Anuncios
Print Friendly, PDF & Email

Desde la aparición de las nuevas tecnologías de la información tenemos acceso a miles y millones de páginas web. Muchas veces achacamos nuestros problemas del día a día con una explicación diagnóstica (me cuesta acercarme a la gente, posiblemente tenga autismo; me lavo continuamente las manos, lo más probable es que se trate de un Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) de la higiene), por lo que acudimos a webs médicas o bien a la propia enciclopedia Wikipedia en busca de una solución a ese problema, y en ocasiones con el propósito de tener nuestro propio “autodiagnóstico”.

Pongamos el caso de un chico que es realmente apasionado de la informática hasta tal punto de que se vuelca en ella y a poco más en su tiempo libre. Va un colega suyo y le dice que lo más probable es que se trate de un Síndrome de Asperger. El chico pues, empieza a planteárselo seriamente y decide acudir a la Wikipedia y poner en el buscador “Síndrome de Asperger”. Lee un poco por encima las características de éste y se percata de que hay cosas que coinciden … ¡era Asperger claramente!

¡Es un descomunal error pensar que se tiene una condición neurobiológica con tan solo haber leído en la Wikipedia acerca de ello! Primero porque en la web hay muchas personas que editan las páginas libremente, y no todas poseen la suficiente información sobre el tema, por lo tanto, no es verídico. Lo mejor que se puede hacer en estos casos de duda acerca de un diagnóstico clínico es acudir a un profesional. Hay muchas asociaciones de autismo en cada Comunidad Autónoma, por lo tanto, si se quiere salir de dudas, lo más recomendable es fiarse de un experto en la materia y de pruebas sustentadas científicamente.

El autodiagnóstico parece ser una epidemia en las comunidades virtuales, y ojo que el autor de dicho post no está atacando de forma negativa a aquellas personas que acuden a ello ni mucho menos, pero sí resaltar la gran cantidad de personas que últimamente se autodiagnostican e incluso afirman abiertamente tener un trastorno del espectro del autismo sin tener un diagnóstico realizado por un profesional cualificado.



No puedes decir que eres X sin haber pasado por una fase de evaluación diagnóstica. Porque igual luego resulta que no. Entonces, todos esos hilos publicados en foros de Internet o en blogs hablando sobre tu supuesto autismo, ¿dónde quedan?

San Google -hasta donde llego- no posee 6 años de medicina acompañados de másteres, ni el graduado en psicología, ni una especialización en diagnóstico, …, No puedes mirar por encima del hombro a personas realmente diagnosticadas y que viven el autismo de primera mano. Por eso el autodiagnóstico es poco fiable si no tienes de referencia a un profesional que te esté evaluando.

Uno de los peligros que vemos hoy en día, es la cantidad de gente que se arroga estar en el espectro del autismo sin realmente tener un diagnóstico, es más, hay mucha gente que entra en otros desórdenes de tipo psiquiátrico y que dicen tener autismo. Esto es muy peligroso, ya que están dejando una imagen falsa de las personas con autismo, lanzan discursos supremacistas y de odio hacia el mundo en general, pensamiento que -curiosamente- no suele encajar demasiado en las personas que tienen Asperger.

Vemos perfiles que -y siempre en base a sus textos o vídeos- encajan más en perfiles de psicopatías, pero que se sienten más cómodos en el espectro del autismo, sobre todo por el efecto victimizador que generan, y se comportan realmente como gente muy tóxica.

«Hay que cuidarse de las Víctimas, son muy peligrosas. Alguien que se queja de lo malo que fueron con ella (él), está buscando un aliado, no está buscando arreglar su situación. Una víctima nos arrastra a su estado. Hace que todos sean culpables. Todos los que no se “solidarizan” con su estado son “malos”. Una víctima es muy peligrosa; daña a todos».  Bert Helling

Hay que reafirmar que la conducta social de la persona con autismo puede ser “distinta” pero jamás con tintes malvados o supremacistas, sino desde una visión de necesidad de aceptación y comprensión. Y hay que dejar claro que la comunidad de personas con autismo son buenas personas que tienen las mismas necesidades que cualquier otro. Y por tanto, quienes enarbolan esa especie de cruzada de “Soy Autista” y soy mejor que tú, odio a todo el mundo porque el mundo me odia, son gente tóxica que han fagocitado la causa del autismo en su propio beneficio o para ocultar otros trastornos que no están bien vistos socialmente, es mejor ser autista que sociópata, ya que por lo menos nosotros no tenemos un odio interno tan grande hacia la sociedad, sino que más bien queremos cambiarla a mejor aportando nuestro granito de arena.

ACERCA DE LA AUTORA:

Ana Peña – Facebook

Estudiante de Psicología y chica Asperger. Escribiendo para concienciar a las almas y enseñar lo que puede hacer un cerebro divergente.


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
SI te gusta nuestro contendido no uses bloqueador de publicidad


Anuncios

2 Respuestas

  1. Andrea

    esto le va a sentar muy mal a muchas personas que yo conozco que dicen que son autistas pero en realidad no lo son y creo que estan locas porque en realidad son psicopatas y me alegro mucho que alguien escriba esto muchas gracias

A %d blogueros les gusta esto: