Anuncios
Print Friendly, PDF & Email

Hay eventos deportivos, como por ejemplo la Copa Mundial de Fútbol, que terminan convirtiéndose en situaciones muy estresantes para toda una familia. Y en personas que suelen convivir con un nivel de estrés mayor al resto, como las personas con autismo, pueden terminar siendo situaciones caóticas y, por consecuencia, desagradables a todos.

Para evitar que esto no pase voy a tomar algunos consejos que ya hace tiempo nos compartió en una entrevista María Rosa Nico. Ella es terapeuta ocupacional, especialista en integración sensorial y una referente profesional en Argentina.

La Copa Mundial de Fútbol es un evento social que no solo se espera, sino que se vive previamente con la llegada de las figuritas, cromos y otros productos de mercadotécnia del mundial, por ejemplo. Las figus, la charla en familia, la compra de camisetas, banderas, etc, todo agrega un plus de ansiedad que -sin darnos cuenta- vamos trasmitiendo a las personas con autismo. Otras personas dentro del espectro se encuentran con estos eventos de un día para el otro. Sin darse cuenta hay días en que todo cambia. Y también, resulta muy caótico y frustrante. Por este tipo de eventos interrumpimos la rutina y, para colmo, es común que nos juntemos a ver los partidos en la casa de familiares o amigos. Como consecuencia, obligamos a las personas con autismo a salir de su zona de confort. Un lugar que no es mi casa, olores desconocidos, ruidos que no conozco o no puedo anticipar. Todo suma demasiado estrés.

Por estos motivos y para que las personas con autismo “sobrevivan” a este tipo de eventos necesitamos principalmente ANTICIPAR este tipo de eventos. Esto lo podemos hacer básicamente con historias sociales. Dependiendo la forma de comprensión de cada persona con autismo, podemos preparar esta historia con fotos o imágenes anticipando qué y cuándo va a pasar este evento. Quiénes van a venir a casa o donde se va a realizar el encuentro para ver, en este caso, el partido.

Ya al momento del evento necesitamos tratar de encontrar maneras de reducir el estrés tanto de la persona con autismo como el nuestro propio. Si el evento es en el hogar podemos pensar en un LUGAR donde pueda pasar ese tiempo tranquilo. Por ejemplo, crear una zona libre de decoraciones y mobiliario o un escondite seguro, tal vez un rincón, una carpa. Tenemos que tener en cuenta que las personas con autismo recogerán todo nuestro nerviosismo, así que tratar de no sobrecargarnos o ponernos demasiadas expectativas o tareas sobre nosotros. No podemos pensar en nuestros hijos, la comida, la organización y el evento en sí mismo.

Es primordial saber pedir AYUDA. Es posible que los amigos y la familia extendida no sepan cómo pueden ayudar a menos que se lo digamos. Una forma muy pragmática puede ser darles una lista de las cosas que pueden hacer para ayudar, desde quien se encarga de cuidar de los chicos hasta realizar algunas de las compras por usted o ayudar a cocinar o a decorar.

Otra cuestión, es realizar una celebración SIMPLE. Recordemos que para las personas dentro del espectro siempre “menos es más”. Menos ruidos, gritos, volumen en todos los aparatos, menos decoraciones, menos invitados, menos demanda, menos novedad…Y mas tranquilidad, contacto, juego y descanso…

Es necesario preparar a los familiares. Hablar con los miembros de la familia extendida antes de tiempo. Discuta las necesidades específicas de la persona con autismo y comunique con “suavidad” pero con firmeza cuáles son sus planes. Hagamos saber que esto hará que la experiencia sea mejor para todos. Pidamos apoyo y cooperación, esto ayudadara que como familia no terminemos aislándonos del resto.

Un buen recurso es que tengamos listos juguetes sensoriales que sean calmantes y organizantes. Cuando visitemos amigos o parientes, llenemos una mochila con cosas que su hija/o encuentre reconfortantes o disfrute jugando con ellas; un juguete o animal de peluche para abrazar, acariciar o estrujar, música o canciones que ofrezcan confort, libros o álbumnes de fotos que le gusten mirar, su vaso, sorbete o burbujero favorito. Si observamos que la persona con autismo se ve excitada, sobre-estimulada o ausente, encuentre un lugar o habitación tranquila donde ir un tiempo a jugar con los juguetes de la mochila, por ejemplo.

Las actividades sensoriales relajantes también pueden ser una buena estrategia. Planificar en qué momento contar con un ratito especial para su hijo/a y darle 5 a 10 minutos de atención total. Dejar en el cronograma de ese día, momentos libres para: un baño de inmersión reparador con música suave, una caminata por el parque, un ratito de hamaca en la plaza, armar unos rompecabezas juntos o jugar con masa o a dibujar antes o durante del evento.



Una de las últimas sugerencias es que a la hora de comer haya comidas conocidas y “seguras”. Es importante que nuestra/o hija/o encuentre en el ambiente algo para comer y beber que le guste. Una persona con hambre o sed es siempre una persona irritable. Sería bueno para todos que pueda encontrar la comida que come todos los días y no esperar que ese día acepte algo que nunca haya comido o bebido antes. Si el niño está en una dieta libre de gluten o caseína o baja en azúcares o conservantes es importante que la familia entera prepare comidas saludables para todos.

Por último, recordar que una persona descansada siempre es menos irritable y desafiante. Asegurarnos que la persona con autismo haya descansado correctamente antes de ponerla en una sensación de intensidad emocional.

Espero que estos consejos puedan ser de ayuda y que el evento deportivo pueda ser un momento agradable en familia y/o amigos.

Acerca del autor:

Eduardo Sotelo

Profesor de Educación Física

eduardo-soteloEl Prof. Eduardo Sotelo estudió la Carrera de Educación Física en el Instituto de Superior de Formación Docente Nº 18 entre 2003 y 2006. Ha realizado durante estos años diversas capacitaciones: Capacitación en tratamientos psicoeducativos para personas con Trastornos Generalizados del Desarrollo (T.G.D) de la fundación Mensajes del Alma. Autismo temprano, integración sensorial y desarrollo psíquico; Capacitación “La educación física en el paradigma de la inclusión”; Workshop en “Entrenamiento y Rehabilitación de Funciones Ejecutivas en Autismo y Síndrome de Asperger”; Curso sobre el perfil neuropsicológico en los grandes trastornos en el inicio de la infancia (Evaluación y estrategias de tratamiento); Evaluación y entrenamiento en Habilidades Sociales (Evaluación y estrategias de tratamiento); Curso online de formación docente sobre TDA(H) en el aula (Reconocido por la consejería de educación del gobierno de Cantabria, España), Taller sobre intervención educativa en conductas problemáticas para alumnos con T.G.D.

Durante 10 años ha dado a conocer el rol del profesor de educación física como herramienta de motivación y aprendizaje, proponiendo a la actividad física como medio para generalizar lo aprendido, en los tratamientos psicoeducativos, en personas con Trastornos del Espectro del Autismo (T.E.A).

En los años 2010 y 2012 ha participado, como disertante, del 1er y 2do Congreso Internacional de Trastornos Generalizados del Desarrollo del Noroeste realizado en la ciudad de San Salvador de Jujuy, dando a conocer a la Educación física como una herramienta fundamental en los tratamientos de personas con T.E.A.

Su área de interés son los distintos trastornos del desarrollo infantil. Está empezando a plantear la importancia de la educación física como agente sociabilizador en niños con T.E.A, dentro de la edad escolar.

Recientemente, ha publicado un artículo llamado “Los niños con trastorno del espectro autista deberían realizar educación física desde edades tempranas”. Donde a partir de esto, organizaciones de padres, de todo el país, lo han invitado a organizar jornadas sobre esta temática.

En el 2013 fue invitado a disertar en la 2da Jornada ‘’Hablemos de Autismo’’, organizada por la Fundación Fortalecer para Crecer y llevada a cabo en la ciudad de Alta Gracia, Córdoba. Además, el 10 de agosto de ese mismo año, en Mar del Plata, se estrenó la película ”Ocho pasos adelante” y en este contexto tuvo la oportunidad de abrir la jornada hablando sobre la temática ”Hay un alumno con Autismo y la escuela”.

Desde 2014, ha creado distintos talleres de juego para niños con Síndrome de Asperger y T.E.A. de alto funcionamiento, donde el objetivo principal es el desarrollo y aprendizaje del juego motor como medio para facilitar la enseñanza de las habilidades sociales. En la actualidad, integra la comisión de educación en la asociación civil sin fines de lucro INCLUIME donde se busca concientizar a profesores de educación física sobre el nuevo paradigma de Discapacidad y la importancia de crear practicas inclusivas.

Twitter: @autismoajugar  y @Edu_Sotelo

Facebook: Aprendiendo a jugar


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
SI te gusta nuestro contendido no uses bloqueador de publicidad


Anuncios

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: