Anuncios
Print Friendly, PDF & Email

El diagnóstico es el acto de observar en un paciente una serie de síntomas, recabar datos a partir de la realización de diferentes pruebas y, por medio de la evaluación, llegar a la conclusión de si estos síntomas coinciden con una entidad o condición definida. Pero para que este análisis funcione como diagnóstico y no una clasificación, es necesario —y excluyente— que esté emitido por un profesional con un título habilitante.

Un ejemplo: muchas personas sabemos reconocer inmediatamente cuando un niño presenta señales de autismo, lo notamos en una escuela, lo notamos en una plaza, … A veces, hasta unos segundos de observación nos bastan para reconocer que determinado niño está en el espectro del autismo. Ahora bien, ¿nuestro conocimiento y nuestra teórica certeza nos habilitan a diagnosticar? Porque si nos sentimos con la capacidad de diagnosticar, nos podríamos acercar a la madre de ese niño —la cual tal vez desconozca el diagnóstico— y emitirle un certificado de que su hijo está en el espectro del autismo y, por qué no, de paso podemos ofrecer nuestros servicios a la familia como posibles terapeutas. ¡¿Cómo no nos dimos cuenta antes?! ¡Salgamos ya mismo todos los que sabemos de autismo a abrir nuestros consultorios!

La realidad es que no, no es ético —ni legal— hacer esto, y que por más conocimiento que tengamos sobre autismo, ese chico necesita muchas cosas, entre ellas: un diagnóstico formal, y profesionales capacitados que sepan realizar una intervención adecuada.

Ante la dificultad que tenemos los adultos en encontrar un profesional que nos diagnostique, podemos llegar a autoclasificarnos o autodefinirnos en el espectro del autismo, pero el concepto de autodiagnóstico es una contradicción semántica, ya que no nos podemos auto-otorgar algo para lo que no estamos habilitados. Tampoco estamos habilitados a auto-otorgarnos un título en medicina o psicología que nos permita diagnosticarnos, aunque en esto seguramente estará en desacuerdo nuestro amigo el «médico autodidacta»:

Es una realidad que la mayoría de las personas que se autodefinen en un diagnóstico, lo hacen porque no tienen la posibilidad de acceder a una evaluación formal, y ni hablemos de las chances nulas que tienen esas personas de recibir ayudas terapéuticas, en caso de que las necesitaran. Es una realidad que si es poco lo que se hace por el autismo en niños, lo que se hace por los adultos es casi inexistente. Pero es importante que nos expresemos correctamente porque:

  • Si somos asperger y, por lo tanto, probablemente literales y puristas del lenguaje, vamos a evitar caer en expresiones inexactas o contradictorias;
  • El decir que nos podemos diagnosticar solos es, además de una contradicción semántica, un modo de acallar la necesidad y el derecho que tenemos los adultos a poder acceder a un diagnóstico profesional y gratuito ya sea de estar en el espectro del autismo o del diagnóstico diferencial que fuera; accesible a todas las personas, sin diferenciación de posición geográfica y/o económica;
  • Porque si bien hay definiciones de manual que son discutibles, el hecho de negar el lenguaje técnico en lugar de discutirlo, solo nos lleva a que formulemos postulados sin bases científicas y, por lo tanto, sin probabilidades de que sean tomados en cuenta y de incidir en modo alguno en nuestra realidad social;
  • Porque reclamando los derechos a los que no podemos acceder —porque los Estados de diferentes países no toman acciones para garantizar—, estamos allanando el camino para que las generaciones venideras sí gocen de estos.

Personas que creen estar en el espectro del autismo, personas que están diagnosticadas, y quienes se autodefinieron como tales: trabajemos juntos para que el día de mañana no existan los supuestos, las contradicciones ni las incertidumbres. Trabajemos juntos para hacer posible el diagnóstico accesible en la edad adulta.

Anuncios

Una Respuesta

  1. Avatar
    angelaco

    Muy bien dicho Analia, ser adulto con autismo es muy complicado en esta sociedad, pero serlo sin diagnóstico es casi un desafío a existir tal cual son.

A %d blogueros les gusta esto: