Anuncios

El Día Universal del Niño y el Autismo

Print Friendly, PDF & Email
Foto: Unicef

Foto: Unicef

Naciones Unidas celebra el Día Universal del Niño el 20 de noviembre, fecha en la que la Asamblea General de la ONU aprobó la Declaración de los Derechos del Niño en 1959 . Esta declaración, que no tenia legalmente carácter vinculante, no era suficiente para proteger los derechos de la infancia. Tras diez años de negociaciones con gobiernos de todo el mundo, líderes religiosos, ONG, y otras instituciones, se logró acordar el texto final de la Convención sobre los Derechos del Niño, el 20 de noviembre de 1989, cuyo cumplimiento es obligatorio para todos los países que la han firmado.

Muchos años ya trabajando a nivel internacional para preservar los derechos fundamentales de la infancia, y sin embargo, en el mundo “desarrollado” se siguen vulnerando los derechos de los niños con diversidad funcional, niños que debido a sus diferencias frente al grupo mayoritario son considerados como “raros”. Y se fomenta la diferencia basándose en un gran desconocimiento. Y es el gran desconocimiento lo que aumenta la brecha social, lo que sentencia a millones de niños a la exclusión social, a no poder acceder al libre ejercicio de sus derechos.

Y los niños con autismo son un grupo especialmente vulnerable, ya que a día de hoy, y a pesar de los esfuerzos que se realizan desde las entidades de defensa y de las familias, el nivel de desconocimiento sobre el Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) sigue siendo enorme.

Y el desconocimiento genera desatención, y la desatención desamparo. Y este desamparo genera un gran mercado para los mercaderes de salud, quienes al final, son los grandes beneficiarios de todas esta situación. Hay tantos mitos alrededor del autismo y tantas teorías que han acabado colocando a los niños con autismo en una situación de extremo riesgo, ya que miles de ellos reciben tratamientos no solo experimentales, además muchos de ellos carecen de base real. Vemos como las familias acaban en manos de gente sin escrúpulos quienes les convencen de innumerables teorías sobre los orígenes del autismo y les aplican tratamientos fuera de toda ética.

Y las autoridades no parecen hacer nada al respecto, nadie parece recordar que la legislación del país protege al niño ante este tipo de intervenciones milagrosas, pseudocientíficas o experimentales. Cuando en EE.UU. han parado la experimentación en chimpancés a raíz de la presión de grupos en defensa de los animales, a lo largo del mundo se somete a niños con autismo a intervenciones experimentales sin evidencia, y la lista es larga: Dietas extrañas; Quelaciones; Administración de productos químicos sin control; Tratamientos con células madre; Cámaras Hiperbáricas; Consumo de vitaminas y suplementos diversos; …., y un largo etcétera de tratamientos que no solo ponen en peligro la salud de estos niños, ¡y atención!, porque si por un lado la intervención es peligrosa, por el lado de la medicina oficial casi que también, donde se administran fármacos psiquiátricos a niños pequeños como única vía a la intervención. Y claro, finalmente desde los grupos oficiales a los grupos “alternativos”, TODOS acaban dando compuestos químicos a niños, los cuales acaban dentro de un circulo vicioso y extremadamente peligroso.

¿Quién defiende a estos niños? Porque en muchos casos, sus propias familias han caído en el engaño, ya sea el del sector oficial y sus fármacos o el del sector “alternativo” y sus más que dudosos tratamientos. Tenemos pues a niños en situación de indefensión, donde sus futuros se han puesto en grave riesgo, donde nadie quiere asumir responsabilidades y donde es muy fácil culpar a madres y padres, quienes al final son tan víctimas como sus propios hijos.

Es por tanto un deber y una obligación el dar información veraz, contrastada, y evitar que niños caigan en intervenciones experimentales, donde se ha convertido a estos niños en cobayas, dignos del laboratorio del doctor Josef Mengele. Pero nadie parece darse cuenta de esto, ya que los niños con autismo, parecen seguir siendo invisibles. Hoy en el Día Universal del Niño, también debemos hablar de los niños con autismo.


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
SI te gusta nuestro contendido no uses bloqueador de publicidad


Anuncios

Sobre El Autor

Director de la Fundación Autismo Diario

Director y Editor de Autismo Diario y responsable de supervisión de artículos científicos.
Especializado en sistemas de desarrollo y economía sostenible. Co-autor del proyecto de formación técnica y reinserción social de África Central para United Nations Development Programme (ONU). Coordinador del proyecto de salud pública para tribus nativas de Norteamérica.
Ha impartido formación, conferencias y talleres sobre autismo de forma ininterrumpida en los últimos años en 6 países. Ha impartido clases magistrales en la Universidad de los Andes (Colombia), ha dado programas formativos especializados en la Facultad de Ciencias de la Educación de la PUCE (Ecuador) y profesor externo de la Facultad de Medicina San Carlos (Guatemala), entre otras múltiples actividades. Supervisor de los programas de investigación de la Fundación Autismo Diario. Miembro de AETAPI – Asociación Española de Profesionales del Autismo.
Padre de un adolescente con autismo.
@danielcomin en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: