Anuncios
Print Friendly, PDF & Email

Muchas familias hacen todo lo posible para evitar o parar las estereotipias de sus hijos. Ya sean aleteos de manos, saltos, balanceos,…, y una de las preguntas recurrentes es ¿Qué debo hacer para eliminar las estereotipias de mi hijo? Aunque quizá la pregunta a formularse sería otra ¿Por qué mi hijo hace esto?

Pero ¿qué son exactamente las estereotipias?

Según Sambraus(1) se puede definir una estereotipia como un modelo o patrón fijo, en una conducta que se produce de una forma determinada, con connotaciones de anormalidad y que siempre cumple tres características:

  1. El modelo o patrón conductual que se produce siempre es morfológicamente idéntico.
  2. Se repite constantemente de la misma forma.
  3. La actividad conductual producida no va dirigida a ningún objetivo

Y en autismo encontraremos un larga lista de conductas repetitivas, desde las antes comentadas de aleteos de manos, saltos, balanceos a mirarse la mano o tocarse el pelo o taparse las orejas aunque no haya ruido, el golpearse de forma ritual, canturreos acompañados de movimientos rítmicos,…., en fin, una gran diversidad.

No vamos a entrar en detalle en la descripción de las estereotipias y sus modalidades, pero en la bibliografía (al final del artículo), disponen de dos trabajos interesantes, en español y de acceso libre, Fisiopatogenia de las estereotipias y su relación con los trastornos generalizados del desarrollo (2) y Trastornos motores en los trastornos del neurodesarrollo.Tics y estereotipias(3), en ambos artículos tienen una completa descripción de los tipos de estereotipias y tics y aspectos de neurobiología relacionados. No obstante, es conveniente no confundir tics con estereotipias. Y hay que ser consciente de que el consumo de antipsicóticos puede hacer aparecer -como un efecto secundario no deseado- tics, en caso de que su hijo consuma un fármaco antipsicótico y su hijo empiece a mostrar tics, acuda urgentemente a su médico.

Aunque algunos autores afirman que las estereotipias son de por vida, cada día que pasa vemos como esta afirmación pierde fuerza, vemos como a medida que los niños crecen pueden ir perdiendo total o parcialmente estas estereotipias o stimming, como se las conoce en inglés. Pero también podrá darse la situación contraria, es decir, que en vez de desaparecer aumenten en frecuencia e intensidad y/o en variedad.

Pero, ¿por qué el niño tiene estereotipias?

Hay varios aspectos, por una parte aspectos puramente sensoriales, como por ejemplo:

  • Ante una sobreestimulación, el llevar a cabo una estereotipia ayuda al niño a regular esa sobrestimulación de tipo puramente sensorial. De forma que no llegue al punto de la saturación.
  • Por lo contrario, es decir, por hipoestimulación, de forma que la estereotipia le ayuda al niño a regular u obtener la respuesta sensorial que busca.
  • Otra está relacionada con el dolor, el niño se golpea repetidamente (cabeza, cuerpo, piernas,…), como una forma de reducir la sensación de dolor. Se cree que esta autoagresión provoca la liberación de betaendorfinas en el cuerpo, que ocasiona una sensación de anestesia o placer, y por tanto de regulación del dolor.

También se las relaciona con aspectos emocionales, ante una alegría intensa o una situación que provoque excitación en el niño, muchos de ellos dan saltitos mientras aletean con sus manos (por ej.), o justo con lo contrario, con emociones negativas, estas pueden también conducir a estimulaciones acompañadas de autoagresiones (sin que tengan nada que ver con lo que comentamos previamente sobre la regulación del dolor). También las usan como una forma de auto-regulación emocional, como el bebé que se chupa el pulgar y se calma.

También se suele relacionar el caminar de puntillas con una estereotipia, y aquí nuevamente iríamos a los aspectos puramente sensoriales. Sobre este particular de caminar de puntillas hablamos ya en el artículo Disfunción visual en el Autismo. Kris Elizabeth, que tiene autismo de alto funcionamiento, define la necesidad de caminar de puntillas como “Una mayor sensación de sentir tu cuerpo y saber dónde está en el espacio, que ayuda a equilibrar la sensación de que no vamos a volcar”, su explicación parece apoyar tanto la teoría de la alteración en el proceso propioceptivo y el vestibular. Esta forma de caminar de puntillas, forzando la postura, parece generar un mayor nivel de estímulos a nivel propioceptivo que generan una sensación agradable, como podría ser el caminar sobre arena.

Y también habrán casos donde existirán estereotipias que finalmente tenga una base conductual, aunque quizá el origen no lo fuese.

Entonces, ¿son buenas o malas?

estereotipiaRealmente las estereotipias pueden jugar en contra del desarrollo del niño, interactúan de forma negativa en las situaciones sociales, interfieren en procesos de aprendizaje, generan una sensación inadecuada de los estímulos y pueden conducir a autoagresiones continuadas. Pero también pueden servirnos como un indicador en niños preverbales, ya que nos puede alertar de que algo no va bien a nivel físico por ejemplo, un dolor determinado o un malestar. Aunque si un niño preverbal dispone de algún sistema de comunicación, este indicador vía estereotipia no es útil más que como una vía de afianzar lo que el niño comunica.



Hay momentos también donde se combina una estereotipia con un ensimismamiento, donde el niño por ejemplo toma un cordel o un pañuelo y lo agita mientras lo observa. A veces es una reacción de protección ante una situación no agradable para el niño. Obviamente va en su contra, ya que no usa herramientas funcionales para evitar ese tipo de situaciones o para comunicar adecuadamente qué le produce desagrado.

¿Cómo reducir las estereotipias?

Es importante tomar en consideración algunos aspectos. Por ejemplo, si un niño aletea y da grititos ante una situación de excitación, el hecho de pararle las manos o reñirle, quizá no sea una buena idea. Podemos crear una situación indeseable, no en ese momento, pero si en un futuro. Si le evitamos esa regulación, acabará buscando otras vías (y por tanto aparecer otras estereotipias que antes no tenía), o desembocar en estados de frustración o enfado, que tampoco es algo deseable.

Será por tanto mejor buscar qué provoca la estereotipia y o bien extinguir el origen o bien dar al niño otras herramientas para gestionar esos momentos.

Es importante tener un buen control sobre la salud del niño. Si le duele algo, si tiene algún tipo de malestar. A veces esto puede resultar difícil, pero no imposible. Miren oídos, boca, garganta, verifiquen si está estreñido o tiene diarrea,…, es habitual que niños con problemas de alimentación presenten problemas asociados.

Realizar una evaluación sensorial en profundidad. Normalmente son Terapeutas Ocupacionales con una especialidad en integración sensorial quienes tiene la capacitación necesaria. Una buena evaluación a nivel sensorial nos dará pautas para trabajar en pro de resolver esos problemas, y una vez regulados, la probabilidad de que las estereotipias asociadas desaparezcan o se disminuyan fuertemente es muy alta.

Actividad física. Es muy importante el realizar una actividad física, no vamos a explicar lo importante que esto es para la salud, pero en lo relativo a las estereotipias, también ayudará a regularlas.

Formar parte de la estereotipia y desviarla a otra acción. Es decir, interactuar con el niño en el momento que ésta se produce. Seguimos dando una respuesta regulatoria al niño pero orientada a una interacción social por ejemplo. El juego es muy útil en estos casos. Los niños con autismo en muchos casos perciben el entorno a través de las sensaciones y las acciones asociadas, si vamos interactuando de forma adecuada, una estereotipia nada funcional acabará convirtiéndose en una acción social, por ejemplo. Si lo hacemos bien puede ser muy estimulante para el niño y una gran vía para convertir esos momentos en una necesidad de interacción y no de aislamiento o ensimismamiento. Podemos usar técnicas de floortime por ejemplo.

Es importante también saber qué cosas o situaciones le pueden producir un mayor nivel de excitación que conduzcan al niño a la aparición de estereotipias. Conocerlas es básico y nos pueden servir como aliadas. Algunas personas piensan que lo mejor es evitarlas, pero al final, de una forma u otra y en algún momento de la vida de la personas, estas situaciones se pueden repetir, así que es mejor enseñarle a afrontarlas que a evitarlas.

Algunos profesionales también recomiendan reservar momentos dedicados a tener estereotipias, a mi no es algo que me convenza, ya que en realidad la estereotipia es una respuesta a algo, fortalecerla aunque sea en momentos determinados no ayuda a su extinción o sustitución. Creo que es mejor que sencillamente trabajemos para que éstas se reduzcan de forma paulatina y sean sustituidas por otras acciones más útiles. En el fondo, casi todos tenemos alguna estereotipia, por ejemplo la gente que se enrolla el cabello cuando está nerviosa, o los que mueven la pierna, o los que canturrean, o los que dan golpecitos con el lápiz, es decir, todos tenemos alguna estereotipia, pero a nadie se le ocurre decirnos, puedes ponerte nervioso y golpear con el lápiz la mesa los martes y los jueves de 5 a 6. Sencillamente en un momento no previsto algo sucederá y daremos golpecitos con el lápiz a la mesa. Eso no es grave, lo grave es hacerlo de forma sistemática todo el día.

Trampolin tipo bungee

Trampolin tipo bungee

Algunas cosas que hemos observado en niños con muchas estereotipias y con muchos problemas sensoriales es que tras una sesión intensa de estímulos sensoriales y que además sean divertidos, las estereotipias desaparecen por completo. Por ejemplo, en los trampolines tipo bungee (ver foto) las sensaciones que el niño percibe son muy intensas, y cuando bajan tras un buen rato de sube y baja y muchas risas, están absolutamente relajados, o con las camas elásticas, o incluso en sesiones de piscina. Algunos terapeutas ocupacionales cuentan que algunos de sus niños, tras una sesión sensorial de una hora, acaban absolutamente rendidos. Bien, pues es una forma interesante también de trabajar además de ser muy divertido y estimulante.

No desaparecen en un día, pero el proceso puede ser muy bueno en lo que a aspectos sensoriales. También podemos aprovechar para reforzar la comunicación con el niño y mejorar el aspecto de peticiones y deseos. Sobre todo, paciencia, creatividad, y confianza en que el niño es capaz. Esa es una de las grandes claves.

Bibliografía:

  1. Sambraus H.H. Stereotypies. In Fraser AF, ed. Ethology of farm animals. Amsterdam: Elsevier; 1985.
  2. Muñoz-Yunta JA , Palau-Baduell M, Díaz F, Aznar G, Veizaga JG, Valls-Santasusana A, Salvadó-Salvadó B, Maldonado A. Fisiopatogenia de las estereotipias y su relación con los trastornos generalizados del desarrollo. Rev Neurol 2005;41 (Supl. 1):S139-S147
  3. Eirís-Puñal J. Trastornos motores en los trastornos del neurodesarrollo.Tics y estereotipias. Rev Neurol2014; 58 (Supl 1): S77-82
  4. Karen Wang. The Cause of Stimming: What’s your stim? Friendship Circle (2012)

La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
SI te gusta nuestro contendido no uses bloqueador de publicidad


Anuncios

Sobre El Autor

Daniel Comín
Director de la Fundación Autismo Diario

Director y Editor de Autismo Diario y responsable de supervisión de artículos científicos. Especializado en sistemas de desarrollo y economía sostenible. Co-autor del proyecto de formación técnica y reinserción social de África Central para United Nations Development Programme (ONU). Coordinador del proyecto de salud pública para tribus nativas de Norteamérica. Ha impartido formación, conferencias y talleres sobre autismo de forma ininterrumpida en los últimos años en 6 países. Ha impartido clases magistrales en la Universidad de los Andes (Colombia), ha dado programas formativos especializados en la Facultad de Ciencias de la Educación de la PUCE (Ecuador) y profesor externo de la Facultad de Medicina San Carlos (Guatemala), entre otras múltiples actividades. Supervisor de los programas de investigación de la Fundación Autismo Diario. Director Ejecutivo del Centro Iberoamericano de Referencia para la Atención de Desórdenes del Neurodesarrollo (CIRADEN) Miembro de AETAPI - Asociación Española de Profesionales del Autismo. Padre de un adolescente con autismo. @danielcomin en Twitter

22 Respuestas

  1. David

    Mi hijo fué diagnosticado con TGD a la edad 2 años y nueve meses, presentaba una amplia gama de estereotípias como alinear juguetes, dar vueltas a la mesa sin sentido, aleteo de brazos, mira de lado (muy de lado), alguno más. Lo primero que hicimos fué eliminar de su dieta el gluten y la caseína, y a día de hoy, diez meses después puedo decir que todos estos comportamientos han desaparecido.
    Actulamente estamos trabajando el tema de la comunicación ya que habla muy poquito (máximo frases de 5 palabras) aunque imita mucho el habla de los demàs (ecolalia).
    Animo!

  2. mariano almudevar

    El diagnóstico diferencial de estereotipias, tics (tourettes) y disquinesias neurolepticas no es facil y creo que hay algún estudio por allí que prueba esto. Las estereotipias es algo que en general hay que respectar dentro de ciertos límites, pues tienen varias funciones reguladoras estimuladoras etc. Los motivos de los afectados no son muy diferentes de los normales, y la repetición es parte del kit necesario para vivir, lo que pasa que nuestras repeticiones están insertas en tramas culturales y pragmáticas y no sobresalen. Lorenz cree que los rituales son innatos, matrices congenitas que adquieren sus objetivos, sexuakles, territoriales y agresivos de manera secundaria aunque inevitable: evolucionaron con esos y no otros propósitos. Los rituales no son algo separado de las estereotipias son formas más elaboradas de ellas con las que el afectado ordena el mundo y su ser en él.
    Es fundamental el diagnóstico diferencial pues una disquinesia puede confundirse con una estereotipia y subir aun más las dosis de antipsicóticos y poco a poco llevar a desastres. No hay tratamiento medico para las estereotipias o para los rituales pero los tics (tourettes, son algo que no tiene nada que ver con el autismo) pueden mejorar con antipsicóticos, mientras que causan disquinesias en una prevalencia a sumar de 4% por año!!! además de causar otras enfermedades.. Las obsesiones no deben confundirse con las tas conductas estereotipadas o los rituales de los afectados de autismo por razones similares. Las obsesiones de los TOC son densamente semánticas lo contrari9o de las conductas riruales del autismo. La psiquiatría tic-a-box lleva a la co-morbilidad y a una epidemia de desastres incluso mortales,

    Gracias por la version española de “floortime” que así podré pasar a algun asociado. Nosotros usamos Lovaas y sonrise (entonces Options) El primero no mejoró nada y nos causo problemas generales. El segundo tampoco mejoró los aspectos cognitivos pero nos ayudó a mantener la relación en momentos difíciles, cuando nuestro hijo había entrado en regresión. La importancia de que el afectado guíe el trabajo no se puede infraestimar. Por razones que no entendemos bien la necesidad de controlar las interacciones parece vital, es como si no controlara el caos el abismo amenaza. Y esto afecta entre otras cosas, la reciprocidad, capacidad de aprendizaje, juego, autonomía etc. El autismo en una autonomía en el vacío. Creo que por eso veo en floortime (excepto lo del círculo cuyo propósito no comprendo) bastantes cosas útiles y no solo para niños.

    • Daniel Comin
      Daniel Comin

      Ojo también al sobre-diagnóstico de toc en tea. En muchos casos el origen son estados de ansiedad, y requieren de cierto maquillaje neurológico vestido de obsesión. Esto es en ocasiones más complejo de lo que parece. A veces los árboles no nos dejan ver el bosque, y es el entorno lo que condiciona las conductas. Como para luego atizarle un modelo conductista para resolver algo generado por el ambiente, y cuando eso no funcion, pues pastillazo. En fin….

  3. Vivia Ivone Tovar Pinto

    Los métodos conductuales con estrategias de aprendizaje mediante la ludica y la recreacion han sido mis mejores herramientas, el amor, la persistencia, la paciencia, el autocontrol, la estimulación ha ser un ganador, con creatividad, juego de roles, acompañamiento, socialización como una escalera, pisando un peldaño a la vez para llegar a la meta, no es fácil pero se necesita del compromiso permanente, analizar, realizar, evaluar y continuar. Son tantas las estrategias y los logros pero todo depende del interés y el compromiso en hacer de nuestros hijos personas capaces, independientes, respetuosas y felices.

  4. Nerea

    Un artículo muy bueno y completo. Me gustaría solo añadir que yo lo he visto trabajar muy bien además de con integración sensorial y floor time con psicomotricidad terapéutica.

  5. TEA | Pearltrees

    […] – Autismo Diario. ¿Qué debo hacer para eliminar las estereotipias de mi hijo con autismo? Muchas familias hacen todo lo posible para evitar o parar las estereotipias de sus […]

  6. MARGARITA

    Mi hijo se autolesiono acompañado de cánticos y balanceos desde la primera semana de su nacimiento hasta los 9 años, los tres primeros años fue muy intenso cuando se ponía nervioso, le dolía algo y las noches, esas eran terribles, la actividad física intensa disminuyo esos estimulos durante el día, seguían quedando las noches, se agitaba, se golpeaba la cabeza contra la pared, a cuatro patas, en continuo balanceo y cánticos, muchas veces sus ojos estaban abiertos mientras dormía. De los 6 a los 9 años fueron disminuyendo cuando le oía en la noche, me levantaba y le preguntaba: ¿ qué te ocurre?, siempre contestaba: “nada”, mientras tanto le daba masajes en la espalada y la cabeza y volvía a preguntar ¿Tienes frío? contestaba: sí ,y le tapaba, mientras le decía: tranquilo, descansa, ahora ya estás calentito. Empezó a descansar en horizontal y con cierta placidez hacía los 9 años. luego empezaron los tics y rotaciones de cabeza, pero esa a es otra historia….
    No desesperen, ahora ya es adulto, nadie diría que es asperger a simple vista.

  7. marco tulio gomez salazar

    tenemos una hija de ocho anos ella tiene syndrome de down pero tiene mucha conducta de un autista ella no habla y se agredeya muy fuerte se golpea la cabeza y se golpea con los punos muy fuerte tiene aleteo de manos y se queda viendo sus manos tambien que me aconsejan para la autoagresion ya que aqui en Guatemala estamos muy atrazados .

    • dolmeri

      Hola Marco, yo he leído que es posible que un niño(a) tenga o presente ambos diagnósticos . Pero esto sólo puede ser corroborado por un especialista. Si colocas la frase Sindrome de Down y Autismo en un buscador (yo use google) aparece mucha información al respecto. Pero siempre debes consultar a un especialista ya que son los indicados para dar el diagnóstico preciso y te orientarán como proceder. Saludos

  8. dolmeri

    Muy buen artículo. Estoy de acuerdo en todo lo que se ha escrito aquí. El tema de las estereotipias es muy complejo, y como usted comenta todos tenemos una, ya sea que nos guste mecernos en una silla mecedora, una hamaca, dar golpes suaves con los dedos a la mesa cuando estamos nerviosos, mover los pies si estamos sentados o acostados, sacar la lengua, etc; en el caso de nuestros hijos es distinto por la intensidad, la frecuencia, el tipo de esteriotipia e incluso el lugar en donde se presentan estas conductas, este es el verdadero problema. Mi hijo tenía una fijación con los objetos que giran como ventiladores, y si veía una silla con ruedas la volteaba para darle vueltas a las ruedas o solía dar vueltas a las ruedas de los carritos en lugar de jugar con ellos, o giraba en su propio eje con mirada periférica, yo lo que hice fue aplicar el método Sonrise, no se si usted lo conoce, pero a mi me fue excelente, no sólo para disminuir considerablemente esta conducta, sino para muchas otras cosas más, en ese entonces yo no conocía el método floortime, pero cuando leí sobre él, el principio era básicamente el mismo, claro que hay diferencias, pero para lo que yo quería lograr me pareció que ambos métodos eran válidos, así que continué con lo que ya había empezado y me fue excelente, el ahora juega como debe ser, y cuando el busca de girar las ruedas yo lo dejo sólo por un ratico y luego le recuerdo que así no se juega con los carritos y el sigue jugando sin problemas, también, cuando tiene un ventilador cerca lo ve, pero sólo por un instante, es decir, pasó de ser un niño que prefería ver girar objetos o darle vueltas sin sentido a los juguetes, a un niño que prefiere jugar con ellos, todavía siente cierta fascinación por los objetos que giran, pero esto ya no representa un problema como antes, ya que el podía estar sencillamente durante un largo rato, y si me descuidaba podía hacerlo por horas, girando las ruedas de un carrito o una silla, lo que significaba por supuesto un total aislamiento del mundo que tenía alrededor

    • Gabriell

      Gracias muy interesante como puedo investigat acerca de los dos conceptos de los que hablas floortime y sonrise ..
      .son programas o como??gracias

      • dolmeri

        Hola Gabriel, yo busque información en internet colocando simplemente el nombre los métodos en Google. La información está disponible en inglés y en español, aunque el método sonrise aún no lo he conseguido completo en español, pero logré bajar gran parte en scrib y luego lo pasé a Word, si me das tu correo te lo envío con gusto. En cuanto el método floortime nunca lo bajé por lo que comenté antes que me fue bien con el sonrise, pero también se consigue completo en internet. Saludos

  9. Claudia

    Felicitaciones Daniel por sus artículos sobre autismo. Soy una fiel seguidora y también busco divulgarlos para una mayor conscientización de todos sobre esos temas. Un saludo.

  10. Carlos

    Mi opinión al respecto es la siguiente: con las “estereotipias” lo mejor que se puede hacer es ignorarlas en la medida de lo posible a menos que representen un peligro serio. Decirle al niño o adulto con espectro autista “deja de meneate así que pareces enfermo”, “la gente va a decir que tú eres retrasado mental”, etc.; sólo denota ignorancia e insensibilidad por parte de los padres o personas a cargo.

  11. Lleticia Valdespino Echauri.

    Los felicito, es un artículo muy claro,sin entrar mucho en teoría se dan estrategias muy efectivas para distraer las estereotipias, se proporciona una herramienta muy útil para padres y maestros, que seguramente repercutirá en el bienestar de los niños con autismo.
    Estas conductas también las hemos observado en niños con síndrome de Down, sobre todo cuando presentan necesidades educativas especiales severas.

  12. Verónica Andrade

    Mi estimado Daniel, soy una madre de una hermosa niña con autismo (aun no tengo un diagnostico real, creo, porque me la diagnosticaron en un solo dia, pero creo que si, con todo lo que he aprendido), cree una asociacion, y somos lrededor de 30 padres que la conformamos. Necesitamos hacer un buen trabajo en Manabí, Ecuador, estamos en pañales en Ecuador en esto del autismo, debemos empezar con las mismas autoridades, hacer un cambio. Sé que no es algo de la noche a la mañana quizás muera y no haya cambiado mucho las cosas, pero estoy consciente que cada cosa que hagamos es sumar. Quisiera su asesoramiento para poder hacer un cambio. Gracias por toda la información que comparte nos ha servido mucho… Deseo que nos ayude y apoye con sus directrices para empezar un cambio positivo, integrando a todas las personas que necesitan un apoyo especial.
    Nuestra asociacion se denomina UN LUGAR PARA TU SUEÑOS… Mi motor es Nathaly mi hija con autismo, y le hice un mini acrostico, TEAMO
    Trastorno del
    Espectro
    Autista
    Mundo de
    Oportunidades.

  13. marco tulio gomez salazar

    gracias por sus informaciones hoy estube viendo su pagina y me parece muy importante tengo na hija con syndrome de down , pero cuando veo a otros ninos con lo mismo, me habia frustrado pero viendo esta pagina me doy cuenta de que nuetra hija tiene autism ya que todos los sintomas de el aleteo de manos y autoagresion es lo que ella tiene, gracias por su articulo me estare comunicandpo con uds . vivimos en Guatemala en en pueblo o provincial aqui no hay ninguna informacion al respecto

    • Leticia Gómez

      Señor Daniel, muchas gracias por este artículo, pues está excelente… Soy madre de un nene de 7 años con Autismo y le doy toda la razón en lo que usted acá describió… vivo experimentando acciones en cuanto a la conducta de mi hijo se trata, y los cambios son abismales, le cuento que mi hijo nos mantenía con todo nuestra atención encima de él con el tema de las estereotipias, y no era fácil sacarlo de ese tema por ejemplo hacer ruido con todo lo que agarraba dando golpes en las paredes o sobre alguna mesa, golpes suaves pero repetitivos, pan, pan, pan… pero yo me di cuenta que amaba la arena y desde hace mucho tiempo tenia el deseo de crearle un ARENERO en casa para que él pudiera jugar con algo que le gustara, por varios motivos no podía hacerlo uno de ellos era el poco espacio, y un gran día hace poco menos de 20 días se me prendió el bombillo y se me ocurrió la brillante idea de comprarle una piscinita estructural de 1.15m x 1.08 m x 33 cm de profundidad muy pequeña pero suficiente y unas 8 bolsas de arena que equivalen a 16 baldes y la ubiqué en un lugarcito en casa donde le acondicionamos un espacio especialmente para él, con todo lo necesario incluyendo juegos de playa, el día que lo estábamos armando Jousthin no podía esperar a que estuviera pronto para meterse a jugar y esa mágico ARENERO nos cambió la vida para siempre… adiós ruidos en las paredes, adiós hiperactividad, adiós niño rompiendo las caratulas de los libros, adiós niño en penitencia a pensar, adiós todos los males que sufría mi hijo, de la noche a la mañana nuestras vidas cambiaron radicalmente, encontramos un juego que podemos disfrutar los tres juntos, su hermana, él y yo, hemos hecho un despliegue de imaginaron con un lindo y simple arenero y allí mismo aprovecho tanta concentración para trabajar con el niño otras áreas. Descubrí que las estereotipias y la hiperactividad de mi hijo, eran porque no encontraba nada que le resultara interesante. Esta es mi experiencia en cuanto a darles herramientas a nuestros hijos como forma de intercambio por algo que nos les será saludable. Quiero aclarar que lo he apostado todo y sigo trabajando la conducta, negándome al uso de los fármacos de los cuales estoy en total desacuerdo, y cada vez nuestras vidas se vuelven más llevaderas porque Jousthin sigue superando sus fallas que le permiten desenvolverse mejor entre nuestra sociedad.

      • natalia correa

        hola leticia me encanto tu historia y lo que has hecho,me gustaria que me dieras un consejo como hacer para que mi hijo que tambien es autista deje de dar gritillos o morderse las manitos, me dicenque le de farmacos pero yo tampoco estoy de acuerdo con elllo, le e hecho muchas cosas pero nada,si tienes unas ideas te las recibo,las necesito
        gracias

    • pameIa

      queria preguntar si es Ia paroxetina disminuye Ias estereotipias..mi hijo toma este medicamento por su baja autoestima pero yo no quiero que dependa de eI toda Ia vida…

A %d blogueros les gusta esto: