Print Friendly

El pasado día 7 de abril, el parque temático PortAventura World abrió nuevamente sus puertas para la temporada de 2017. Nuevas atracciones, nuevos espectáculos y un sinfín de oferta de ocio y diversión. Sin embargo, había un cambio en la política de acceso de las personas con discapacidad que ha generado un fuerte malestar en muchas familias.

Doña Choni Fernández.Directora de Responsabilidad Corporativa.

Hasta la fecha, si tu hijo acreditaba una discapacidad de más del 33% podías obtener atenciones para adaptar el entorno del parque a las necesidades de la persona. Quizá la más importante para familias que tienen hijos con autismo era la de no tener que hacer colas para acceder a las atracciones o espectáculos, aspecto que en muchos casos es bien complejo.

Sin embargo, el cambio de política había eliminado este aspecto, y obligaba a unos mínimos muy difíciles (En concreto, o un 33% más baremo de movilidad o más del 75%), que hacían que casi nadie pudiera cumplir con esos niveles, y por tanto, no podía obtener esas atenciones para mejorar la estancia y disfrute de sus hijos.

Debido a esta situación, se generaron -paradojicamente- largas colas en la oficina de atención a la discapacidad del parque. Y esto a su vez, genero bastantes quejas y malestar por parte de las familias. Tanto es así que incluso se creo una petición en Change.org para denunciar esta situación.

Ante esta situación, donde un cambio en la política del parque ha generado tanto malestar, contactamos con la Directora de Responsabilidad Corporativa, Doña Choni Fernández. Quien reconoció que se había cometido un error en la comunicación sobre este particular, y que entendía perfectamente el malestar que esto había provocado. Y -obviamente- que se iba a rectificar todo a la mayor brevedad (Que se tradujo en solo dos horas).

De igual forma, para evitar también que esas atenciones no pudieran constreñirse solo a personas con autismo, se aceptó nuestra sugerencia de que se extendiera a todas las personas con trastornos del neurodesarrollo, ya que de esta forma se engloba todas las necesidades especiales que son susceptibles de tener este tipo de atenciones para adaptar el modelo de funcionamiento general del parque a sus necesidades específicas. El adoptar el término generalista de trastornos del neurodesarrollo facilita mucho las cosas, ya que todas las discapacidades que generan un impacto social, cognitivo, intelectual o sensorial, se encuentran por tanto englobadas.

Se ha regulado por tanto, e incluso mejorado a nuestro entender, la situación que existía previamente. La oficina de atención al cliente con necesidades especiales dispone ya de política modificada para evitar que la situación se repita. Pueden descargar el PDF con las modificaciones aquí.

A partir de ahora, cualquier persona que acredite una discapacidad dentro de los trastornos del neurodesarrollo (Síndrome de Down, Discapacidad Intelectual, Autismo, X-Fragil, Sindrome de Rett, TDAH, TGD, …, en resumen, discapacidad que afecta a las capacidades cognitivas, intelectuales o sociales) con un 33% o superior, podrá acceder a las condiciones especiales que el parque ofrece. Consulten las mismas en la web de PortAventura.

No obstante, quisiéramos hacer una llamamiento al uso responsable de este tipo de atenciones. Por ejemplo, si su hija o hijo puede hacer una cola sin ningún problema, pues no use el acceso inmediato, ya que si todos hacen cola los demás, pues no pasa nada, también eso es inclusión y aprendizaje social. Ese tipo de atenciones especiales se llevan a cabo para establecer modelos equitativos del uso de las instalaciones, de forma que, quienes sí tienen problemas reales para hacer una cola (por ejemplo), pues puedan tener ese facilidad y adaptación del entorno. No es un privilegio, es un modelo de equidad basado en la inclusión. Ser correcto en el uso de este tipo de apoyos es también responsabilidad nuestra.

Agradecemos a Tary Gómez Hinojosa por haber hecho pública esta situación, aún y a pesar de que no se veía afectada por este cambio de política, a Choni Fernández y su equipo por haber resuelto rápidamente ese fallo, y por extensión al resto de la compañía.

Vemos como una acción directa ante las compañías, puede generar un efecto rápido y que resuelva las situaciones que, debidas a cualquier fallo o error, puedan constreñir o dificultar los modelos de atención a las personas con discapacidad.

Se consideran TRASTORNOS DEL NEURODESARROLLO todos aquellos cuadros crónicos y de inicio precoz que tienen en común la dificultad en la adquisición de actividades motoras, de lenguaje, de los conocimientos sociales que impiden el normal desarrollo de un niño. Los trastornos del desarrollo de un niño van desde las formas leves de las habilidades mencionadas hasta las formas graves que se denominan discapacidades del desarrollo, dentro de los cuales se incluyen la parálisis cerebral, el autismo, la epilepsia grave, discapacidad intelectual, los trastornos emocionales severos, los problemas visuales y auditivos y los trastornos severos del lenguaje, así como trastornos genéticos de origen conocido que inciden de igual manera en el desarrollo, tales como Down, Rett, X-Frágil.


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
¿nos ayudas haciendo un clic?


Deja un comentario