logoabbyCada día se desarrolla nueva tecnología. Tecnología que busca satisfacer todo tipo de necesidades, desde un nuevo celular que te permita enviar correos electrónicos un segundo más rápido, hasta un aparato que caliente tu café a la temperatura adecuada. Pero ¿qué pasa cuando hay necesidades que afectan mucho más la vida de las personas, de las familias? ¿Qué pasa cuando hay necesidades para las que no se construye nada, para las que no se desarrollan cada día herramientas que puedan ayudar y cambiar vidas?

La Organización Mundial de la Salud estima que 1 de cada 160 niños menores de 12 años tiene autismo en el mundo. En México, existen alrededor de 33 millones de niños menores de 14 años (INEGI), pero aún así no se tienen cifras oficiales que mencionen cuántos casos han sido diagnosticados con autismo en nuestro país o cuántos niños existen que aún no cuentan con ese diagnóstico y por lo tanto no están recibiendo la ayuda que requieren. Si tomamos el dato de la OMS, hablamos de que México hay aproximadamente 220,000 niños con autismo en este momento. En Latinoamérica, hay más de 1.3 millones (UNESCO), teniendo una mayor incidencia en niños en comparación con el cáncer y el VIH (UNICEF). Y aquí es cuando las cosas se complican, porque para esta comunidad no se ha construido tecnología en nuestro país. El desarrollo tecnológico se ha olvidado de satisfacer las necesidades de estas familias.

Con esta línea de pensamiento, un grupo de ingenieros, diseñadores industriales, terapeutas, psicólogos y educadores mexicanos decidieron cambiar esta situación y crearon Proyecto Abby.

Proyecto Abby es una iniciativa creada en 2011 por Ingenieros en Tecnologías Electrónicas del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, Campus Guadalajara, en Jalisco, México, que busca desarrollar herramientas que promuevan el desarrollo integral de personas con autismo en áreas como aprendizaje, comunicación y adaptabilidad; simplificando su inclusión a la sociedad.

A lo largo de los últimos 3 años, Proyecto Abby ha generado un set de dispositivos tecnológicos que integran la estimulación sensorial con objetivos académicos y terapéuticos específicos, que buscan potenciar el aprendizaje de los niños con autismo y mejorar de esta manera su comunicación. Esto fue creado en conjunto con diversas asociaciones, fundaciones e instituciones con las que se ha colaborado en Guadalajara, Jalisco (Fundación HACE, Trascendiendo el Autismo y ATZÁN). Por estos desarrollos, Proyecto Abby se hizo acreedor al 1er Lugar en el Reto Educativo Dell 2013 y el 1er Lugar en el Premio Santander a la Innovación Empresarial 2014 en la categoría de Impacto Social.”

equipo abbyProyecto Abby sabe que cada niño es único, por lo que actualmente se encuentra colaborando con instituciones especializadas en autismo en Jalisco, México; tal es el caso de Psicología y Neurodesarrollo, Trascendiendo el Autismo (TEA), Terapia Integral para Niños con Autismo (TINA) y Centro Psicopedagógico Atzán; con el objetivo de que los niños puedan interactuar con nuestros productos, para de esta manera identificar el canal de aprendizaje más adecuado para ellos,logrando que cada desarrollo realizado por Proyecto Abby se adecue a las necesidades, habilidades e intereses de cada niño.”

Es necesario desarrollar tecnologías cuyo diseño sea totalmente orientado a la población con autismo, es por ello que Proyecto Abby ha concentrado esfuerzos en el rubro de “Investigación y Desarrollo”, potenciando sus procesos de exploración, evaluación y validación gracias a las áreas de “Investigación en Neurodesarrollo” e “Integración Psicopedagógica”, a cargo del Psicólogo Carlos Eduardo Núñez Contreras, quien es consultor certificado de RDI por el Connections Center de Houston TX y la Licenciada en Educación Especial, Karla Oliva Mercado, especializada en el “Tratamiento de Personas con Autismo” por APNA en Madrid, España; quien además cuenta con una certificación en “Diagnóstico Diferencial” otorgada por Enlace Autismo A.C. en México.

Actualmente Proyecto Abby es parte del programa de incubación Tec Lean en ITESM Campus Guadalajara, México, donde se está desarrollando la primer línea de herramientas educativas tecnológicas para el hogar, que busca ayudar a las más de 1.3 millones de familias con autismo en Latinoamérica.

Hasta el día de hoy, se han desarrollado cinco dispositivos (cubo visual, tablero visual, superficie motriz, cubo táctil y tablero giracolor) que mediante la estimulación sensorial (visual, sonora y táctil) persiguen objetivos académicos y terapéuticos que pueden ser llevados al hogar. Cada uno de los cinco busca la interacción del niño con su familia, para de esta manera convertirse en los juguetes favoritos de los niños con autismo y en las herramientas educativas perfectas para sus padres y terapeutas.

Para mayor información acerca de Proyecto Abby, así como de sus productos, visita el sitio web oficial proyectoabby.com

¿Conoces a Mario? Él tiene autismo

Entendiendo el autismo – Sobrecarga Sensorial


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
¿nos ayudas haciendo un clic?


3 Respuestas

A %d blogueros les gusta esto: