Anuncios
Print Friendly, PDF & Email

 “Viure i conviure”, primera vivienda supervisada de la Fundació Friends destinada a jóvenes con autismo. Programa de entrenamiento para la vida independiente.

Dentro del marco del proyecto de vida independiente, la Fundación Friends ha inaugurado una vivienda supervisada destinada a jóvenes con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) gestionada por la entidad. Esta iniciativa pretende facilitar a estos jóvenes su tránsito a la vida adulta y promocionar su participación activa en la sociedad. Se trata de un recurso normalizado de alojamiento que ofrece a jóvenes con Autismo de Alto Funcionamiento un proceso de entrenamiento en las destrezas necesarias para desarrollar una vida independiente y de calidad en el futuro.

El modelo de vida independiente con apoyos, es relativamente nuevo en España, aunque en la última década ha empezado a tomar fuerza, ha sido en los últimos 5 años cuando han empezado a aparecer este tipo de iniciativas destinadas específicamente al colectivo de personas adultas en el espectro del autismo, y cada día más y más organizaciones ven, en este modelo, el sistema ideal para la etapa de vida adulta de las personas con autismo. Fundació Friends, consciente de esta necesidad, y de que curiosamente este sistema es más económico que el de la institucionalización, y, sobre todo, respetuoso con los derechos y la dignidad de la persona, apuesta fuertemente por esta vía de atención en la vida adulta.

Ariadna, Helena y Mariona son tres jóvenes de 19 a 22 años que, después de varios años de “peregrinaje”, han sido diagnosticadas recientemente con Autismo de Alto Funcionamiento. Las tres jóvenes se trasladaron en septiembre a vivir a Barcelona a la vivienda supervisada por la Fundació Friends, para de esta forma poder continuar con sus estudios y aprender a vivir de forma independiente.

Esta iniciativa, que pretende cambiar el ilógico y absurdo presente para las personas con TEA, ha sido posible gracias a la propuesta superadora de una madre, la fuerza de las familias afectadas, el apoyo de la Fundación Friends y del Ayuntamiento de Barcelona.

El objetivo del proyecto es crear un modelo de atención integral a las personas con TEA en edad de transición a la vida adulta, optimizando los recursos disponibles, con el objetivo último de mejorar su calidad de vida y reducir las consecuencias del trastorno, mediante el entrenamiento en habilidades necesarias para vivir de forma independiente.

Isabel Guerra, psicóloga coordinadora del proyecto, lo explica así:

Un equipo de profesionales las acompañan diariamente en su vida cotidiana, desde que se levantan hasta que se acuestan. Además del programa de actividades para la vida diaria (básicas, avanzadas e instrumentales), el recurso incluye servicio terapéutico, para el manejo de cuestiones de carácter más personales. Ha sido necesario establecer coordinaciones con los servicios y recursos de la zona, para asegurar su atención integral (sanitaria, social, educativa).

Las normas de convivencia y funcionamiento se han establecido entre ellas, con la ayuda de profesionales especializados. Las intervenciones que realizamos son centradas en la persona y su autodeterminación, bajo los principios de normalización e inclusión.

Están aprendiendo a desplazarse por la ciudad, a los quehaceres de la casa, a cuidar de su salud, a identificar factores de riesgo y protección, a convivir, a usar servicios y recursos cotidianos como los servicios sanitarios, el banco, los supermercados, centros cívicos, a realizar trámites en instituciones públicas (ayuntamiento, agencia tributaria, etc.). Su empeño y esfuerzo hace que avancen rápidamente, encontrando gran satisfacción cuando logran cada objetivo establecido.”

Estos programas conllevan equipos multiprofesionales especializados que diseñen planes individualizados, donde los indicadores de calidad de vida son uno de los grandes pilares, contemplando desde la higiene personal, la gestión del dinero o los apoyos sociales hasta el acceso al mundo laboral, siempre acorde a las necesidades de cada persona, respondiendo al principio de independencia del modelo de Planificación Centrado en la Persona (PCP), mediante el cual, se procura potenciar los aspectos relacionados con la autodeterminación de la persona, con su capacidad para tomar sus propias decisiones.

Actualmente, en España, existen importantes vacíos en relación a aspectos básicos para la calidad de vida de las personas con TEA y de sus familias. Éstos se extienden a todos los ámbitos, desde la detección precoz o la atención temprana, a la educación o los apoyos para que las personas con TEA desarrollen una vida independiente en la vida adulta, y participen plenamente como ciudadanos de pleno derecho en la sociedad.

Son organizaciones de familias quienes inician proyectos piloto pero aún nos queda un largo camino para convencer a las Administraciones Públicas de la conveniencia de poner en marcha este tipo de programas de forma generalizada, ya que son muchas las familias que hasta ahora han demandado el servicio y, aún más aquellas que presentan las mismas necesidades vitales en el estado español.

Ofrecer a las personas con TEA una vida de calidad y digna requiere un esfuerzo colectivo, hemos de apostar por programas inclusivos y luchar porque sean las administraciones públicas las que reconozcan la igualdad de derechos y asuman servicios especializados.


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
SI te gusta nuestro contendido no uses bloqueador de publicidad


Anuncios

3 Respuestas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: