Anuncios
Print Friendly, PDF & Email

David Beversdorf, autor principal del estudio. Foto: Justin Kelley/MU Health

Investigadores de la Universidad de Missouri -School of Medicine- sugieren que los problemas gastrointestinales en las personas con autismo pueden estar relacionados con una mayor reacción al estrés1. Es un descubrimiento que los investigadores esperan que podría conducir a mejores opciones de tratamiento para estas personas.

“Sabemos que es común que las personas con autismo tengan una reacción más intensa al estrés, y algunas de estas personas parecen experimentar estreñimiento frecuente, dolor abdominal u otros problemas gastrointestinales”, dijo David Beversdorf, profesor asociado en el Centro Thompson de Autismo y Trastornos del Neurodesarrollo de la Universidad de Missouri-Columbia. “Para entender mejor por qué, hemos buscado una relación entre los síntomas gastrointestinales y los marcadores inmunes responsables de la respuesta al estrés. Hemos encontrado una relación entre el aumento de la respuesta del cortisol al estrés y estos síntomas “.

El cortisol es una hormona liberada por el cuerpo en momentos de estrés, y una de sus funciones es prevenir la liberación de sustancias en el cuerpo que causan inflamación. Estas sustancias inflamatorias -conocidas como citoquinas– se han asociado con autismo, problemas gastrointestinales y estrés. Los investigadores estudiaron a 120 individuos con autismo que fueron tratados en MU y en la Universidad de Vanderbilt. Los padres de los participantes completaron un cuestionario para evaluar los síntomas gastrointestinales de sus hijos, resultando en 51 pacientes con síntomas y 69 sin síntomas gastrointestinales.

Para obtener una respuesta al estrés, los individuos tomaron una prueba de estrés de 30 segundos. Se recogieron muestras de cortisol a través de la saliva de los participantes antes y después de la prueba. Los investigadores encontraron que los individuos con síntomas gastrointestinales tenían mayor nivel de cortisol en respuesta al estrés que los participantes sin síntomas gastrointestinales.

“Al tratar a un paciente de autismo con estreñimiento y otros problemas gastrointestinales menores, los médicos quizá administren un laxante para abordarlos”, dijo el autor del estudio, el Dr. David Beversdorf. “Para comprender mejor el motivo, buscamos una relación entre los síntomas gastrointestinales y los marcadores inmunitarios responsables de la respuesta al estrés”, explicó Beversdorf.

Según la hipótesis, una mayor cantidad de síntomas del tracto gastrointestinal inferior se asociaron significativamente con la concentración de cortisol después del estrés. La relación entre la respuesta del cortisol al estrés y el funcionamiento gastrointestinal fue mayor para los niños que tenían una historia de autismo regresivo. Los análisis exploratorios revelaron correlaciones significativas entre la respuesta al cortisol, la inteligencia y dificultades del habla.

Bibliografía:

1.
Ferguson BJ, Marler S, Altstein LL, et al. Associations between cytokines, endocrine stress response, and gastrointestinal symptoms in autism spectrum disorder. Brain, Behavior, and Immunity. 2016;58:57-62. doi: 10.1016/j.bbi.2016.05.009

La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
SI te gusta nuestro contendido no uses bloqueador de publicidad


Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: