inteligencia

Definición de la RAE sobre la palabra: inteligencia.

(Del lat. intelligentĭa).

1. f. Capacidad de entender o comprender.

2. f. Capacidad de resolver problemas.

3. f. Conocimiento, comprensión, acto de entender.

4. f. Sentido en que se puede tomar una proposición, un dicho o una expresión.

5. f. Habilidad, destreza y experiencia.

Los grados de severidad en el autismo son algo que sigue en plena discusión, al respecto de qué indicadores son los que inciden en una mayor o menor severidad. Normalmente una mayor severidad se asocia a un mayor grado de dependencia de la persona. Los aspectos derivados de conductas muy disruptivas y de compromiso intelectual suelen ser dos de los mayores ítems a considerar. Por supuesto se pueden añadir otros aspectos que actúen de forma comórbida, la epilepsia suele ser uno de los más relacionados con las dificultades intelectuales.

Pero es importante considerar que la severidad no tiene porqué estar asociada a un déficit intelectual. Durante muchos años se ha afirmado que el 70/80 % de las personas con autismo tienen discapacidad intelectual asociada. Hoy sabemos que esto es rotundamente falso. De hecho la evidencia actual tiende a decir justo lo contrario, y hoy se estima que entre un 20/25 % de las personas con autismo pueden tener una discapacidad intelectual asociada. Y todo esto tiene que ver en cómo entendemos la inteligencia y en cómo se aborda la atención y la enseñanza a las personas con autismo, algo que en la última década está cambiando de forma radical.

La asociación autismo + discapacidad intelectual es otro de los múltiples mitos del autismo, y no se pretende en absoluto desmerecer bajo ningún concepto a las personas que tienen un compromiso intelectual (del tipo que sea), sino más bien intentar aclarar aspectos relativos al cómo un cambio de paradigma está cambiando muchas de las visiones establecidas, de forma que una nueva visión nos ayude a ser mucho más proactivos con las persona con autismo o con cualquier otra alteración del neurodesarrollo. Debemos empezar a pensar que quizá lo que hasta ahora definíamos como la discapacidad intelectual del otro era más nuestra incapacidad intelectual a la hora de establecer patrones adecuados de aprendizaje o enseñanza. En resumen, que ya es hora de que nos demos cuenta de que el compromiso intelectual que le complica la vida a muchas personas, quizá esté en nuestro cerebro, vestido de prejuicios o visiones erróneas.

Esto no pretende en ningún caso hacer desaparecer el hecho de que existan personas que presentan un compromiso intelectual. Y que esto también se dé en personas que tienen autismo, o quizá, en personas que presentan un compromiso intelectual tal que afecta severamente a las áreas de comunicación y sociabilidad y que generan por tanto conductas de tipo autístico. Lo que realmente se persigue es motivar un cambio en el modelo de pensamiento, en dejar de suspender de antemano a las personas que debido a su diversidad o diferencia son tratadas de forma inadecuada y se pone en duda de forma sostenida su capacidad de aprender. Creo que es el momento de empezar a poner sobre la mesa la incapacidad de enseñar por encima de la incapacidad de aprender. Obviamente no todos podemos tener mentes prodigiosas, pero eso no significa que se coarte la capacidad del individuo por el mero hecho de no mostrar un patrón socialmente aceptable en lo que a inteligencia se refiere. Sobre inteligencia y autismo disponen de diversos artículos con mucha bibliografía que pueden consultar haciendo clic aquí.

Hoy para ilustrar esta propuesta veremos dos casos, uno muy conocido, el otro no tanto, pero que al final nos van a mostrar dos situaciones cuasi idénticas. Una chica y un chico, ambos con diagnóstico de autismo, que no tienen comunicación verbal funcional, y a quienes se había encasillado en el grupo de discapacidad intelectual, pero que ¡oh! ambos demuestran que la discapacidad intelectual no era la de ellos.

Carly Fleischmann

Carly Fleischmann, fue diagnosticada con autismo severo, sin embargo un día demostró que su severidad no era intelectual, incluso aprendió a escribir sola, hoy mantiene un blog, escribe libros y es una defensora de los derechos de las personas con autismo, demostrando claramente lo que desde Autismo Diario venimos diciendo desde hace mucho, y es que autismo no tiene porque significar discapacidad intelectual. El vídeo dura 8 minutos, audio en inglés y subtítulos en español.

Ethan

Ethan es un adolescente de 17 años con autismo y apraxia verbal. A la edad de 10, los “expertos” les decían que nunca podría leer, escribir o hacer matemáticas. Hoy, Ethan está haciendo matemáticas avanzadas incluyendo álgebra. Su comprensión de la lectura es increíble y él teclea 65 palabras por minuto. El vídeo dura 12 minutos, está en inglés y con textos en inglés, pero no es muy complicado de entender.

En el pasado se pretendía medir la capacidad intelectual de las personas con autismo por su capacidad de comunicación y expresión verbal, a pesar de que precisamente esa es una de las áreas que suelen estar afectadas en el autismo. Por tanto los porcentajes de discapacidad intelectual eran inmensos. Hoy vemos que no se medía la discapacidad intelectual sino la incapacidad del sistema de medición. Lamentablemente se condenó a una generación completa.

En la actualidad la visión está cambiando, desde familias a profesionales. Incluso a nivel de desarrollo verbal los avances están siendo espectaculares, pero aun falta por convencer a muchos profesionales y familiares de que NUNCA duden de las capacidades de un niño o joven, tener autismo no significa que no aprenda, significa que el maestro tiene ante sí un estupendo acicate y reto profesional, enseñar lo mismo pero de una forma diferente, y así, por el camino descubrirá que enseñar otras cosas de otra forma es tremendamente gratificante.

Immanuel Kant afirmó: “Se mide la inteligencia del individuo por la cantidad de incertidumbres que es capaz de soportar”. Esto significa que la persona con autismo debe enfrentar una larga lista de incertidumbres y manejar una larga lista de situaciones incomprensibles, y decimos que tienen bajo cociente intelectual, mientras que todo tipo de profesionales son incapaces de enfrentarse a una sola incertidumbre y por tanto recortan y encasillan. Este debe ser el cambio de concepto, no podemos restringir las posibilidades de alguien por culpa de nuestra incapacidad intelectual. Si una persona es incapaz de ver más allá de sus propias limitaciones intelectuales, no está por tanto autorizada a infringir un daño -posiblemente irreparable- a las posibilidades de otros.

Hagamos que la famosa frase de Wittgenstein “Los límites de mi lenguaje, representan los límites de mi mundo” se convierta en falsa. Expandamos visiones, hablemos de comunicación, de nuevas formas de enseñanza, de dejar de estigmatizar -y en el caso del autismo por partida doble- a las personas con la tan llevada discapacidad intelectual. Porque si nos dejamos llevar por la definición de la RAE sobre inteligencia, francamente, habría que dar tratamiento intensivo a una gran cantidad de personas. Sobre todo a aquellos que no entienden ni comprenden, a quienes son incapaces de resolver los problemas que nos acucian, a quienes no parecen tener conocimiento, ni habilidades ni nada. A esos sí que habría que cuestionarlos, y no a quienes se les niegan las oportunidades.

 


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
¿nos ayudas haciendo un clic?


Sobre El Autor

Director de la Fundación Autismo Diario

Director y Editor de Autismo Diario y responsable de supervisión de artículos científicos. Especializado en sistemas de desarrollo y economía sostenible. Co-autor del proyecto de formación técnica y reinserción social de África Central para United Nations Development Programme (ONU) y AIDICO. Coordinador del proyecto de salud pública para tribus nativas de Norteamérica. Ha impartido formación, conferencias y talleres sobre autismo de forma ininterrumpida en los últimos años en 6 países. Ha impartido clases magistrales en la Universidad de los Andes (Colombia), ha dado programas formativos especializados en la Facultad de Ciencias de la Educación de la PUCE (Ecuador) y profesor externo de la Facultad de Medicina San Carlos (Guatemala), entre otras múltiples actividades. Supervisor de los programas de investigación de la Fundación Autismo Diario. Miembro de AETAPI - Asociación Española de Profesionales del Autismo. Padre de un niño con autismo. @danielcomin en Twitter

9 Respuestas

  1. Vanne

    buenas , muy buen tema, a mi hijo le diagnosticaron autismo severo a los 2 años, yo desesperada y preocupada, pensaba que mi hijo no podría salir adelante por su incapacidad intelectual, en ese entonces pensaba eso, tenia miedo, quería lo mejor para el, en esta sociedad muchas veces se discriminan, lo vivo en carne propia con la búsqueda de cupo para el colegio para mi hijo, yo desde casa empece a hacerle terapias , vi muchos tutoriales sobre las terapias , aprendí con disciplina y muchas ganas y mucho amor, hoy día a sus 3 años su diagnostico es moderado, es muy inteligente y esta pronunciando algunas palabras, lo básico para comunicarse, sabe contar del 1 al 60, el abecedario, los números, los colores, todos los nombres de los animales domésticos y de la selva, etc… aprendí que a veces subestimamos las capacidades intelectuales de los niños con estos diagnósticos por su poco lenguaje verbal, doy gracias a dios por lo que hemos logrado y seguimos adelante.

    • cecilia - argentina

      hola tengo un niño de 6 años con diagnostico TEA. hace 3 años que hace terapias y desde casa lo hemos ayudado, con amor y paciencia y acercandonos a ellos. se superan muchos obstaculos hoy gracias a Dios habla un poco mas se expresa en lo que quiere, es sumamente gratificante escucharlo .

  2. Telma Quintana

    Mis sinceras felicitaciones senor Daniel Comin, gracias a DIos he podido leer esta magnifica investigacion.
    Por mi experiencia como Maestra de Educacion Especial, a lo largo de todos estos anos, con el amor y respeto que le tengo no solo a mi profesion sino mas que todo a la poblacion con Necesidades Especiales, especialmente el autismo, le puedo decir lo siguiente:
    A pesar que hoy en dia existen tantos estudios, analisis, investigaciones, metodos, libros, etc, para poder ensenar a dichas poblaciones, muchos de los llamados “Profesionales” no quieren cambiar su manera de ensenar, siguen ensenando como ellos piensan que es la mejor manera, por lo que han dejado atras, muchos estudiantes con grandes capacidades.
    Hoy en dia me encuentro ensenando a futuros maestros, y todavia asi es dificil que ellos salgan de su mentalidad cerrada, que no vean donde es donde se puede cambiar, es tan cerrada la mente del que supuestamente tiene capacidades, pero la verdad es que con el largo andar en mi profesion me he podido percatar de:
    Que a los que nosotros les llamamos que son personas con necesidades especiales, porque tienen alguna discapacidad no es cierto, las discapacidades las tenemos nosotros, nuestra mente tiene que cambiar para poder sacarles todo el potencial que estas personas tienen.
    Ensenarles por sus habilidades, destrezas, por eso hay que conocer de las Multiples Inteligencias, ya es hora que el Maestro cambie, para poder tener exito con todo este potencial perdido en los salones de clase, en escuelas que lo unico que hacen es repetir y volver a repetir cosas que estan mal, ya es hora de ‘DESPERTAR”
    Es un mundo fascinante y lo digo porque lo he vivido, trabajado, gracias a DIos he luchado y seguire luchando por esta poblacion, los amo y amare siempre, siempre he aprendido muchisimo de ellos, cada vez que estoy en contacto con un estudiante aprendo increiblemente,
    Muchas gracias por compartir tan enriquecedor articulo.

  3. angelaco

    No imaginamos cuántos jóvenes como Ethan están institucionalizados basados en sus habilidades verbales, motrices…etc. todo lo reducen a que sean “felices” en la medida de sus “posibilidades” , se les enseña habilidades para la vida (quehaceres cotidianos) pero lo académico es desestimado sin siquiera explorar potencial y capacidades. No se sabe a qué obedece, sí al pensamiento inflexible de los profesionales o al prejuicio arraigado de que el autismo es una discapacidad mental.

  4. Carlos

    Los padres nos damos cuenta día a día de las capacidades que tienen nuestros chicos, del esfuerzo que hacen para demostrarlo y sobretodo, la gran capacidad de amar. La sociedad en general no tiene ese concepto y creo que somos piezas claves para que esto cambie y mostrar la realidad

  5. hilda.rca argentina

    me encontré con este documento de casualidad al abrir mi pagina de face y me alegro mucho el haber recibido este articulo por que me doy cuenta que no estoy sola ya que tengo mi hijito con tgd autista hoy por hoy tiene 6 añitos.y siento muchas veces que uno pelea con la sociedad ya que varias personas q e conocido son cerradas con el tema osea ignorantes por q sus pensamientos son estructurados y amoldados a una idea y no aceptan cambios.me esta costando q la escuela donde lo voy a mandar me pongan algún obstáculo.mi hijo tiene at q lo acompañan desde q empezó jardín y un equipo psicopedagógico q lo ayuda esto fuera de la escuela esta con gente q lo contiene mas alla de la familia q lo amamos

  6. William Concepción

    Hola a todos. Mi hijo fué diagnosticado con autismo severo a la edad de 5 años,en un proyecto experimental en Puerto Rico. Eso era cuando se hablaba de 1 en cada 10mil. Hoy me alegra que le intervención temprana ayude a un diagnostico a temprana edad y existan mejores y mayores terapias tutoriales. Ya Willito(mi hijo) tiene 30 años. No habla y nunca llevará una vida relativamente normal. Lo más que pude alcanzar.(mas con mi intervención,que los servicios que había en ese entonces) que no se agrediera,que me besara,que abrazara y utilizar estructuras para aseo personal y ayudar en algunas cosas de la casa.Llegue tarde o el llegó temprano,pero como Padre lo quiero mucho,sus hermanos y obviamente su Madre.Sean consistentes,batallemos contra lo que sea y contra quien sea,por nuestros !GENIOS DORMIDOS!.

    • teresa acosta

      Creo que dado el aumento de personas con un dx. de autismo es nuestro deber hacer entender al mundo, que así como existen personas con diferentes inclinaciones sexuales, tipo físico y personalidad, también tenemos “Neurodiversidad”, diferentes modos de integrar información y dar respuestas a los estímulos que recibimos. Y ante todo también seres humanos.

  7. andrea

    felicitaciones Daniel por este articulo. Es tan cierto todo lo que decis!! ellos tienen muchas capacidades para aprender: solo hay que tomarse su tiempo y buscarle la forma, probar de una manera y de otra, hasta lograr su motivación. cuando encontras su motivación, es como si se abriera una puerta y empieza a fluir todo lo que antes le venias enseñando. Ellos aunque no lo expresen tienen todo guardado en su cabecita, latente, esperando el momento de expresarlo. Asi me paso con mi hija de 4 años. saludos desde Argentina! muchas gracias por compartir tus conocimientos!!!

A %d blogueros les gusta esto: