Anuncios
Print Friendly, PDF & Email

Una vez más, es necesario denunciar el tratamiento mediático que lamentablemente muchos “periodistas” dan al síndrome de Asperger.

Es fácil sembrar la duda, sin prueba alguna sobre que, determinada persona, involucrada en algún acontecimiento mediático de difícil explicación “pudiera o pudiese tener” síndrome de Asperger, a lo mejor simplemente porque algún testigo o tercera persona sin relación directa con la persona o los hechos, pudiese “haber sugerido” que “creía que podía tener” síndrome de Asperger. Es fácil porque la sociedad en general, apenas sabe de qué estamos hablando y por otro lado la ventaja añadida de que los muertos no hablan. Es fácil también, y por cierto, deleznable, citar como fuente de información a un amigo de un vecino que se lo dijo a un periodista o afirmaciones peregrinas varias …por favor

Eso sucedió por ejemplo en el extraño e incomprensible accidente del avión de Germanwings, un accidente cuyas conjeturas van desde un fallo de fabricación hasta un accidente con el empleo de armas experimentales (HELLAD) de la OTAN. Quien quiera que investigue. En cualquier caso fuese lo que fuese nada mejor que acudir a una explicación oficial que cargue la responsabilidad sobre una sola persona. Nada mejor que una versión fuera del conocimiento del público general. Por ejemplo, decir que el copiloto se hubiese encerrado en cabina y que “se sospechaba” que “pudiese tener” síndrome de Asperger y una depresión, aspectos ambos que inexplicablemente habrían pasado desapercibidos durante años (¿me lo explican por favor?) a una compañía exigente y seria como Lufthansa. Sin pruebas, sin diagnóstico, solo por conjeturas, sin tener en cuenta que el daño que pudiese hacerse a un colectivo de personas, que además paradojicamente suelen ocupar el papel de víctimas de maltrato y exclusión.

 Kayden Clarke con su perro Samson

Kayden Clarke con su perro Samson

Lo que ya es el colmo de la miseria moral en la que se están instalando nuestros medios de comunicación, es la forma en que se da la noticia del asesinato de Kayden Clarke, un joven transexual con síndrome de Asperger, cuyo vídeo se hizo viral en Internet por la acción de su perro calmándola de un ataque de ansiedad.



Veamos: llaman a la policía para pedir ayuda porque esta persona, en una crisis de ansiedad, amenaza con suicidarse. La policía se presenta en su casa, entran allanando directamente su domicilio a la fuerza y al verla con un cuchillo en la mano (supuestamente para suicidarse), la cosen a balazos. Recapacitemos; Agentes del orden, armados, pertrechados con equipo protector y entrenados para inmovilizar, a cualquier persona por varios procedimientos (gas, pistola eléctrica, etc.) dicen haberse sentido en peligro de muerte por una chica de solo 24 años, con autismo en una crisis de ansiedad y disparan a matar. Estamos, se mire por donde se mire ante la ejecución (yo diría el asesinato con cobertura legal en toda regla), de una persona, con una discapacidad manifiesta, y en un momento que podría haberse solucionado simplemente con la conversación de un profesional de la psicología o algún familiar. Quizá el error sea utilizar para todo la respuesta policial incontrolada y violenta y poner armas en manos de incompetentes entrenados en la paranoia social.

¿Cuál ha sido el tratamiento mediático mayoritario?: vergonzoso; parece sugerirse que la culpa es de la persona abatida por tener un cuchillo en la mano, incluso algunos dan la versión de que “se abalanzó” contra la policía. Increíble, una persona con un trastorno autístico en pleno estado de ansiedad es violentada en su propia casa por agentes armados, con cascos y pertrechos, salidos de una película de terror y es tiroteada de forma mortal. ¿Ustedes se creen algo? Quien conozca a cualquier persona con autismo o síndrome de Asperger intuye al momento que esta versión es inverosímil, entiende que los medios son cómplices de un tratamiento indecente de la noticia y lamentablemente sabemos que nuestros hijos no están seguros en una sociedad policial, armada e intolerante a la que parece nos vamos dirigiendo.

Presentar el hecho como: “transexual con asperger muere abatido en defensa propia” transmite un mensaje mucho más perverso y complaciente con el discurso autoritario, segregador y fascista. La verdad es que es la familia la que “pide ayuda” para su hijo con autismo porque piensan que está muy mal y puede hacerse daño, también dicen que hablando se le puede calmar, lo que reciben es muerte, violencia, asesinato. Me lo imagino, gritos de al suelo, al suelo, manos arriba , suelte el cuchillo, crack, crack, crack, cuerpo abatido y cinco armas apuntando a la cabeza del chico mortalmente herido en el suelo, sin comprender como ha sucedido.

– Mi sargento … llevaba un cuchillo

– No se preocupe Mc Donald, lo hemos visto todos.

– ¿Qué le decimos a la prensa?

– Nada, que se abalanzó, fue en defensa propia.

Nos hemos enterado posiblemente porque esta persona hizo un vídeo y lo subió a Internet, ¿de cuántos casos similares no nos enteramos? ¿Cuánta gente con problemas mentales o con discapacidad es asesinada por la policía en Estados Unidos?

Nosotros, padres de personas con autismo y síndrome de Asperger sabemos inmediatamente que lo que nos cuentan, no es como se cuenta, nos sentimos indefensos, maltratados, indignados y asqueados de la escasísima capacidad crítica de algunos medios de comunicación, del vergonzante “copia y pega” de periodistas que repiten las noticias sin contrastar como papagayos, sin investigar el fondo, sin atreverse a discrepar, sin molestarse en entender lo que significa tener síndrome de Asperger o autismo más allá de las noticias basura que ellos mismos generan y de la que se retroalimentan en un bucle maldito. Un bucle que a base de repetirse finalmente va a condenar a la sospecha infundada, a unas personas que llevan sufriendo marginación e incomprensión social durante toda su existencia, cerrándoles aún más las puertas de su difícil integración en la sociedad.

El fondo de nuestro corazón, nosotros, padres y madres sabemos, haya o no proceso legal, y se diga lo que se diga, que esta persona murió por tener síndrome de Asperger, (perdón no murió, fue asesinada), por no entender la situación social del momento, o el peligro que representaba. Recibimos el mensaje de que cualquiera de nuestros hijos podría tener el mismo fin en uno de esos ataques de ansiedad que suelen sufrir, si se topan con un policía nervioso, paranoico y de gatillo fácil, apoyado por un estado autoritario y justificado por los medios de comunicación.

Tristeza, asco e indefensión es lo que sentimos.

Por: Rafael Jorreto Lloves

Presidente de la Asociación Sevillana de Síndrome de Asperger


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
Si te gusta nuestro contendido no uses bloqueador de publicidad


Anuncios

4 Respuestas

  1. niñera feliz

    Ojala nunca más tengamos que leer estas noticias y se cree una conciencia social para evitar futuros casos como este.

  2. freddy

    Cuantos como estos habrán ocurrido y los medios pusieron títulos abominables. Los que sabemos como son las reacciones de estas personas, sabemos como se debe actuar. Acaso la policia no dispone de profesionales para sus intervenciones, creo que no. Ahora debería concientisarse a estas instituciones procedimientos adecuados en sus intervenciones. No es tarde.

  3. Andone

    Es muy triste qué personas que se supone que tienen que protegerte, te maten así, impunemente. Todos sabemos como son nuestros hijos cuando están cruzados y qué son muy espectaculares, pero es que no había nadie en el momento para qué esos “defensores de la ley “no hicieran lo que han hecho. Terrible!

    • Daniel

      Antes de ser asesinado había grabado un video donde criticaba con mucha lucidez el sistema de salud americano y denunciaba que los profesionales no conocían el síndrome de Asperger. En el país tampoco lo conoce nadie, sin embargo en los colegios privados se ve una tendencia a rechazarlos como alumnos, entonces, ¿a qué está jugando el mundo con el síndrome?
      Por suerte ya en España se está trabajando el tema de los derechos de imagen para el espectro del autismo.

A %d blogueros les gusta esto: