Anuncios

El fracaso escolar y la feminización de la educación

Print Friendly, PDF & Email

Nuria Wells – Cada día se pone un mayor énfasis en los problemas derivados del fracaso escolar, se crean foros y mesas de debates, se hacen cambios aquí y allá en los planes de educación, pero las cifras sobre fracaso escolar siguen aumentando. ¿Quizás existan otros factores que no se están teniendo en cuenta?

Ali Carr-Chellman

Tal y como han podido advertir en nuestro extraño titular, el término feminización ha sido acusado como causa del fracaso. ¿Ustedes se preguntarán si me he vuelto loca? Nada más lejos de la realidad, hoy les voy ha hablar del sistema de medición denominado “100 niñas” y los datos que Ali Carr-Chellman ha recopilado así como su teoría al respecto de lo masculino y lo femenino en la educación.

El grupo de edades sobre el que nos vamos a centrar se encuentra entre los 3 y los 13 años de edad. Este análisis estadístico fue llevado a cabo en los EE.UU. y nos aporta una serie de datos muy interesantes sobre los modelos educativos. Pero veamos algunas cifras:

  • Por cada 100 niñas que sufren fracaso escolar, hay 250 niños en la misma situación.
  • Por cada 100 niñas que han sido expulsadas de su colegio, sus pares masculinos llegan a 350.
  • Por cada 100 niñas que reciben educación especial hay 217 niños.
  • Por cada 100 niñas con algún tipo de discapacidad, hay 276 niños.
  • Por cada 100 niñas que presentan algún tipo de trastorno psicológico hay 324 niños.
  • Los niños tienen 4 veces más probabilidades de ser diagnosticados con TEA/TGD o TDAH.

Las niñas ganan por goleada ¿no creen? Quizás una madre que tenga siete hijas se sentirá orgullosa, pero salvo situaciones muy concretas creo que esto puede ser un síntoma de algo más grande.

Que las niñas y los niños presentan patrones de comportamiento diferentes es algo obvio, a los niños les gustan unas cosas y a las niñas otras. Sin embargo nuestro sistema educativo no contempla estas diferencias, es más, castiga las diferencias. Pretende homogeneizar las conductas, hay unos planes educativos y unos plazos que cumplir, y no se engañen, estos planes no son fáciles cuando tienes 8 o 10 años.

Iré un poco más allá, si ustedes van a cualquier Universidad en España o en los EE.UU., por poner un par de ejemplos, podrán ver una gran presencia de mujeres. De hecho según los datos de las propias Universidades, entre el 60 y el 70% de los alumnos de estas Universidades son mujeres.

Y este panorama tiene un reflejo en el porcentaje de profesores y profesoras. Desde la etapa infantil hasta los 13 años de edad, la práctica totalidad del profesorado son mujeres. Según los datos del Ministerio de Educación, en la etapa de educación infantil el 90% del personal docente son mujeres. En educación especial la cifra es de un 80% de presencia femenina, y en educación ordinaria, este porcentaje baja al 76%.

Es decir, que nuestro hijos tienen muy pocas probabilidades de tener profesores de sexo masculino. La caída de profesores de sexo masculino en las primeras etapas de la educación es espectacular respecto a años pretéritos.

A todo esto debemos sumar el hecho de la maternidad tardía, es raro que una mujer tenga un hijo en España antes de los 30 años. Y más raro todavía que tenga más de dos hijos. Y esto es aplicable también a las profesoras. Ante todo esto se puede presumir que esto es un discurso machista y pasado de moda, pero nada más lejos de mi intención, permítanme que vaya un poco más allá.

Acabamos de ver los datos sobre las grandes diferencias entre niños y niñas, y a continuación les he dado una serie de datos más sobre porcentajes de hombres y mujeres en la docencia. ¿A qué conclusiones llega el proyecto “100 niñas”? Cuando un niño va al jardín de infancia y desea llevarse alguno de sus juguetes, a lo mejor quiere llevarse el fusil lanza bolas de espuma, o su espada de caballero medieval, o su coche blindado de última generación. Bien, olvídense, nunca le dejarán llevar esos juguetes al jardín de infancia, son juguetes violentos y fuera de contexto, hay unas normas que cumplir, les dirán las responsables. Así que su hijo jugará con unos estupendos juegos educativos de fresas amorosas que combinan con las flores de colores. Estos juegos pedagógicos son “lo más de los más” entre las niñas, pero francamente, a un niño le van a aburrir soberanamente.

Y si nuestro niño supera sin mayores problemas la etapa infantil, cuando acceda a la educación primaria va a tener que seguir bajo los mismos cánones. Incluso cuando decida por alguna extraña razón liarse a guantazos con algún compañero de patio, ambos van a ser duramente reprimidos, y posteriormente deberán de hacer las paces y darse dos sonoros besos como buenos amigos.

Además, nuestros hijos deberán de seguir ciertas normas de comportamiento grupal y deberán de asumir determinados roles, en resumen, nuestros niños deberán de comportarse como niñas.

En caso de que nuestro hijo muestre cierta rebeldía o conductas agresivas o desafiantes, nos van a recomendar que nuestro hijo reciba asistencia psicológica urgente.



Pero a esta ecuación debemos de añadirle una nueva incógnita, los videojuegos. Hoy no es normal que los niños salgan a al calle a jugar, bueno, en ambientes rurales esto todavía existe, pero en las ciudades no es más que una entelequia. Por tanto nuestros hijos se quedan en casa al regresar del colegio, y es muy normal la presencia de una vídeo consola o de un computador, que nuestros hijos dominan de forma inquietante. A nuestros hijos les encantan los juegos de acción, de súper-héroes, en suma, juegos muy “movidos”. Mi hijo se inició en los vídeo-juegos con un nada agresivo pack, el mejor de ellos era sin duda la carrera de vaquitas. El juego consiste en batir récords de tiempo recorriendo un camino (siempre igual), saltando vallas y pillando espantapájaros. Que quieren que les diga, lo dominaba a la perfección, hasta que debido a algún error en la logística doméstica un juego de súper-héroes súper agresivos se coló entre mis adorables vaquitas. Bien, desde entonces, las adorables y veloces vaquitas están ganando kilos sin piedad encerradas en el establo. A mi hijo no le interesan las vacas, ni los juegos de tenis ni toda esa batería de juegos destinados a mejorar su coordinación y no sé cuantas cosas más, y se ve enfrascado en increíbles aventuras épicas con un príncipe árabe, o lanzando escudos y dando trompazos a diestro y siniestro.

videojuegoA mi hijo le importan un bledo los juegos educativos, los libros de fresas amorosas y las piezas de madera para construir jardines de flores, sencillamente le parecen absurdos. Es mucho más divertido construir naves espaciales, pintar el espacio exterior, ver vídeos que jamás podría encontrar yo sola sobre aviones y cosas por el estilo. Claro, mi hijo es un niño y le gustan cosas de niños. Exactamente igual que al resto de sus compañeros de colegio.

Y claro, si el rendimiento en el colegio es malo, si la conducta no es la adecuada, el gabinete psicopedagógico posiblemente dirá que uno de los problemas son los vídeo-juegos. Pero el “World of Warcraft”, o “Call of Duty” o el “Prince of Persia” no son culpables de nada, si acaso serán el síntoma de algo. Los juegos no los distancian del mundo, según Ali Carr-Chellman hay tres factores para determinar este distanciamiento: Las posturas de tolerancia cero en las primeras fases de la educación, una excesiva rigidez sobre qué es adecuado y qué no lo es. Por ejemplo cuando el niño ya escribe bien, no puede escribir sobre casi nada que sea de su interés, nada de violencia, juegos, etc. A los niños no les gusta escribir poemas, ni sobre los pajaritos, ni sobre los momentos íntimos de su vida, quieren escribir sobre las patadas que se dieron en el Barça-Madrid, o sobre la película de marcianos donde muere hasta el apuntador o sobre como descuartizo aliens en mi juego. Y su profesora no considera adecuado escribir sobre ese tipo de cuestiones que sí le interesan al niño. Nuevamente ante tal actitud de nuestro hijo nos recomendaran que visitemos a un psicólogo.

Otro punto es la carencia de profesores varones, es muy difícil que nuestro hijo llegue a los 14 o 15 años habiendo tenido profesores varones, ya dijimos al principio que apenas hay. Para los niños en esa etapa, la figura masculina es muy importante, no pretendo decir que las profesoras sean malas, pero por muy buenas que sean, son mujeres, y el niño requiere de ciertos modelos masculinos. En esta sociedad en la que vivimos, los padres ven poco a sus hijos, bueno, las madres también los ven poco, pero nuestro hijo -no debemos olvidar- tiene más horas de contacto directo con sus profesores y profesoras, un mínimo de 5 horas diarias 5 días por semana en su clase del colegio, y estar rodeado de mujeres puede llevarle a pensar que es un lugar diseñado para niñas. Y claro como jugar al fútbol, darse trompazos en el patio o jugar con la consola sí es de chicos, pues prefieren centrarse en esas actividades.

Otro ejemplo es ver como un grupo de profesores abordaran una pelea entre dos niños. Si en esa mesas hay hombres o mujeres que han tenido hijos varones, la conversación dará un giro de 90º a si la comparamos a una mesa donde sólo haya mujeres y que además no hayan tenido hijos varones (evidentemente estos hijos a los que nos referimos en este ejemplo se entiende que ya pasaron de nuestro patrón de edad de 13 años)

Y en tercer lugar está el propio plan de estudios y cómo este ha sido condensado. Si un niño no adquieres las habilidades de lecto-escritura a la velocidad programada, rápidamente los padres serán llamados para hablar de un posible retraso en el desarrollo del niño.

Si le preguntamos a una profesora de primaria, seguramente nos dirá que por cada niña con problemas para seguir el ritmo de la clase, tiene a cuatro o cinco niños con el mismo problema. Básicamente las profesoras deben de cumplir unos planes en unos plazos, tal y como apuntamos previamente, para conseguir estos objetivos tienen que conseguir que los niños estén quietos, sigan las normas, presten atención, administren sus tiempo, estén concentrados,…, en resumen, que se comporten como las niñas. Todo esto es lo que de forma indirecta le piden las maestras a sus alumnos.

Y en parte, los padres también tienen parte de responsabilidad en todo esto, queremos que sean los mejores, los número uno, que lean con un año. En fin, una serie de presiones que de por sí ya son difíciles de conseguir, pero si nuestro hijo además, presenta cualquier cuadro de agitación leve (y si ya hablamos de TDAH, o de niños con Asperger o TEA más difícil todavía) los resultados son desastrosos y el niño se aleja en vez de acercarse.

Y curiosamente hay cierto barniz de malo en los niños que presentan afición por los videojuegos y que disfrutan hablando sin parar de su tema preferido, pero son mal vistos por sus profesoras. Y este es un error, ya que empiezan a ser desplazados de forma imperceptible, incluso por sus propias profesoras que van dedicándoles menos atención y tiempo. Y este hecho consigue que los niños se vayan alejando más y entendiendo que lo de la escuela no va con ellos, no es su lugar.

Bien, este es básicamente el planteamiento de Ali Carr-Chellman, sobre el cual debo decir que estoy prácticamente de acuerdo. Cuando era niña y mis hermanos se peleaban con sus otros compañeros de colegio no solía pasar nada, las típicas reprimendas y al otro día seguían siendo grandes amigos. Todos los niños de mi colegio mostraban sus innumerables heridas como trofeos, si hoy un niño así llegase a una consulta de pediatría, seguro que los padres acababan en la cárcel por maltrato y el niño en un centro de menores. Bueno, quizás esto sea algo exagerado, pero tampoco muy exagerado.

Si creo que existe una dicotomía tremenda en el modelo educativo, no existe un modelo asertivo en la educación, en mi experiencia personal si debo decir que esa feminización a la que Ali alude es cierta. Pero si a esto le añadimos niños con Asperger o Autismo de alto funcionamiento me parece que la cosa se agrava. Estamos ante niños que suelen tener muchos problemas en el colegio, si además les inventamos los problemas, su futuro se torna mucho más oscuro. Y claro, un juego es algo épico, donde hay que afrontar retos heroicos, pero retos que son posibles, vas pasando de nivel y mejorando tus capacidades, y tu misión es salvar el mundo. Y nuestros hijos se sienten bien, pueden hacer desaparecer todas las frustraciones de su vida real frente a la consola, es como una vía de escape. Pero es una vía virtual, no es la vida real y ese sentimiento de que la vida real es terrible, donde me siento fuera de lugar y discriminado los empuja a querer vivir más tiempo enfrascados en sus “realidades virtuales”.

En cualquier caso este es un tema complejo, donde quizás haya muchas verdades. Si Usted tiene una opinión diferente, o ha vivido experiencias parecidas con sus hijos, o sencillamente las has vivido en tu propia piel, participa, deja tus opiniones y ayúdanos a tener un criterio más amplio.


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
Si te gusta nuestro contendido no uses bloqueador de publicidad


Anuncios

29 Respuestas

  1. Daniel Comin
    Daniel Comin

    Yo creo que este artículo, al que yo tildé como el más polémico de Autismo Diario, pone de manifiesto algo que sigue estando ahí. Y es una visión muy diferente de la educación según la visión que uno tenga del mundo y sus experiencias vitales. Creo que lo he leído 10 veces, y cada vez me genera nuevas dudas y reflexiones. Lo curioso es que está basado en un estudio bastante bien documentado, y que cuando te pones a investigar y profundizar más se advera la certeza de los datos, pero, ¿cómo interpretar esos datos? Porque los datos serán objetivos pero las interpretaciones no lo son.

    Con mucha gente que he comentado este artículo me he encontrado con todo tipo de reacciones. Y curiosamente, descubres que hay como grupos muy definidos. Los que están de acuerdo totalmente, lo que están radicalmente en contra y los que no saben bien hacia que lado decantarse, yo me incluyo en el grupo de los que no saben bien qué opinar. De acuerdo con algunas cosas, no de acuerdo con otras. Es decir, esto me suena a asignatura pendiente.

    En resumen, que casi 3 años después no soy capaz de definirme, sigo con opiniones encontradas.

  2. Avatar
    Iolanda

    Lamento mucho leer un artículo como este en una publicación que para mí es una referencia por su rigor. Suscribo totalmente comentarios anteriores sobre lo extremadamente sexista de esta visión pero además me resulta incomprensible que personas que, como yo misma, seguro que han oído más de una vez que a los niños con necesidades especiales hay que atenderlos pero que el resto también tiene sus derechos, que no se puede hacer discriminación positiva porque todos los niños son iguales… que esas personas, que cada día luchan por los derechos de sus hijos a ser tratados diferentes porque sus necesidades son diferentes, cuestionen que a las mujeres nos pasa lo mismo. Que precisamente aquí haya que leer según que cosas sobre las discriminaciones que sufren los hombres y se establezca una dicotomía hombres-mujeres o, peor aún, machismo-feminismo, demuestra lo difícil que nos resulta a todo el mundo generalizar conocimientos porque estoy segura de que sería impensable leer aquí que la lucha por los derechos de las personas con autismo es una cuestión de neurotípicos-autistas.

  3. Barbie y Ken

    […] escribe Barbie y debo decir que me alegro. Hace días que quería escribir algo relacionado con un artículo que me ha llegado sobre la feminización de la escuela y el fracaso […]

  4. Avatar
    Raquel Martínez Macías

    No puedo creer que alguien pueda publicar esto en el tiempo en el que vivimos. Soy maestra de educación infantil y por supuesto trabajo gran cantidad de valores con mis niños y niñas, valores como el respeto, la tolerancia, la igualdad…… ¿ Donde están todos ellos en el modelo de educación que proponen aquí? ¿ Qué pasa con los niños a los que les gusta jugar con muñecas, el color rosa y los cuentos amorosos? ¿ Y con las niñas que juegan con coches , camiones, balones…? Qué fuerte me parece todo esto.
    Ahhhhh además de maestra, soy madre y de un niño, y con esto no se lo que debería plantearme con mi hijo , ya que de momento ( tiene 8 años) nunca le han interesado las pistolas, ni las espadas ni los juegos de cargarse a nadie. En el recreo juega al fútbol, con sus compañeros y compañeras, a veces juega al trompo con sus compañeros y compañeras y otras se les puede ver jugando con muñecos a tod@s. En ninguna ocasión he visto a ninguna niña llorar jugando al futbol, ni a ningún niño llorando jugando con muñecas porque su maestra o maestro le obligue a jugar a una cosa u otra.
    En fin, pensaba que en el tiempo en el que vivimos, se habrían terminado este tipo de pensamientos de juegos de niños y de niñas, colores de niñas y de niños…… somos personas, independientemente del sexo.
    Espero no leer alguna publicación similar a esta, donde alguna madre también se alegre de que su hijo demuestre su hombría maltratando a su novia igual que practicaba de pequeño en sus maravillosos juegos violentos de la consola.
    En mi clase, mis niños y niñas seguirán jugando a lo que les guste.
    Les recomiendo la lectura de algunos cuentos en los que se trabajan estos valores:
    La mitad de Juan, ¿Hay algo mas aburrido que ser una princesa rosa? ,Rosa caramelo.

  5. Avatar
    Sonia

    ME PARECE INDIGNANTE ESTE ARTÍCULO, ASÍ ESTA LA SOCIEDAD QUE VAMOS PARA ATRÁS EN VEZ DE PROGRESAR. Y PARA COLMO, DE TODOS LOS COMENTARIOS SOLO UNO OPINA IGUAL QUE YO.
    SOY ESTUDIANTE DE EDUCACIÓN PRIMARIA Y ESTE ARTÍCULO RESULTA EXRETREMADAMENTE SEXISTA
    QUERIDA NURIA WELLS, A USTED LE HACE FALTA UNA CLASE DE COEDUCACIÓN COMO EL COMER.

  6. Avatar
    john

    Erratas:
    “relegar AL varón”
    “crujen”

    Saludos. Gracias.

  7. Avatar
    john

    Occidente vive desde hace unos 25 años una paranoia feminista imparable, su objetivo es bajo la máscara del victimismo femenino, hundir al hombre socialmente, o sea, relegar la varón al estrato más bajo de la sociedad, todo´lo social está en manos de mujeres y no hay objetividad ni compasión hacia el hombre, En el núcleo familiar el padre ya no es nadie, todo el poder está en manos de la madre y, el hombe a callar y a obedecer, los divorcios revientan al hombre y las leyes lo crugen. Al feminismo le interesa la enseñanza mixta, pues así las profesoras educan a los chicos en los valores femeninos y el que se rebela lo llevan al psicólogo y advieren a los padres del comportamiento desviado del niño. Las mujeres son mayoría en las universidades, porque sólo se potencian los referentes femeninos, si eres hombre en la sociedad actual, pues ya sabes, sálvate como puedas o aterriza como puedas ( como en la película del mismo título).

  8. Avatar
    Pues eso

    Pues mira luis, tiene que ver con el feminismo y con que lo masculino esta perseguido por muchas razones:

    No voy a entrar en el bombardeo diario de los medios de comunicacion en temas de la violencia de genero o el hecho de que existan series como los serrano o los simpson donde los hombres y los niños son bobos e inutiles y las mujeres son inteligentes y modernas.

    No voy a entrar en el hecho de que uno de los mayores problemas de los crios son los adultos que tienen al lado y sus trabadas mentales. He tenido que soportar durante toda mi vida academica (y ahora estoy en la universidad) comentarios despectivos e incluso atakes directos, por no decir diferencias de trato bastante misadricas y androfobicas, por parte de muchas profesoras y algunos profesores que se sienten tan ultrajadas y tan maltratadas por el machismo y el patriarcado.

    Tp entrare en el hecho de que a los adultos les encanta el alumno que hace todo lo que ellos dicen y que no da problemas (entiendase por problemas todo akello que no sea acatar las ordenes, y estar horas sin moverse del sitio ni hacer el mas minimo ruido).

    Tengo dos sobrinos y son bastante curiosos y les gusta experimentar. Me dan risa la gente que a crios asi los llama trastos, o revoltosos o cualquier otra palabra para describir el hastio que siente esa persona por el hecho de que le moleste que a los que tenga al lado aun les corra sangre por las venas y no parezcan un mueble mas de la casa o un buzon de correos en la calle.

    Dichos sobrinos, me he dado cuenta, solo reclaman algo de atencion y solo necesitan algo de motivacion. Cuando me pongo a estudiar con ellos no soy un sargento donde la mas minima chorrada tiene que cumplirse aunque no afecte en nada al resultado. Hablo con ellos de la manera siguiente; a ver, tu kieres salir al parque, pues mira terminamos esto que estamos haciendo y cuanto antes lo termines antes salimos. Que tienes que hacer un ejercicio de tal o cual materia, pues mira, se le ponen ejemplos con lo que a ellos les gusta, y si se puede se hacen juegos con eso, y si es posible se les aplica al mundo real para que sepan que no se pegan una hora todos los dias para nada.

    Lo que pienso del sistema educativo que tenemos es que mata la creatividad, tratando de que todo el mundo sea una especie de bobo adoctrinado que diga a la autoridad SI BWANA, para que no nos den la lata.

    Y señor luis, la figura adulta si es hombre o mujer o de raza negra o blanca o lo que sea si ke tiene mucho que ver, los crios suelen imitar a lo que consideran que se parece mas a ellos.

  9. Avatar
    Luis

    La verdad es que el articulo es muy interesante porque plantea un nuevo punto de vista, al menos para mi.
    Hay cosas con las que estoy bastante de acuerdo y otras muy matizables de las que se puede contemplar hipótesis alternativas
    En primer lugar, de los seis datos que se ofrecen comparando numero de niñas y de niños, las dos primeras puede que no, pero las otras cuatro tiene una explicación puramente biológica. Toda alteración del desarrollo afecta mas a niños que a niñas. Esto es un dato muy contrastado. La discapacidad no tiene nada que ver con el sexo mayoritario del profesorado.
    En segundo lugar, no entiendo (quizás porque no se argumenta en el articulo) el porque la figura masculina es tan necesaria. Se da como algo hecho y no se justifica en ningún momento. Hay datos que señalen esto?
    En tercer lugar, estoy de acuerdo en que se da una excesiva tendencia a considerar patológicas muchas conductas de niños que luego son injustamente etiquetados y estigmatizados. Ahora bien no me parece en absoluto plausible que esto se de en mas casos de niños con profesores mujeres que varones. Generalmente, las consecuencias mas drasticas,como son las expulsiones, las deciden fundamentalmente los directores y, este colectivo no presenta la misma tendencia, sino mas bien la contraria: hay muchos mas directores hombres que mujeres.
    Por ultimo, me parecen asombrosos algunos comentarios relacionando esto con el feminismo, con que lo masculino esta perseguido, etc. Creo que no tiene casi nada que ver con la realidad (el dato de los directores es un ejemplo), sino mas bien con que las cosas se van igualando, lo que algunos parecen vivir como una amenaza
    Mas allá de nivel de acuerdo con el contenido estoy Muy agradecido por leer cosas diferentes, la verdad,
    enhorabuena!

  10. Avatar
    Carmen Torres

    Soy maestra desde hace 15 años. Tanto en infantil como en primaria. Jamás me había planteado esta cuestión. Además para más inri tengo dos hijas. Y es cierto, cuando ha habido problemas por niños que se peleaban, la postura que yo adoptaba y la de otras compañeras (En mi colegio el 95% somos mujeres), las que tenían hijos varones lo veían siempre de forma más suave. A mi me parecía una actitud de bárbaros.
    Ahora me siento fatal, yo he dicho lo que pone en el artículo muchas veces ante niños “conflictivos”, que los llevaran al psicólogo.4
    Yo siempre he tenido muchos enfrentamientos con mi hermana, ella tiene tres niños, ahora entiendo lo que me decía que, si tuvieses hijos lo entenderías.
    Creo que es cierto, la educación requiere de un debate en profundidad, y las cifras de este estudio se corresponden muy bien a las de mi experiencia profesional.

  11. Avatar
    Melina

    Mi hermano y yo nos llevabamos genial, yo jugaba con las barbies y el con los soldaditos y los clicks.., el nunca jugó conmigo a las barbies, ni recuerdo haberle pedido algo así nunca, ni recuerdo a mis padres decir q si jugaba conmigo a las muñecas sería una nenaza… pero jugabamos juntos, las ingeniabamos parta jugar juntos q era más divertido, tenía una click chica y ya podíamos jugar (si no había chica a mi no me gustaba) y siempre había juegos q no tienen q ver con el sexo y juegos físicos… no echaba en falta q fuese una niña, y era el típico niño trasto y cafre, y yo todo lo contrario, pero coincide q me hermano tuvo problemas en los primeros cursos por su mala escritura y por ser tan travieso, y yo ya sabía leer y escibir antes de los cinco y sacaba notazas (en el instituto cambie jaja), pero el sacaba todo raspado e incluso suspendía alguna q otra en egb, cuando tenía diez años en el cole hicieron unos test y su tutor le dijo a mis padres q era superdotado, y no era ni raro, ni se sentía incómodo con los de su clase ni nada,. Está claro q somos todos diferentes y q el profesor tiene q generalizar porque estamos todos en el mogollón, pero hay cosas para las q la mujer está mejor preparada q el hombre o tiene mayor facilidad igual pasa al revés, porque aunq seamos todos diferentes, está claro q el cerebro del hombre es diferente del de la mujer y no es q salga de una caverna prehistórica pero aunque hemos evolucionado, venimos de ahí, los hombres estaban todo el día callados y salían a cazar y las mujeres cuidaban del hogar.. y eran más sociales, eso era así, y hasta hace muy poco ha sido así! las cosas están cambiando ahora y parace q si no le quieres poner a tu hijo una camisa rosa es q eres machista o cosas así, o feminista.. es q como si estuviese mal q el niño pareciese masculino, no será la primera vez q oigo cosas como q un niño puede perdirse un kit de limpieza y ser tan varonil.
    Y a la pregunta de por qué hay m´ñas mujeres q hombres, yo lo tengo muy claro y me da igual q me digan q discrimino con mi respuesta o q no debo de generalizar…hay más mujeres porque tienen mucha mayor sensibilidad y son mucho mejores educando sin punto de comparación, solo podían ser profesores los hombres cuando existía la autoridad, y con esto no digo q no haya profesores (hombres) muy buenos, digo q por qué hay menos profesores ahora. Y bueno las mujeres q educan deben de tener en cuenta q el cerebro del niño, del hombre es diferente y deben de dejarlos jugar a lo q les gusta, pero nunca estaría de acuerdo con separar niños de niñas, vivimos en una sociedad así q empecemos desde el cole a convivir

    • Avatar
      gilgamesh

      también es cierto que a las mujeres se les reservan más plazas para las sustituciones mientras los hombres suelen ser los que mantienen el hogar hasta que ellas acceden al puesto de trabajo, y luego, con unas cuantas interinidades ya tienes la oposicion aprobada ( hace un par de años, con sacar un 3 en la oposicion ya le pisabas el puesto a una recien graduada con un 9,5 en la oposicion, sólo aprobaron las interinas). la discriminacion positiva ha sido muy eficaz donde dolía: adoctrinando en género se aseguran el parasitismo para las nuevas generaciones…

  12. Daniel Comin
    Daniel Comin

    Yo creo que el artículo no es maniqueo, es realista. Que no es lo mismo. Verlo desde puntos de vista extremos lo desvirtua. Y presenta una realidad, tangible, nos guste o no esa realidad, pero es lo que hay. No se habla de continuar segregando, que es lo que se hace ahora. Y además, ante niños con problemas esta realidad se acentúa más si cabe. No hablamos de feminismo o machismo, aquí no nos dedicamos a eso. Hablamos de que existe un problema, y es un problema que cada día se acentúa más y más. Y solo tenemos que ver los resultados que el modelo educativo. Nos gustaran o no, cada persona es libre de decidir qué le gusta. Pero al final, los deseos si son sectarios no son válidos.

  13. Avatar
    Elena

    Qué artículo más maniqueo con niñas tontitas dando besitos y niños “obligados” a jugar con vaquitas. Vamos a separarlos en las aulas para que ellos puedan recibir la educación que los convierta en los líderes de mañana mientras ellas los esperan, mm, no sé, cantando amorosamente en casa, por ejemplo, porque claro, como son distintoooos.

  14. Daniel Comin
    Daniel Comin

    Yo creo que hay más factores que el puro discursos feminismo vs machismo. Yo siempre he pensado que el feminismo ha acabado convirtiendose en un machismo pero al revés. Y hasta tenemos leyes que discriminan (pero por ser positivas), pero la cuestión va mucho más allá del mero hecho de la guerra de sexos. Creo que hay un error conceptual en la base del modelo educativo.
    Cuestiones de sexo a parte, el fallo está por una parte en le modelo y por otra parte lo que me crea la gran pregunta:
    ¿Por qué tan pocos hombres se dedican hoy en día a la educación?
    Quizás esa es la pregunta que no se ha planteado. Realmente es un tema complicado, pero sí muy relevante.

  15. Avatar
    Raul

    Un aspecto adicional de la feminización de la sociedad es que artículos como éste sólo los puede escribir una mujer. Los hombres sabemos que más nos vale callarnos.

  16. Avatar
    Emilio Santos Leal

    Muy buen articulo, para reflexionar. Yo añadiria un factor mas. Hoy dia en todos los hogares se acepta una superioridad moral de la madre sobre el padre. Las niñas tienen una figura de referencia clara, los niños no. En nuestra sociedad se admira lo femenino, cosa que es magnifica. Pero se ridiculiza constantemente al varon y lo masculino en series de television. Y en las familias. Nuestros niños varones estan faltos de referentes masculinos a imitar. Solo les quedan los superheroes de los juegos.

  17. Avatar
    va larrosa rodriguez

    estoy totalmente de acuerdo vivimos en una sociedad que tod lo que no hace trabajar de mas o mas esfuerzo nos molesta, los niños tienen el periodo de madurez posterior a las niñas y esto no se contempla ni analiza, los padres perdemos menos tiempo en nuestros hijos y ellos nos necesitan a todos los niveles el fracaso escolar es notorio tanto en niños escolarizados sin problemas como en estos que si los tienen habria quevalorar que sistema educativo estamos ejerciendo y que valores estamos dejando de lado-

  18. Avatar
    Felipe Ruiz

    ¡Qué suerte ser mujer para poder decir estas cosas! Hay más variables que podían explicar el fracaso de los varones, pero hoy por hoy no me atrevo a escribirlo. Por otro lado en los planes de estudio cada vez hay menos matemáticas, menos física, cada vez todo es más light. Ahora para ser ingeniero o estudiar ciencias es obligatorio aprobar en selectividad lengua, historia o filosofía, pero no matemáticas o física. Están desapareciendo todas las asignaturas difíciles de carreras como biología, económicas, psicología, etc. Y todo esto perjudica tanto a chicas como a chicos. Estoy muy cansado de recuperar chicos que no debería tener ningún problemas en los estudios y suspenden: sencillamente les aburre las materias y la forma de darla.

  19. Avatar
    Manuela

    Bueno, bueno, conclusión: Hay que conseguir que los niños se comporten como niños y las niñas como niñas. Lo siguiente será separarlos de nuevo por sexos ¿no? Creo que ya se está implantando el modelo. Ahora que si hay tan pocos maestros varones, ¿quién dará clase en los colegios de chicos? al margen de este pequeño detalle, ya sabemos: las niñas a hacer poesías (menos mal, que no se han mencionado “sus labores”) y los niños a dar patadas al balón y a sus compañeros. Me parece interesante el planteamiento de la feminización pero, tal y como se enfoca este artículo, se deduce que es un aspecto negativo. Niego la mayor, ¿quién ha dicho que es negativo?. Desde luego la argumentación me parece totalmente retrógrada, abundante en tópicos, estereotipos y lugares comunes.

  20. Avatar
    Athini Glaucopis

    Soy docente desde hace más de veinte años, y tengo dos hijos varones. Mi experiencia, tanto en la escuela como en casa, confirma plenamente lo que se plantea en el artículo. Yo me permitiría incluso añadir que en la escuela española hay desde hace algunos años un proceso claro de culpabilización dirigida contra los alumnos varones: temas como la violencia de género ocupan hoy más tiempo en diferentes materias que la enseñanza de, pongamos por caso, las ecuaciones, y el planteamiento de este tema –por más que se pretenda disfrazar burdamente– siempre es el mismo: los hombres son muy malos.

  21. Daniel Comin
    Daniel Comin

    La verdad es que yo tampoco, pero al leerlo tiene mucha lógica. Supongo que como en todo habrá sus excepciones, pero quienes vivimos otro modelo de educación a veces no somos capaces de entender el actual. Este tipo de artículos ayuda mucho

  22. Avatar
    Ana Pastor

    Vaya! nunca me lo habia planteado desde ese punto de vista, pero la verdad es que tiene toda la logica del mundo.

A %d blogueros les gusta esto: