Anuncios

Investigación clínica: el síndrome de Down y el autismo coexisten a menudo

Print Friendly, PDF & Email

El artículo original en inglés está disponible Aquí

Riesgo de regresión: Los niños que tienen tanto el autismo y el síndrome de Down son más propensos a perder el lenguaje y otras habilidades que los niños que tienen síndrome de Down solo.  Foto: Wilfredo R. Rodriguez H.

Riesgo de regresión: Los niños que tienen tanto autismo como síndrome de Down son más propensos a perder el lenguaje y otras habilidades que los niños que tienen síndrome de Down solo.
Foto: Wilfredo R. Rodriguez H. 

Casi el 40 por ciento de las personas con síndrome de Down también cumplen los criterios para un trastorno del espectro del autismo, sugiere un estudio británico de casi 500 niños, publicados en la revista Autism Research(1).

El estudio encontró que el 38 por ciento de los niños con síndrome de Down cumplirían criterios en una prueba de detección de corte, ya sea para autismo clásico u otro trastorno generalizado del desarrollo en el espectro del autismo.

En consonancia con la elevada prevalencia de autismo en los varones, el estudio muestra que los niños con síndrome de Down son significativamente más propensos a cumplir con los criterios de un trastorno del espectro del autismo que las niñas con síndrome de Down.

El estudio evaluó si los niños muestran signos de autismo cuando al pedir a sus cuidadores cumplimentar el Cuestionario de Comunicación Social (SCQ), que consta preguntas de sí o no, sobre los déficits sociales y de comunicación y comportamientos repetitivos y restringidos.

Los investigadores señalan que la SCQ no proporciona un diagnóstico clínico. Por ejemplo, usando la SCQ y un cuestionario adicional, un estudio de 2010 estimó inicialmente que el 42 por ciento de los niños con síndrome de Down tienen un trastorno del espectro del autismo. Sin embargo, después de evaluar algunos de los participantes utilizando pruebas más rigurosas, se rebajó la estimación al 18 por ciento(2).

Otros dos pequeños estudios, que dependían exclusivamente de la SCQ, también arrojaron cifras relativamente bajas, la estimación de que entre el 16 y el 19 por ciento de los niños con síndrome de Down tienen autismo(3,4).

Los investigadores que condujeron el nuevo estudio dicen que sus propias estimaciones pueden ser altas debido a la juventud de los participantes que incluye a padres con una mayor conciencia del autismo. Además, el autismo como comorbilidad del síndrome de Down se ha convertido en más conocido en los últimos años.

En el nuevo estudio se compararon niños con síndrome de Down que cumplen con el punto de corte para un trastorno del espectro del autismo con otro grupo de personas con trastornos del espectro del autismo que fueron evaluados en un estudio de 1999(5). Los niños que tienen ambos trastornos son más propensos a tener problemas para participar en una pequeña charla y a tener obsesiones y rituales que los niños con autismo solo. Y son más propensos a ser hiperactivos y tener problemas emocionales y de comportamiento que los niños con síndrome de Down sin autismo. También tienen más probabilidades de haber perdido las habilidades del lenguaje y otras habilidades que habían adquirido con anterioridad que los niños con síndrome de Down sin autismo.

Sin embargo, tienden a ser mejores haciendo gestiones sociales y respondiendo a otros niños que se acercan a ellos que los que sólo tienen autismo.

Teniendo en cuenta estas distinciones, dicen los investigadores, las personas con diagnósticos duales pueden beneficiarse de los planes de tratamiento especializados.

Bibliografía:

  1. Warner G. et al. Autism Res. Epub ahead of print (2014) PubMed
  2. DiGuiseppi C. et al. J. Dev. Behav. Pediatr. 31, 181-191 (2010) PubMed
  3. Lowenthal R. et al. J. Autism Dev. Disord. 37, 1394-1395 (2007) PubMed
  4. Moss J. et al. Autism 17, 390-404 (2013) PubMed
  5. Berument S.K. et al. Br. J. Psychiatry 175, 444-451 (1999) PubMed

Las noticias y artículos de opinión que aparecen en SFARI.org son editorialmente independiente de la Fundación Simons.
©Fundación Simons y autores, todos los derechos reservados.
©Traducción Autismo Diario
Este artículo no puede ser reproducido ni copiado sin autorización expresa.

Anuncios

Una Respuesta

A %d blogueros les gusta esto: