Print Friendly
Foto: Karen Andrews

Foto: Karen Andrews

Según un estudio de investigadores suecos, los bebés con partos muy prematuros tienen grave riesgo de presentar alteraciones del neurodesarrollo. Para ello, un equipo de investigadores del Instituto Karolinska y del Hospital Universitario Karolinska en Suecia, examinaron a más de 100 bebés que habían nacido muy prematuros (antes de la semana 27 de gestación), encontrado que casi un 30% tenían signos claros de autismo, así como la aparición de otros trastornos del neurodesarrollo.

Pero, y según los investigadores, no es solo un riesgo elevado de autismo, también de TDAH, dificultades del aprendizaje y daño cerebral. Este trabajo viene a concluir que, además del riesgo genético, existen factores ambientales que pueden conducir al desarrollo de alteraciones del neurodesarrollo. En el caso específico de partos muy prematuros, los investigadores sostienen que el cerebro crece mejor en el útero, y si el entorno de desarrollo cambia demasiado pronto puede interrumpirse la organización de las redes cerebrales.

A su vez, encontraron una mayor incidencia del autismo en bebés prematuros que en bebés con complicaciones durante el periodo neonatal. Se estima que alrededor del 1% de niños pueden desarrollar signos de autismo, pero en el grupo estudiado de niños prematuros esta cifra alcanza el 30%, diferencia suficientemente significativa como para dar una alerta al respecto. A su vez, los estudios por resonancia magnética mostraron alteraciones estructurales cerebrales, localizadas en las regiones que juegan un papel clave en las características centrales del autismo.

Se apreció que en los niños del estudio apareció un crecimiento menor de las partes del cerebro involucradas en el contacto social, la empatía y la adquisición del lenguaje, funciones que están alteradas en los niños con autismo. Este seguimiento se llevó a cabo desde el nacimiento hasta los 6,5 años de edad. Las conclusiones del estudio vienen a reafirmar que factores ambientales, y no solo genéticos pueden estar íntimamente relacionados al desarrollo del autismo y otras alteraciones del neurodesarrollo. Estas alteraciones en la conformación cerebral y las dificultades asociadas a la misma, hacen pensar que puede existir una relación directa entre el parto muy prematuro y el desarrollo de alteraciones en el desarrollo, aunque no se sabe a ciencia cierta, qué mecanismo o proceso genera esta alteración, pero dada la gran diferencia de impacto entre bebés a término y muy prematuros, este es un aspecto que requiere mucha más investigación.

Bibliografía:

Poor Brain Growth in Extremely Preterm Neonates Long Before the Onset of Autism Spectrum Disorder Symptoms, Nelly Padilla, Eva Eklöf, Gustaf E. Mårtensson, Sven Bölte, Hugo Lagercrantz and Ulrika Ådén, Cerebral Cortex, online 21 December 2015, doi: 10.1093/cercor/bhv300


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
¿nos ayudas haciendo un clic?



URL Corta: https://wp.me/p1lUm3-8vQ

4 Respuestas

  1. mariano almudevar

    Esto Daniel se sabía al menos desde los años setenta del siglo pasado cuando se hicieron estudios tratando de identificar las variables involucradas. El desarrollo de autismo era mucho mayor donde había retinopatía de prematuridad, al uso de oxigeno a altas presiones, a problemas con el cerebelo etc ¿porque se olvidó esto y los que tenían un hijo prematuro y con austismo se les dejó en la confusión? Para evitar litigios con obstetras y anestesistas, y para seguir buscando la proteína mágica que causaba el autismo. . Allí estaba la promesa para BIG Pharma, allí estaba y está el dinero de la investigación, aunque esto último gracias a los de la neurodiversiodad un poco menos.

    Responder
  2. Daniel Comin

    Hay una barbaridad de bibliografía sobre el tema, cuando revisé el estudio sueco para ver que tal estaba, acabé de los nervios, ¡pensaba que no iba a acabar nunca! Pero al igual que en los casos de hipoxia que mencionas y otras lindezas. Pero lo bueno del estudio sueco es la parte de RMI, que coincide con otros estudios previos pero donde aporta más evidencia aun. Además, ¡un 30%! es una barbaridad. Aquí podemos hablar de una artificialidad de las manifestaciones. Hay otras cosas que ando viendo también que darán mucho que hablar, pero bueno, al final, no sé qué me preocupa más, si el antes, el durante o el después. Para el durante y el después ando yo en un análisis puramente legal, la solución está en la Convención de ONU, para lo anterior, y parte del durante, me parece que aun falta.

    Responder
  3. cartur9Carmen Jiménez de Espinoza

    Durante tres meses estaré trabajando con el grupo de la Dra. Ulrika Äden, directora del grupo de investigación que ha publicado tan importante hallazgo dice Carmen Jiménez de Espinoza. Dese el 01 de marzo hasta el 31 de mayo La investigadora Carmen Jiménez de Espinoza, que lleva la línea de investigación sobre los trastornos del Espectro de Autismo con el grupo de Neuroquimica y Neuroimagen de la Universidad de La laguna desarrollará la investigación que complementará a los primeros hallazgos en niños nacidos prematuros, en el Hospital Karolinska en Suecia.

    Responder

Deja un comentario