Anuncios

Campaña de crowfunding para investigación sobre autismo

Print Friendly, PDF & Email
Equipo de investigación de Infoautismo

Equipo de investigación de Infoautismo

En la Universidad de Salamanca el Centro de Atención Integral al autismo (Infoautismo) (www.infoautismo.es) está llevando a cabo un proyecto de crowfunding para avanzar en el diagnóstico precoz de menores con trastorno del espectro del autismo (TEA). Se trata de encontrar nuevos indicadores de riesgo por debajo de los 12 meses de edad. El desafío es lograr bajar la edad de detección buscando el ideal de llegar a una fase neonatal, o prenatal si fuera posible, de identificación, como se hace en otras alteraciones del desarrollo.

El autismo es una alteración en el desarrollo del cerebro que afecta muy precozmente a la organización de las habilidades para la comunicación y la interacción social, llevando a que los niños con este trastorno y sus familias tengan que afrontar enormes retos a lo largo de su vida. Las dificultades se superarán mejor cuanto antes se identifiquen. Identificar biomarcadores asociados al autismo es el primer paso para descender la edad de diagnóstico hasta el nacimiento, e incluso desde fases prenatales.

Cómo se puede colaborar

Se ha puesto en marcha un proyecto de crowdfunding para desarrollar esta investigación. Esto significa que cualquiera puede colaborar con pequeñas aportaciones a cambio de las cuales recibirá diferentes productos. Se puede encontrar toda la información detallada en la web de PRECIPITA.

HAZ CLIC AQUÍ SI QUIERES COLABORAR CON EL PROYECTO

¿Cuál es el objetivo?

En los últimos años la prevalencia de casos de personas con TEA ha aumentado de forma exponencial, lo que justifica la necesidad de instrumentos que ayuden a los profesionales de la salud y la educación a la identificación y detección precoz

El programa de investigación llevado a cabo en la Universidad de Salamanca ha logrado significativamente la edad de detección, siendo posible la detección a 18-24 meses. El desafío es lograr descender por debajo de los 12 meses, el sueño es llegar a una fase neonatal o incluso prenatal de identificación, como se hace en otras alteraciones del desarrollo. El propósito general de este proyecto es progresar en un sistema de detección fiable que permita iniciar una intervención más temprana, para alcanzar una calidad de vida mejor en el futuro, tanto para el niño como para su familia. Este es el gran reto de nuestro grupo de investigación, y todos nuestros esfuerzos se dirigen hacia una detección lo más temprana y eficiente posible de los TEA.



A través de este proyecto queremos estudiar los principales biomarcadores que sirvan para indicar el riesgo de tener un TEA, de manera que se reduzca sensiblemente esta edad, como mínimo, por debajo de los 12 meses, tratando de llegar incluso a fases prenatales.

¿Por qué este proyecto es singular y único?

 Las investigaciones basadas en biomarcadores para detectar el autismo de forma fiable son escasas aún. En nuestro país solo nuestro grupo tiene experiencia contrastada en detección precoz. El hallazgo de un solo biomarcador fiable sería un hito tan importante para prevenir el autismo como el que se alcanzó cuando se descubrió que una test tan simple como la prueba del talón, que se hace a los niños recién nacidos, previene una gran variedad de enfermedades metabólicas muy graves.

Los grandes grupos de investigación internacionales están dirigiendo importantes esfuerzos para identificar los factores genéticos y para mejorar el tratamiento. Pero la complejidad de este grupo de trastornos lleva a que, hoy por hoy, identificar la causa genética sea una meta muy lejana, al igual que el hallazgo de un tratamiento universal. Tampoco nadie ha logrado detectar sistemáticamente niños con TEA en edades inferiores a los 12 meses.

La creación de un dispositivo de detección basado en indicadores biológicos, válido para ser usado en los servicios de salud y que facilite un diagnóstico en edades tempranas, también reducirá los altos costes, económicos y personales, que hoy tiene el diagnóstico del autismo para las familias.

¿A quién beneficia este proyecto?

Todos los niños con un diagnóstico de TEA y sus familias, así como menores que en su conducta temprana muestren signos de sospecha de autismo son beneficiarios potenciales de este proyecto, ya que los resultados aportarán orientaciones técnicas a los profesionales e información clara y tranquilizadora a las familias.

En un sentido amplio, el estudio beneficiará a la sociedad en general, ya que mejorará la eficacia de los servicios asistenciales y se reducirán sus costes actuales.

¿Qué conseguiremos con tu ayuda?

Nuestro grupo cuenta con los equipos, conocimientos e infraestructuras básicas necesarias para desarrollar el proyecto propuesto.

Si llegamos al mínimo de 4.500 € nos ayudarás a costear el diseño de un dispositivo de detección que utilizarán los servicios de salud para identificar niños con riesgo de TEA menores de 12 meses, lo que constituye un gran reto para la comunidad científica mundial.

Y además, si llegamos a los 25.000 €, contribuirás a costear los materiales y recursos necesarios para entender la utilidad de determinados biomarcadores específicos para identificar el autismo. Si superamos el objetivo óptimo, se ampliará la muestra de la investigación, y se creará un programa de seguimiento y apoyo a las familias de los niños con diagnóstico de TEA. Todo esto podría permitir realizar un diagnóstico temprano y reducir los costes de los servicios de apoyo y la carga para las familias y la sociedad en general.

HAZ CLIC AQUÍ SI QUIERES COLABORAR CON EL PROYECTO

 

Puedes ver más información sobre el trabajo de este equipo de investigación en su web oficial AQUÍ o en redes sociales en Facebook o Twitter


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
SI te gusta nuestro contendido no uses bloqueador de publicidad


Anuncios

Una Respuesta

  1. Ana

    Mi trabajo es dar clases de estimulación temprana a bebes menores de 24 meses que asisten con su mama a paartir de los 4 meses, lo he hecho por mas de 20 años de modo que para mi es muy sencillo reconocer a un niño con problemas en su desarrollo ya que estudié ese tema y conozco perfectamente las pautas de este. Me ha tocado en muchas ocasiones identificar a niños que mas adelante serán diagnosticados con algun grado de problemas autísticos. Yo observo en algunos niños cabezas mas grandes y frentes mas abombadas. Otros niños son muy intolerantes debido al ruido, movimiento y cambios de la clase y el ambiente. Otros no buscan la aprobacion de las mamas al momento de jugar, Muchos mantienen una mala postura al sentarse debido al bajo tono muscular, otros no utilizan sus manitas para manipular material didáctico. A todos les fascinan la música y las canciones Casi todos tienen buena atención visual. Muchos no toleran texturas y no desean ser tocados ni abrazados por nadie mas que su mama. Algunos tienen pobre contacto visual. La mayoría producen menos sonidos. Muchas de estas situaciones las van superando un poco mas no lo suficiente por que las clases son solo 2 veces por semana y de una hora. Creo que este tipo de sesiones ayudarían muchisimo a identificar tempranamente a estos pequeños y a encauzarlos en el mejor momento de su desarrollo a un programa mucho mas intenso, enriquecido y frecuente.

A %d blogueros les gusta esto: