Anuncios
Print Friendly, PDF & Email

El estrés oxidativo, definido como un desequilibrio entre la producción de especies reactivas de oxígeno y la capacidad del cuerpo para, ya sea desintoxicar los mismos o reparar los daños causados por ellos, está alterado en los tejidos de niños con autismo. Estos informes demuestran un aumento en los niveles de óxido nítrico en las células rojas de la sangre y documentan niveles bajos de enzimas antioxidantes, e.j., glutatión peroxidasa y superóxido dismutasa, en niños con autismo cuando se comparan con neurotípicos.

Modelo 3D del glutatión

Modelo 3D del glutatión

Químicamente, el estrés oxidativo está asociado con un aumento en la producción de especies oxidantes o una disminución significativa en las defensas antioxidantes o ambos. El glutatión es un tripéptido que sirve como el principal determinante del estado redox (es decir, la transferencia de electrones entre moléculas) en todas las células humanas. Niveles significativamente más bajos de glutatión peroxidasa, una enzima antioxidante, así como mayores proporciones de glutatión oxidado a glutatión reducido, se han reportado en niños con autismo y sugieren la presencia de una interrupción en el mecanismos de defensa antioxidante en niños autistas. Si la síntesis de glutatión está inherentemente limitada en los niños con autismo esto pudiera proporcionar una explicación bioquímica para el aumento en infecciones y la patología gastrointestinal/neurológica que se asocian a este desorden.



El cerebro es especialmente vulnerable al estrés oxidativo durante el desarrollo ya que en esta etapa el mismo tiene bajos niveles de antioxidantes, tiene un alto requisito de energía, y un alto contenido de grasa y de hierro. En efecto, el cerebro utiliza 20% del oxígeno consumido por el cuerpo pero tan solo comprende el 2% del peso corporal. La demanda de alta energía de metabolismo oxidativo, de una alta concentración de ácidos grasos poliinsaturados y una capacidad disminuida de antioxidante hacen al cerebro más vulnerable al daño oxidativo que la mayoría de órganos. Estudios inmunohistoquímicos postmortem han demostrado que el daño oxidativo, evidenciado por la modificación de lípidos, se localiza principalmente en la sustancia blanca de los pacientes con autismo, lo que sugiere que los axones pueden ser los sitios de daño oxidativo primario en el cerebro de estos individuos. Esta evidencia es particularmente relevante para los déficits de conectividad demostrados en los trastornos del espectro del autismo (TEA), y puede dar cuenta de estos cambios en la materia blanca desde una perspectiva molecular.

La realidad para miles de padres de niños con autismo es que las opciones de medicamentos para sus hijos son muy limitadas, a menudo no son eficaces, y pueden estar asociados con efectos secundarios no deseados o tóxicos; por ejemplo, el aumento de peso con Risperdal o a la toxicidad hepática con otros fármacos psicotrópicos. Como resultado, muchos proveedores de atención primaria que ven gran cantidad de niños con autismo han comenzado a recomendar una variedad de suplementos nutricionales y tratamientos alternativos. Muchas de estas intervenciones son difíciles de implementar en los niños con autismo a causa de problemas sensoriales y comportamientos obsesivo-compulsivos que se manifiestan con dietas autolimitadas.

Mi grupo realizo un estudio utilizando glutatión intravenoso para ver si esta terapia pudiera alterar la expresión de citoquinas en plasma y mejorar el comportamiento en niños con autismo. Nuestros datos indican que tanto la gravedad de los síntomas y los niveles de citoquinas en plasma no difieren significativamente entre los niños con autismo  que reciben placebo por vía intravenosa o la administración de glutatión. La administración exógena de glutatión se ha demostrado que tiene una vida media muy corta en el plasma humano, con la eliminación rápida y el aclaramiento total dentro de aproximadamente 10 minutos. Por lo tanto, una posibilidad del por qué los niveles de expresión de citoquinas no se vieron afectados por la administración de glutatión exógeno en este estudio podría ser que el glutation fue simplemente incapaz de penetrar las membranas celulares debido a que se metaboliza rápidamente en el torrente sanguíneo.


Esta y muchas más informaciones de gran interés podéis leerlas en mi blog personal Cortical Chauvinism


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
Si te gusta nuestro contendido no uses bloqueador de publicidad


Anuncios

Sobre El Autor

Manuel Casanova

El Dr. Manuel Casanova realizo estudios de Neurología en el Hospital Universitario de Puerto Rico. Hizo una especialidad en Neuropatología en el Hospital de Johns Hopkins, y Psiquiatría en el Instituto Nacional de Salud Mental. Entre otros honores el Dr. Casanova ha sido ponente de una presentación magisterial en el Congreso Mundial de Autismo y ha recibido una beca de distinción por el Instituto de Salud Mental por su investigación sobre el autismo. El Dr. Casanova trabaja en la junta editorial de 15 publicaciones y tiene sobre 200 publicaciones y 4 libros editados.

5 Respuestas

  1. Avatar
    Jéssica Molina

    Hay un suplemento que está funcionando muy bien junto con el omega 3 se llama protandim incrementa el glutation en un 300% tengo una amiga precisamente su hijo tiene autismo y le ha ido súper bien!

  2. Avatar
    Gonzo Gonzalez DM - FAN

    Que información tienen de suplementos como Inmunocal, la vitamina B6, magnesio veo que se habla mucho de ellos, pero tengo mis dudas. Mi peque tiene 3 años y medio y con las terapias ha mostrado mejoría. De antemano muchas gracias, vivo en México.

    • Avatar
      m0casa02

      Omega3 y antioxidantes como la viramina C y E pueden disminuir los niveles de radicales libres. Esta combinacion ha sido recomendadad receinetement para personas a riego de Alzheimer. Yo tomo estos suplementos diariamente como una opcion para mantener mi estado de salud. Prefiero el aceite de linaza o de borraja mas que el aceite de pescado. El ultimo puede tener contaminante y acidos grasos pro-inflamatorios.

A %d blogueros les gusta esto: