Anuncios
Tóxicos ambientales y trastornos del espectro del autismo
8.2Nota Final
Puntuación de los lectores: (40 Votes)
8.2
Print Friendly, PDF & Email

El artículo “¿Fumigando TEA?” de José Ramón Alonso se ha constituido en un motivante para seguir abordando el tema inagotable de tóxicos ambientales y trastorno del espectro del autismo (aunque deberíamos decir “Trastornos del Desarrollo” de una forma más general).  Hace algunos años leí una cita, cuyo autor no recuerdo, que me impactó fuertemente: “La humanidad está dirigiendo un gran experimento toxicológico y los conejillos de indias son nuestros niños”…

En 1999 inició el estudio CHAMACOS (Center for the Health Assessment of Mothers and Children of Salinas, pero también hace referencia al significado del término “chamacos” en español: niños) que valoraba a mujeres embarazadas del valle de Salinas en California, Estados Unidos.  En este estudio se daba, posteriormente, seguimiento a los niños y a su desarrollo en general con el objetivo de investigar el impacto de la exposición a pesticidas y otros químicos en su crecimiento, salud y desarrollo.  El estudio CHAMACOS investiga los siguientes aspectos:

  • Cómo los niños son expuestos a pesticidas y otros químicos ambientales
  • El impacto de esa exposición en la salud, crecimiento y desarrollo
  • Los mecanismos por los cuales esa exposición impacta la salud (epigenética y estudios genómicos)
  • Las formas de reducir esa exposición en los niños y sus familias.

Incluyen dentro de su investigación al benceno, DDT e insecticidas, DDE, dioxinas, plomo, pesticidas organofosfatados, pesticidas en general, bifenilos piliclorinados, retardantes de llama, tabaco y otros.  Al momento llevan numerosas publicaciones informando sobre sus resultados y el impacto general en la salud-crecimiento-desarrollo que han observado:



  • Asma y problemas respiratorios
  • Problemas atencionales (déficit de atención) y de conducta
  • Trastornos del desarrollo cerebral
  • Alteraciones de la función hormonal
  • Problemas reproductivos en la mujer y en el hombre
  • Alteraciones en el inicio de la pubertad.

Más específico dentro de los Trastornos del Espectro del Autismo es el CHARGE STUDY (Childhood Autism Risk from Genetics and the Environment).  Este estudio parte de un principio muy importante: no es un solo factor el que cuenta a la hora de explicar los casos de TEA.  Este estudio también ha servido para definir la interacción entre Genes y Ambiente.  Involucran a niños entre 24 y 60 meses de edad, nacidos en California, con padres que hablan español o inglés y que al menos uno de los padres viven.  Se identifica a los niños con TEA y valoran una serie de aspectos sociales, intelectuales y de desarrollo además de explorar la exposición a químicos en el ambiente de casa o en otros ambientes tanto antes como después del nacimiento.  Realizan adicionalmente una serie de investigaciones celulares y de químicos en relación con el impacto que puedan tener en el desarrollo cerebral.

“La humanidad está dirigiendo un gran experimento toxicológico y los conejillos de indias son nuestros niños” (autor no conocido)

Parte de los aportes del CHARGE STUDY es la información que actualmente disponemos de disfunción mitocondrial en niños con Trastornos del Espectro del Autismo.

En octubre de 2014, Shelton J et al publicaron en la revista Environmental Health Perspectives (2014; 122,10) un artículo titulado NEURODEVELOPMENTAL DISORDERS AND PRENATAL RESIDENTIAL PROXIMITY TO AGRICULTURAL PESTICIDES: THE CHARGE STUDY.  Muestran como la exposición durante la gestación a pesticidas de uso común en la agricultura pueden inducir alteraciones neurotóxicas del desarrollo en seres humanos con el consecuente retardo del desarrollo y riesgo de autismo.  En los resultados muestran como las mujeres embarazadas que vivían a 1.5 kilómetros de áreas de uso de organofosfotados en algún punto de la gestación tenían 60% de incremento en el riesgo de tener hijos con TEA.  Las mujeres expuestas a insecticidas piretroides mostraban incremento del riesgo de TEA y Retrasos del Desarrollo, el riesgo se mostraba desde la gestación y a lo largo de los tres trimestres del embarazo.  Igualmente mostraron el riesgo de Retrasos del Desarrollo en los hijos de mujeres expuestas a carbamatos pero sin lograr determinar los momentos de mayor riesgo.

BIBLIOGRAFÍA:

  • Alonso, José Ramón.  Fumigando TEA
  • Shelton F, Geraghty E, Tancredi D, Delwiche LD, et al.  Neurodevelopmental Disorders and Prenatal Residential Proximity to Agriculturas Pesticides: The CHARGE Study.   Environmental Health Perspectives 2014; 122, 10.
  • The CHAMACOS STUDY, cerch.org/research-programs/chamacos/

Artículo escrito por:

Carlos E. Orellana Ayala – Neuropediatra

Síguelo en Facebook


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
Si te gusta nuestro contendido no uses bloqueador de publicidad


Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: