Anuncios

Camuflaje social en autismo

Print Friendly, PDF & Email

Photo: Alamy.

El camuflaje social es el conjunto de estrategias que se utilizan para compensar y esconder las características típicas del autismo durante las interacciones sociales. Parece claro que uno de los factores que explican la diferencia en el porcentaje de autismo que se diagnostica en hombres y en mujeres es debido a que ellas son mejores a la hora de esconder las señales de esa condición.

Lo ha confirmado un equipo de investigación del Reino Unido, Canadá y Taiwán que ha analizado el camuflaje social utilizando una nueva herramienta diseñada por ellos (Camouflaging Autistic Traits Questionnaire) mediante una encuesta online diseñada para medir diferencias de género en adultos con autismo (n=306) y sin autismo (n=472) sin discapacidad intelectual.

Tras controlar la edad y las tendencias autistas se encontró una interacción entre género y estado diagnóstico: las mujeres con autismo demostraban una mayor puntuación en camuflaje social que los hombres con autismo, mientras que no hubo diferencia de género en los mismos parámetros en las personas sin autismo. Las mujeres con autismo puntuaban más en dos de las secciones del cuestionario (Enmascaramiento y Asimilación) pero no en la subescala de Compensación. En las personas sin autismo no se encontraron diferencias entre hombres y mujeres en ninguna de las tres subescalas. No se encontraron diferencias entre los individuos no binarios y otros géneros ni en el grupo con autismo ni en el grupo sin autismo, aunque los tamaños de las muestras eran limitados.



Los comportamientos más comunes de camuflaje social incluyen aprender a hacer contacto visual, esforzarse por comunicarse o suprimir las ganas de hacer estereotipias, movimientos que resultan reconfortantes para algunas personas con autismo como balancear el cuerpo o aletear con las manos. En su forma más compleja el camuflaje social implica la adopción de un modelo. En particular en las mujeres, esto puede implicar observar a otras mujeres o niñas que parecen ser populares y copiar sus gestos o su ropa. Al indagar los motivos del camuflaje la situación es preocupante: las personas lo hacen como algo a lo que se sienten obligadas y no como una elección. A menudo entre las razones comentadas está evitar el acoso o una agresión.

Estos resultados demuestran por primera vez algo que ya se sospechaba, que hay un mayor camuflaje en mujeres con autismo que en hombres. Los científicos responsables del estudio pensaban que las diferencias serían mayores y también comentaron que confiaban que su trabajo ayudaría a generar mayor concienciación entre los médicos y que ayudaría a reducir el número de personas con autismo que quedan sin diagnosticar. Hannah Hayward, uno de ellos, explicaba a Anna Ploszajski, periodista de The Guardian «cualquiera que esté alerta sobre el autismo no le sorprenderán estos resultados. Hemos encontrado que para un montón de mujeres, sus rasgos autistas no están siendo detectados o reconocidos de la misma manera que les sucede a los muchachos en la escuela. Ello se debe a que estamos intentando encajar su diagnóstico usando los mismos moldes que en los varones pero a menudo no encajan en esos criterios porque su presentación es ligeramente diferente». Los autores señalaban que habían hablado con un montón de mujeres con autismo que habían ido a la consulta de sus médicos de familia pero debido a estas estrategias de camuflaje social habían salido de allí sin sospechas de un diagnóstico.

Parece bastante evidente que debemos tener en cuenta el camuflaje social a la hora del diagnóstico, debemos mejorar a la hora de detectarlo y también cambiar la perspectiva sobre lo que es el autismo y cómo se manifiesta.

 

Para leer más:


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
Si te gusta nuestro contendido no uses bloqueador de publicidad


Anuncios

Sobre El Autor

Avatar

Doctor por la Universidad de Salamanca. Catedrático de Biología Celular y Director del Laboratorio de Plasticidad neuronal y Neurorreparación del Instituto de Neurociencias de Castilla y León. Ha sido investigador posdoctoral y profesor visitante en la Universidad de Frankfurt (Alemania), la Universidad de Kiel (Alemania), la Universidad de California-Davis (USA) y el Salk Institute for Biological Studies (San Diego, USA). Conferenciante invitado en universidades de España, Alemania, Suecia, Dinamarca, Colombia, Turquía y Estados Unidos. Director de de 15 Tesis Doctorales, 10 de ellas Premio Extraordinario de Doctorado. Ha publicado 9 libros, 28 capítulos de libro y 133 artículos científicos en las principales revistas internacionales de su especialidad. Escribe frecuentemente sobre divulgación científica y el mundo universitario en prensa española (El País, ABC, El Mundo, Expansión,…). http://jralonso.es/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: