo, pero luego cuando en sus grupos le llevas la contraria o dices que tu hijo empeora, te borran y banean a toda velocidad.
    Y sí gana dinero con esto, y además, lo que hace es inmoral, pero allá él con su conciencia, cada vez más y más familias que hemos sido engañadas por este señor, estamos dando voz a su estafa.

    Responder
  12. Eduardo Cabrera

    Dióxido de cloro, el peligroso químico que se vende como cura para todo, el MMS (“Solución Mineral Milagrosa”) consiste en dióxido de cloro al 28% y agua destilada, con un activador, ácido clorhídrico o cítrico, disuelto al 4% o al 35%, respectivamente y se vende a partir de unos US$ 40 el frasco de 60 cc.

    Existen advertencias sobre que el “milagroso” producto podría producir efectos adversos graves y además ninguna institución sanitaria lo reconoce como medicamento.

    Mientras tanto ya existe una organización constituída como iglesia, la “Iglesia Génesis II de Cura y Sanación”, presente en varios países, que promueve el uso del dióxido de cloro, forma a personas para que lo sigan impulsando a los que llama pastores y ha definido una suerte de protocolos de uso del producto.

    Tomando como valores, 1Kg. de clorito de sodio € 100.-, 1L. ácido clorhídrico € 1,50 y 1Kg. de ácído Citrico € 5.-, el costo de cada frasco de 60 cc. de producto “milagroso” sería, utilizando ácido clorhídrico € 4,70 y utilizando ácido cítrico € 5.-, con lo cual el frasquito de 60 cc. arroja una ganancia de alrededor del 85% lo que lo convierte en un negocio redondo.

    Responder
    • Gregorio J Placeres

      Si todo eso es cierto para la gente de Jim Humble. Pero este químico ni lo produce , ni lo vende, al contrario presenta imágenes del producto mal echo para que la gente no lo compre ni lo use por estar mal echo y de muy baja calidad. Por eso se creo la pagina de facebook para decirle a la gente el riesgo cuando se consume un producto mal echo. Nuevamente no investigas y hablas de lo que yo no uso. Y estas trayendo un tema en este escrito que no tiene nada que ver con este tema, que ustedes an comenzado en publicar por yo escribir un mensaje de felicitación. Honradamente no veo la razón de la descarga. Cual es la insistencia de ustedes traer al ruedo un tema que yo no he traído a colación. Mi problema contigo fue que tu dijiste que las “Vacunas era un MITO” que tiene que ver eso con Clorito de Sodio que es el químico que yo uso no DIOXIDO DE CLORO. Alguien me puede explicar cual es la falta cometida en FELICITAR al autor de este escrito.

      Responder
      • yomera

        Por que usted dice que la culpa del autismo son las vacunas en su grupo y que usted hace con su método una extracción de esos metales, quiere juntar una cosa con otra y eso es antiético y peligroso.

  13. Julieta Ax

    Wow!! Creo que cualquier autista que piensa con lógica, aunque no haya ido a ninguna universidad entiende muy bien que autismo no tiene cura y que en la mayoría de los casos es genético. Y aunque no tengo titulos como ustedes, yo conozco muchísimos autistas y de todos que conozco un 99% tiene su papá autista también. Así que cómo se podría explicar esto si fuera culpa de las vacunas? A que pequeño porcentaje esto aplicaría? No tiene ningún sentido! He conocido a autistas que según dicen ‘dejaron de tener autismo’ y son exactamente como yo: autistas! Puede ser que algunos que no hablaban empezaron a hablar pero eso no quiere decir que fueron curados. Siguen con TEA!

    Responder
  14. Eduardo Cabrera

    Placeres, si le he salido al cruce es porque Ud. ha entrado acá a bajar línea. Tras unas felicitaciones formales e hipócritas a escrito:

    “El autismo que es causado por la acción inadecuada de una práctica generalizada por los medicos pediatricos que sin medir ponen múltiples vacunas el mismo día provocando una intoxicación de metales pesados. Estos metales bloquean el sistema central y ahí es donde se genera el autismo que es recuperable. El autismo que se genera por daños al cerebro mientras el niño está en gestación es un porcentaje mínimo comparado con el Autismo provocado por la mala práctica del médico que aplica la experiencia con otros funciona en todos.”

    Como ya le han explicado, las vacunas actualmente no contienen metales pesados. Cierto es que alguna vez los contuvieron, pero fíjese qué cosa: los casos de autismo siguieron ocurriendo luego de que las vacunas dejaran de contener mercurio.

    También le han explicado que en muchos casos los padres de autistas son ellos mismos autistas, y en muchísimos más casos, uno o ambos padres poseen rasgos autistas. De lo que se deduce que la “explicación genética” es bastante firme aunque aún quede por demostrarse si es la única y excluyente. De lo que puede Ud. estar seguro es de que su “clorito” tal vez sirva para quitar hongos de las uñas pero no para “quitar” el autismo.

    Responder
  15. Anónimo

    Según la OMS: «La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades». www.who.int/suggestions/faq/es/
    El desarrollar o no la enfermedad (sí, es una enfermedad. Los síndromes también son enfermedades. Pero ojo, no por esto hay que meter en una jaula y denigrar a la gente que lo padezca, esto que quede claro) depende básicamente del componente genético y normalmente se necesita tener más de una mutación en genes importantes para el correcto funcionamiento del organismo. Por ejemplo, recientemente se ha hallado que paciente autistas presentaban niveles excesivamente bajos de aminoácidos ramificados porque una determinada mutación inducía el hipercatabolismo de los mismos. Estos aminoácidos son esenciales para el correcto funcionamiento del SNC y por tanto se han buscado terapias que aumenten sus niveles en suero y líquido cefalorraquídeo, aunque aún no han llegado a las pruebas en humanos.
    Ergo, algo falla. No es que sea un polimorfismo que haga que uno sea moreno y otro rubio. Eso es la diversidad. Tener autismo o Down no es diversidad. Es un fallo (mutación) que genera problemas diversos.

    Responder
    • Eduardo Cabrera

      Los conceptos no son siempre totalmente taxativos. Lo que decimos cuando decimos que el autismo no es una enfermedad, no es que el autista tenga “un estado de completo bienestar físico, mental y social”, sino que no está en un estado que pueda resolverse mediante, por ejemplo, remedios o un cambio en la dieta. Es en ese sentido que decimos que el autismo no es una enfermedad. Ni hablar que tampoco los neurotípicos viven de continuo en un “completo bienestar físico y mental”, y sin embargo no decimos que están consuetudinariamente enfermos.
      Es decir, la definición de la OMS no debe tomarse en forma taxativa.
      Cuando decimos que alguien está enfermo suponemos que se encuentra en una situación de desbalance o invadido por agentes patógenos, desbalance o agentes patógenos pasibles de ser restituido, el primero, o combatidos, los segundos.
      El autista no está desbalanceado ni invadido por agentes patógenos. O cuando lo está, está enfermo, como cualquier otro mortal.
      Nada de esto significa que el autista no requiera ayuda… como también requieren ayuda los neurotípicos, aunque la ayuda que necesita el autista tenga sus particularidades.
      Bueno, esta es mi modesta opinión. Saludos.

      Responder
    • Hesselman RMT

      Excelente comentario, anónimo. Es cierto en lo que dice, en mi caso recientemente me han practicado unos análisis genéticos y tengo variantes para un total de 3 enfermedades monogénicas, una de ellas, (que es en la que han puesto más énfasis) es que tengo un bloqueo en la oxidación de ácidos grasos de cadena corta. Entre otras cosas también lo que sucede con más con más frecuencia de lo que parece en las persona que tenemos TEA, que es un metabolismo muy pobre de la mayoría de medicamentos, de esto ya se hablaba hace diez años aunque dicha prueba era muy cara y no estaba muy pulida. Siempre se opta por lo que se llama una “conceptualización basada en los déficits” que no es ni positivo ni negativo pero se hace sin criterio, y luego pasa lo que pasa: se trata de mantener con vida a Kanner y como respuesta salen otras conceptualizaciones que pretenden ser alternativas a la psiquiatrización pero que muchas veces son precipitadas y fuera de cualquier control. De ahí que sea tan importante la investigación en proteinas, oxidación, mitocrondria, etc, sino podríamos seguir así in eternum hacia 1 de cada 68, y esto es un terreno peligroso porque en pocos años habrá otra generación de TEA que se volverá adulta.

      Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: