Anuncios

Gigantada con más de 120 gigantes en Pamplona por el Día Mundial del Autismo el próximo sábado 2 de abril

Print Friendly, PDF & Email

Sensibilización, hinchables, música en directo e iluminación de edificios azules con el lema “La inclusión y el respeto para las personas con autismo”

gigantesEl próximo 2 de abril se celebra a nivel internacional el Día Mundial de Concienciación por el autismo y con este motivo la Asociación Navarra de Autismo (ANA) ha preparado una extensa jornada llena de actos, con un evento central a las 12.00 en la Plaza del Castillo de Pamplona, en la que se llevará a cabo una concentración de más de 120 Gigantes de toda Navarra, para sensibilizar sobre el autismo y colaborar en la intensa campaña de ANA para lograr la plena inclusión de las personas con autismo en nuestra sociedad. Más de 300 bailadores y una organización que supera la coordinación de más de 1.000 personas, la Asociación Navarra de Autismo quiere un año más dinamizar a la sociedad civil y sensibilizar  sobre esta discapacidad invisible, con personas llenas de “capacidades especiales” que debemos descubrir, fomentar y respetar.

El programa se inicia hoy con la presentación del cuento interactivo “Bruno & Pumballoo El Concierto” (ver nota de prensa adjunta) y seguirá con los actos del día 2 de abril, con el siguiente

PROGRAMA:

10.00 Recorrido de GIGANTES desde Plaza de la Libertad (Los Caídos), por Carlos III hasta Plaza del Castillo.

12.00 Entrega premios V Concurso de dibujo y canción a capella de Cecilia González (si posible acompañada de Pepe el Marismeño)

12.30 Gran SUELTA de 1.000 globos azules

12.35 GIGANTADA con Bailes en la Plaza del Castillo. Gaiteros, bailes y música

13.00 FANFARRE Duguna

13.05 Salida RECORRIDO de los gigantes Plaza del Castillo, Chapitela, Calceteros, Plaza Ayuntamiento, Mercaderes, Estafeta, Plaza de Toros, Salesianos

17.00 BAILES Plaza Castillo

18.30 CONCIERTO El Camarote de Marx en colaboración con Épsilon.

Durante todo el día hinchables y mesas de sensibilización. Así mismo se decorarán con globos azules el Hotel La Perla y el Café Iruña.

Durante la noche anterior, del 1 al 2 de abril, iluminación edificios azul (Ayuntamiento de Pamplona, Teatro Gayarre, Auditorio Baluarte, Planetario de Pamplona, Cerco De Artajona, Acueducto de Noáin) y la noche del 2 al 3 de abril el Parlamento de Navarra en unión a la Campaña internacional por la que cada año, decenas de edificios emblemáticos se iluminan de azul en señal de concienciación con las personas con TEA y sus familias. Se trata de una campaña mundial promovida por Autism Speaks y conocida por sus siglas en inglés LIUB (Light It Up Blue) #LIUB

Los Gigantes de los siguientes pueblos y barrios de Navarra: Artika, Orkoien, Miranda de arga, Obanos, Castejón, Buztintxuri, Larraga, Mutilva, Noáin, Olite, Murchante, Fitero, San Adrián, Rotxa, Comparsa Gartxo Azpilagaña, Nueva comparsa de Tudela, Irurtzun, Barañáin, Aibar, Milagro, Buñuel, Andosilla, Puente la reina, Funes, Cascante, Comparsa Axier Marco de Tafalla, Lakuntza, Villava, Espinal, Caparroso, Santa cara, Carcar, Uharte Arakil, Olazagutia, Arguedas, Sangüesa y Falces.

Los Gaiteros de Barañáin, Funes, Andosilla, San Adrián, Murchante, Pamplona, Miranda de Arga, Cascante, Zubiondo Gaiteroak, Garesko Gaiteroak, Gaiteros Ezpelur, Sangüesa  y Haizeberri Haizaldi.

Y las txarangas Txaranga Caparroso y Txaranga EZK .

Todo ello organizado en colaboración con Rubén Platero, cuya pasión por estas figuras es tal que representó los gigantes de su pueblo Falces, y de ahí comenzó su pasión por elaborar gigantes de goma de otros pueblos, lo que llevó a la creación de la empresa Gigantes de Goma Platero. En la actualidad ha hecho 24 parejas de gigantes de goma tanto de Navarra como del País Vasco , también realiza cabezudos infantiles, gigantillas y restaura cabezudos y gigantes de Ayuntamientos. Se ha contado así mismo con la colaboración de Diego Méndez e Izaskun Extremado.

Los ‘rasgos’ del autismo

El trastorno del espectro autista (TEA) es un trastorno del neurodesarrollo que afecta de por vida a la persona en diversas áreas del desarrollo, como la interacción social, la comunicación y el comportamiento, que, en ocasiones, se ve marcado por patrones repetitivos y estereotipados.



Según explica Amaya Áriz, presidenta de ANA y madre de Mario, un niño de 7 años con autismo, “este es un trastorno cuya prevalencia no ha dejado de incrementarse en los últimos años, ya que se han multiplicado los casos de TEA detectados y diagnosticados en el mundo. Actualmente, se estima que 1 de cada 68 niños que nacen podría presentar un trastorno de este tipo”.

Sin que se haya detectado una causa concreta que lo provoque, sí existen ciertas características que identifican a una persona con TEA, como resume Áriz. “Cada niño con autismo es diferente, pero algunas signos que pueden alertar a los padres son: no suele atender cuando se le llama por su nombre, no mira a los padres frecuentemente a la cara ni responde a un abrazo con la misma intensidad; prefiere jugar en soledad y no reacciona a lo que ocurre a su alrededor, ni mira a donde se le señala; tampoco dice lo que quiere sino que busca las cosas por sí mismo, y se ríe o llora sin motivo aparente o fuera de contexto; repite las actividades una y otra vez, hace movimientos raros, camina de puntillas, está muy unido a ciertos objetos o tiende a ponerlos en fila; y se muestra muy sensibles a ciertas texturas, sonidos, olores y sabores”.

Ante estas manifestaciones, padres deben acudir a un especialista para que evalúe al niño y haga un diagnóstico lo más rápido posible. “Por lo general, cuanto antes se inicie la intervención terapéutica, mejor es el pronóstico de la persona con TEA y se suele producir una buena evolución de la sintomatología”, afirma la presidenta de ANA. Esta intervención consiste en trabajar el contacto ocular, la intención comunicativa, las habilidades sociales o el desarrollo verbal, entre otros aspectos.

“Solemos decir que los niños con autismo son pensadores visuales, porque en su cabeza tienen imágenes, no palabras. Por nuestra parte, tenemos que intentar hacer nuestro mundo lo más visual posible, dibujando o usando pictogramas (dibujos que representan una acción u objeto) para cualquier actividad”, apunta Áriz. “Es lo mismo que ocurre con una persona ciega que usa bastón o lee en Braille, o con una que padece diabetes y que precisa medicación diaria –añade-; las personas con TEA también necesitan que su entorno se adapte a sus necesidades para que puedan avanzar”, recalca.

Así, junto al uso de pictogramas, establecer una rutina fija cada día y el trabajo constante son las claves que marcan la convivencia con una persona con TEA.

Diez consejos para convivir con el autismo:

  1. Conocimiento del trastorno. Cuando el niño y la familia han recibido el diagnóstico, es necesario un trabajo de formación sobre el TEA para que, especialmente los padres, sean conscientes de qué es y qué implica convivir con ello.
  1. Establece una rutina. Los niños con este trastorno necesitan mantener unos horarios regulares y muy estructurados en todo momento. De hecho, muchos de ellos no llevan bien que se interrumpan esas rutinas o se produzcan cambios, lo que puede ocasionarles disgustos, confusión o ansiedad.
  1. La anticipación es muy importante. En línea con los horarios y la rutina, el niño debe saber con antelación qué es lo que va a hacer ese día o qué va a pasar cuando vaya a un sitio. Por eso, prepara agendas visuales de los próximos planes o actividades y enseña con tiempo al niño a gestionar situaciones sociales nuevas y, si es necesario, de forma visual.
  1. Busca su contacto ocular. Siempre que haya que decirle algo, debemos intentar que nos mire a los ojos. Para asegurarte de que te escucha, siempre agáchate y ponte a su altura para hablarle. Los niños con autismo tiene dificultad en mirar y oír a la vez, por eso es tan importante que establezcan contacto contigo de alguna manera.
  1. Usa siempre apoyos visuales. Ellos no aprenden como el resto de niños, sino que precisan apoyos visuales, incluso en los juegos. Utilízalos para pautar sus tareas o para afianzar ideas.
  1. Gestiona las rabietas. Los momentos de enfado o disgusto pueden ocurrir en cualquier momento, y cuando esto suceda, debes tener preparado en casa un espacio tranquilo, con algún juguete preferido y cojines, para gestionar y sobrellevar adecuadamente las rabietas.
  1. Ten muchísima paciencia. Las personas con autismo tardan en responder a cualquier pregunta. Es mejor darles tiempo y no insistir, porque esto puede llevarnos a la frustración, tanto del niño como del adulto. Además, recuerda que este trastorno es una carrera a largo plazo y que puede resultar muy cansada para todos.
  1. Realiza un trabajo constante. Todo este trabajo y la intervención terapéutica que se realice desde la familia, centro terapéutico, centro escolar u otros profesionales, debe ser diaria y muy regular. Como padre, céntrate en lo que queréis mejorar y no dejes de formarte en cómo hacerlo.
  1. No pongas límites a su evolución. Este trastorno evoluciona de muy diferente manera en cada niño. Mantén una actitud abierta.
  1. Prepara a tu entorno. Informa a las personas cercanas del trastorno que sufre tu hijo, de cómo y qué puede ocurrirle en reuniones sociales con demasiada estimulación sensorial para que su reacción no suponga más dificultades.

La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
Si te gusta nuestro contendido no uses bloqueador de publicidad


Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: