Print Friendly

A la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, se le ha ido -literalmente- la pinza. Tras sus últimas y penosas declaraciones en Twitter diciendo literalmente: “Es miserable sacar beneficio de manera carroñera con niños que para ser iguales tienen que ser tratados de manera especial”. Se ha cubierto de gloria. Al parecer la presidenta de Andalucía le parece que quienes defienden los derechos inalienables de más de 20.000 niños andaluces que requieren atención temprana son unos miserables carroñeros. Quizá aquí se aplique ese refrán tan español que dice “cree el ladrón que todos son de su condición”.

Pero para que no se diga que trasladamos mensajes parciales, adjuntamos el texto íntegro del Diario de Sesiones del día en cuestión al que ustedes pueden acceder haciendo clic aquí. “Y, mire, si el 90% de las entidades en Andalucía quieren una norma distinta, no quieren considerar a esos niños enfermos, quieren el trato en horas justas y necesarias, la ampliación de los recursos, un nuevo modelo, y han llegado a un acuerdo con este Gobierno para llevarlo a cabo, ¿no le parece cruel que sigan jugando de manera miserable y carroñera con el sufrimiento de quienes, lamentablemente, para ser iguales necesitan que se les trate de manera especial, especial? Que son niños y niñas, que muchos de ellos el día de mañana no serán ni enfermos ni recordarán lo que han tenido, pero que nadie podrá olvidar el uso carroñero que dos fuerzas políticas en esta Cámara llevan haciendo semanas con quienes lo están pasando muy mal, muy mal, muy mal”(sic) Un uso torticero y absoluto de la realidad, que como una fuerza política (que no es la suya ni de las que le bailan el agua) se convirtió en el canal para promover el trabajo de una red de personas y conocedores del tema, a usted le pareció un asalto a su poder absoluto y señoril. Señora mía, deje ya de usar su modelo de poder absoluto, el tiempo del imperio acabó hace tiempo.

Lo que es realmente carroñero y miserable son los recortes sostenidos que están llevando a cabo, ya ni los ocultan, las cifras oficiales y muchas más cosas están disponibles AQUÍ.

A ver, señora Díaz, es lógico que usted esté acostumbrada al ordeno y mando, cosas de quienes desde la soberbia dominan a sus súbditos. Pero es que lo que no puede hacer es insultar a quienes defienden los derechos de los niños con necesidades, a quienes usted no parece representar. Quizá usted no entienda el hecho del significado de “apoyo”, que es lo que esos niños necesitan, usted no lo entiende, ya que desde su poltrona de cuero astado nos mira con condescendencia, pero recuerde una cosa, usted, para su desgracia no es Reina, no está ahí por la gracia divina. Usted se debe a los ciudadanos, y no a las compañías privadas de salud con las que dicen las malas lenguas usted anda pactando. Eso dicen las malas lenguas, ¡qué malvados son esos chismosos!, acusarla de que pretende crear un negocio a raíz de la atención a niños con necesidades sanitarias específicas. Debe ser todo mentira, seguro, usted trabaja duro, no sé bien para qué ni para quién, pero seguro que trabaja mucho. No creo que usted ande haciendo esos pactos para que se pueda hacer un negocio con el futuro de tantos y tantos niños ¿O sí?

Mientras usted acusa de carroñeros a quienes luchan por lo que es correcto, usted se dedica a carroñar (Causar roña o infectar con ella al ganado lanar), ya que debe pensar que somos ovejas descarriadas. Y permítame que pida el perdón para usted, yo no me siento habilitado para ello, pero replicaré a Jesucristo cuando dijo “Perdónalos señor, ¡porque no saben lo que hacen!”. Y es que realmente ustedes no saben lo que hacen. Han recortado de forma sistemática los apoyos que por ley están obligados, han engañado y mentido de forma sistemática, estafan a quienes creyeron en ustedes. Supongo que le preocupa más que pasó con el timo de los ERES o las otras estafas y ultrajes al dinero público que sus acólitos se han dedicado a perpetrar en los últimos años. Supongo que debido a que usted, salvo la venta de cosméticos en sus tiempos mozos, no ha tenido un empleo privado en su vida, no sabe lo duro que es el día a día de las familias. Es más, no parece que le importe. Usted que se cree que los andaluces deben ser tontos o algo por el estilo, a pesar del último bofetón que le dieron en las urnas. Pues a pesar de eso, se dedica a pretender que besemos sus zapatos de lujo, esos con los que nos patea la boca. Si el Cristo de la capilla de la Esperanza de Triana pudiera, se arrancaba los clavos de las manos para con ellos sacarse los ojos. Ni el mismo Dios puede entender que alguien sea tan ruin como para indignarse cuando su pueblo le pide justicia, y usted los trata con desprecio, y además, los insulta. Qué poco le aprovecharon las clases de catequesis, a las que de forma tan devota acudía, qué poco aprendió usted del gran Ángel Leiva, a quien parece procesar devoción.

Señora Díaz, ¿por qué no se va y nos deja en paz? Vaya usted a molestar a otro lado. Pero tenga claro una cosa, se le acabó la impunidad, se le acabó el ordeno y mando. Personajes como usted, hacen buenos a bellacos de tiempos pretéritos, me produce usted desde hace ya tiempo, una fuerte irritación en la parte final del colon.

Verá usted, le dejo un vídeo que demuestra que cuando las personas se unen consiguen saltar barreras imposibles, es lo que hace la unión, que da fuerza, que alimenta los espíritus de las buenas personas, esas a las que usted desprecia de forma pública, esas a las que al parecer a usted le repugnan. Es obvio que para ser social es mejor no ser socialista. Ustedes que acusan a otros de maldades diversas, ¿quizá saben de qué hablan verdad? Pues la unión nos permite superar los obstáculos, nos permite ir adelante, nos permite darnos cuenta de que cuando hablamos con una sola voz, incluso aquellos que actúan bajo la ley del ordeno y mando, incluso esos, se verán sobrepasados, y ojalá, acabe usted su triste existencia bajo la sombra de un ciprés muerto. Al menos, el ciprés le aportará dignidad al final de sus días, porque los cipreses saben morir de pie, usted no.

Pues le dejo este bonito vídeo que demuestra que incluso cuando pensamos que nuestras fuerzas flaquean, cuando sentimos que los demás nos apoyan, lo conseguimos.

 “Cuando adviertas que para producir necesitas la autorización de quienes no producen nada; cuando compruebes que el dinero fluye hacia quienes trafican no con bienes sino con favores; cuando percibas que muchos se hacen ricos por el soborno y las influencias más que por el trabajo, y que las leyes no te protegen contra ellos, sino que, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra ti; cuando repares que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un sacrificio personal, entonces podrás afirmar sin temor a equivocarte que tu sociedad está condenada.” Alissa Zinovievna Rosenbau


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
¿nos ayudas haciendo un clic?



URL Corta: https://wp.me/p1lUm3-8Df

Sobre El Autor

Director y Editor de Autismo Diario y responsable de supervisión de artículos científicos. Especializado en sistemas de desarrollo y economía sostenible. Co-autor del proyecto de formación técnica y reinserción social de África Central para United Nations Development Programme (ONU) y AIDICO. Coordinador del proyecto de salud pública para tribus nativas de Norteamérica. Ha impartido formación, conferencias y talleres sobre autismo de forma ininterrumpida en los últimos años en 6 países. Ha impartido clases magistrales en la Universidad de los Andes (Colombia), ha dado programas formativos especializados en la Facultad de Ciencias de la Educación de la PUCE (Ecuador) y profesor externo de la Facultad de Medicina San Carlos (Guatemala), entre otras múltiples actividades. Supervisor de los programas de investigación de la Fundación Autismo Diario. Padre de un niño con autismo. @danielcomin en Twitter

Artículos Relacionados

6 Respuestas

  1. leticia Valdespino Echauri.

    Lo que muestra esta Señora Susana Díaz es una gran ignorancia y una mente cerrada sin criterio alguno, Felicito al Dr. Daniel Comín por la excelente respuesta, muy bien fundamentada, ojala y la entienda la señora, lo creo difícil pues se ve que no tiene idea de lo que dice y su capacidad de análisis está muy disminuida.

    Responder
  2. angelaco

    Ahora es tan fácil declarar estupideces sin el más mínimo asomo de vergüenza escudados en un @ y 140 caracteres. Uno imagina que no tiene que pelear derechos, por qué si son inherentes, qué necesidad hay, pero igual, hay que pelearlos con todas las armas, las ganas y hasta las últimas consecuencias. Pero que lleguen a negar el derecho a pelear derechos? eso si es como dice el artículo: de bellacos. Creo que la mejor respuesta es la rebeldía allá en Andalucía, en España, Aquí, donde sea, rebeldía, resistencia y oposición… amplia, suficiente y contundente.

    Responder
  3. Carmen Beltran

    Hay mucha mezquindad por el mundo, pero cuando se ceba con niños y debiles no tiene perdon. Los derechos, a veces, hay que exigirlos. Padres andaluces afectados recoger firmas, solo asi rectifican algunos. Es triste tener que hacerlo, pero los hijos de los que deciden seguro que no tendran los problemas de los vuestros.

    Responder
  4. Lust

    Lapsus lingüae: así es como ve la casta a los hijos de los obreros, como carroña. En Madrid se dejó jugar a niños con arena contaminada con material radiactivo (no pasa nada, eran hijos de lacayos como tu y yo) y todavía hay un velo sobre esto, que debe tener relación directa con innumerables casos de tumores en la zona.

    Responder

Deja un comentario