Anuncios
Print Friendly, PDF & Email

Las personas con Trastornos del Espectro del Autismo (TEA), como es mi caso, enfrentamos muchas dificultades en la vida. Como todas las personas se han de enfrentar a las suyas. Y algunas con más dificultades que los TEA. Y dentro de las personas con TEA, según las circunstancias de cada cual, las dificultades presentan características diferentes. Y se han de enfrentar de formas diferentes. Y por eso es tan importante que la sociedad de igualdad de oportunidades a todas las personas para poder llevar a cabo sus proyectos de realización personal. Las personas con TEA ni somos más ni menos que nadie. Somos como somos. Tenemos nuestras dificultades y exigimos de la sociedad, para nosotros pero también para todos, oportunidades de ser felices en la vida. Que no se cierren los caminos a la realización de nuestras ilusiones y proyectos.

Un ámbito, fundamental en la vida de las personas es el tener un trabajo, una actividad laboral que nos permita sobrevivir en la sociedad del dinero, pero, también que, a ser posible, nos ayude a ser felices. En mi caso hay trabajos que haría porque el dinero es necesario, y otros, además, porque me hacen sentirme feliz. Y me da miedo tener que hacer algunos que me hagan infeliz porque no tenga mas remedio, o, no se si peor, que no tenga trabajo para nada.

He leído que los comentarios surgidos con motivo de la presentación del denominado “Informe Olivenza 2014 sobre la discapacidad en España”, del Observatorio Estatal de la Discapacidad, y en particular los aspectos que trata sobre el empleo de las personas con discapacidad: Marco estratégico, reformas legales y situación actual, su lectura me ha sugerido alguna reflexión a compartir con los interesados, discapacitados o no, en esta materia.

El informe aborda En lo relativo a la inclusión económica, la desventaja de la población con discapacidad se cuantifica en casi un 33% respecto a la población general, que se explica fundamentalmente por la enorme diferencia en cuanto a tasa de actividad laboral por un lado, y por una distancia también relevante en los niveles de pobreza.

En concreto, el riesgo de pobreza afecta al 32% de la población con discapacidad, casi 5 puntos por encima de la población general. Por su parte, la pobreza severa afecta a un 14,7% de la población con discapacidad, por un 9,6% en la población sin discapacidad.

Respecto a la población en situación laboral activa, el análisis de la ganancia bruta (salario) indica diferencias relevantes cercanas a los 2,500 euros anuales entre personas con y sin discapacidad, con diferencias muy acusadas en función de sexo y edad.

Por su parte, el escenario de la integración social continúa siendo aquel en el que las distancias respecto a la población sin discapacidad son más amplias. En el informe Olivenza se detalla información sobre la escasez de relaciones sociales, oportunidades para la participación, por ejemplo en actividades de ocio. El 21,5% de la población con discapacidad reconoce que tiene muy pocos o ningún amigo y son mayoría (91%) los que encuentran dificultades por discapacidad para realizar actividades culturales, deportivas o recreativas.

Estos son los datos. Estos datos no son referencias frías en un estudio. Esto es lo que afecta a las personas y especialmente a las personas con discapacidad. Y que decir de las personas con TEA, que a veces, la falta de trabajo o de perspectivas de tenerlo, o teniéndolo la incomprensión del entorno laboral, puede hacer que en el trabajo encontremos una serie de dificultades a veces extremas.

No pedimos nada. Pedimos tener las mismas oportunidades que cualquiera, con discapacidad o sin ella. Derecho a trabajar, y a que nuestro trabajo cuente con las adaptaciones que nos permitan ser eficaces,

En el mundo de la competitividad, pedimos, o exigimos, para todos, además de competencia, y capacidad de competir, que parece lo único que merece la pena, humanidad comprensión y posibilidades de ser feliz.

Sobre el autor:

El autor -Ignacio F. Pantoja- es licenciado en biología por la UAM y máster en Neurociencias por la USAL y en la actualidad estudiante BIR (Biólogo Interno Residente), además de tener Síndrome de Asperger. Lleva 6 años en talleres de escritura y publica regularmente en su blog Tierra de la Desesperación. También pueden visitar su grupo en Facebook Zeo Kuzmich.


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
SI te gusta nuestro contendido no uses bloqueador de publicidad


Anuncios

Sobre El Autor

Ignacio Pantoja
Licenciado en biología por la UAM y máster en Neurociencias por la USAL

Graduado en biología por la UAM y máster en Neurociencias por la USAL. En la actualidad es estudiante de Farmacia en la UCM (la Complutense de Madrid), además de tener Síndrome de Asperger.
Publica relatos regularmente en su blog Tierra de la Esperanza.
http://oskarkreutzer.blogspot.com.es/
Da charlas sobre concienciación y TEA en la Comunidad de Madrid.
Es usuario y colaborador de la Fundación Ángel Rivière
Gestiona el grupo de Facebook Por la igualdad entre aspies y neurotípicos”
https://www.facebook.com/groups/251427885288308/?fref=ts
y el grupo LUCHA TEA
https://www.facebook.com/groups/1613786602229777/

A %d blogueros les gusta esto: