Anuncios

España, entre los juegos del hambre y los tronos

Print Friendly, PDF & Email
Portada del informe LA INFANCIA EN ESPAÑA 2014 de Unicef

Portada del informe LA INFANCIA EN ESPAÑA 2014 de Unicef

¿Qué valor atribuimos a la infancia?, ésta es una de las preguntas que Unicef España se hace. Según el último informe de Unicef España el 23,3% de las familias con uno o dos hijos viven en situación de pobreza, una tasa que se dispara al 46,9% en las familias formadas por dos adultos y tres o más pequeños, y a esas cifras hay que sumar el problema de fracaso y abandono escolar que supera el 23%. Y mientras una parte importante de la ciudadanía pasa el día en “Los juegos del hambre”, una minúscula parte del pueblo se dedica a “Juegos de tronos”, besamanos incluido.

La Constitución Española en su artículo 39.1 afirma que: “Los poderes públicos aseguran la protección social, económica y jurídica de la familia”. En su apartado 4 sostiene que: “Los niños gozarán de la protección prevista en los acuerdos internacionales que velan por sus derechos.” Por lo que da cabida en el ordenamiento constitucional a la Convención sobre los Derechos del Niño y a las obligaciones del Estado respecto a esos derechos. (sic “Propuesta inicial para un Pacto de Estado por la infancia”, Unicef España).

El año pasado escribía un artículo titulado “De la política social al modelo caritativo de atención al niño con autismo” donde me refería al ciclo de la invisibilidad al que los niños, niñas, adolescentes y adultos con autismo se veían abocados y de como las políticas sociales se habían extinguido por arte de birlibirloque y ahora estamos en un modelo caritativo de sociedad. Esta realidad la venimos viendo en la Fundación Autismo Diario cada día, a pesar de que algunos individuos se empeñen en negarlo, al parecer va en contra de la Marca España. Cuando Ignacio González, afirmó en el parlamento de Madrid “Aquí no hay un problema de desnutrición infantil” o perlas desde el propio PP madrileño del tipo “La izquierda lleva la farsa de la desnutrición hasta la Asamblea”. Y parte de razón tenían, nunca nadie habló de desnutrición, pero sí de malnutrición. Hasta ese nivel llega la demagogia del peor ciego del mundo, aquel que sencillamente no quiere ver.

tu_otro_bancoPues a este personaje, y a cuantos otros se empeñen en seguir con la misma cantinela, nosotros les podemos presentar a familias, muchas, que su día a día es una lucha para poder subsistir. Y es que el Banco de Alimentos se ha convertido en el banco más importante de España para una gran cantidad de ciudadanos. Y claro, a lo mejor alguien hasta se sorprende de que la natalidad haya caído un 18% desde el 2008.

Lo que la crisis nos ha enseñado de forma impactante en la Fundación Autismo Diario es a no ver sólo a la persona con autismo, tenemos que mirar a la familia en su conjunto. Cuando una familia no tiene para comer, no puede pagar la electricidad, el agua, el gas,…, en lo último que piensan es en ¿de dónde saco dinero para pagar las terapias de mi hijo con autismo? ¿Normal no creen? O que cuando van a servicios sociales a pedir alguna ayuda, se la deniegan ya que en el 2012 tenían un salario, o percibían una prestación por desempleo, esa que ya se acabó hace tiempo y viven con la mínima de 425 € al mes. Esta es la realidad con la que tristemente convivimos día a día. ¡Y que nosotros mismos hayamos tenido que hacer caridad!, aunque nos engañamos a nosotros mismos y denominamos a nuestras acciones “solidarias”, pero oigan, es caridad, así de claro.

Allá por las postrimerías del siglo XIX, el general Leopoldo O’Donnell, duque de Tetuán, calificó a España de “presidio suelto”, en clara referencia a la inmoralidad absoluta que reinaba en las cúpulas dirigentes, al favoritismo absolutista, y que mientras el patriotismo anda por los suelos, el dinero lo hace por las nubes; ¡Qué poco hemos cambiado!. Pero lo más grave es que encima, a quienes no contentos con todo lo que sucede, deciden ir en contra de los principios absolutistas de los instrumentos del Estado, «pueblo díscolo» sin duda alguna, son declarados como delincuentes por la todopoderosa Administración Pública. ¿No me creen?, pues hagan clic AQUÍ y AQUÍ, y verán como cuando una familia que tiene un hijo con diversidad funcional y decide ejercer un derecho reconocido, son perseguidos y acosados por los integrantes de ese “presidio suelto”.

Pero como hasta en la diversidad funcional hay clases, vemos que el CERMI, insta al fiscal del Estado a parar el juicio penal contra los padres de Rubén, que es el niño de León con Síndrome de Down, a quien sus padres defienden contra la Administración Pública. Y es que la presión del movimiento asociativo ha sido fundamental en este aspecto. Y sin embargo, al otro lado tenemos el caso del niño de Palencia, a quien no solo no lo ha defendido más que su familia, es que poco ha faltado para que se pidiera una condena rápida. Mientras Down España se partía el cobre por Rubén, las dos confederaciones nacionales de autismo (sí, hay dos), pues poco hacían por Daniel, el niño de Palencia. FESPAU lanzaba algún mensaje de apoyo en redes sociales y poco más, y desde la Confederación Autismo España, pues no mucho más, al parecer éstos últimos están más interesados en resolver el problemón que tienen con su sede central en Madrid que en defender al colectivo al que presuntamente defienden.

Y así nos luce el pelo a las familias de personas con autismo, que uno no acaba teniendo muy claro que es lo que se quiere defender, si derechos o dinero, porque al final ese es el drama. Cuando hablas con personas de cierta enjundia del movimiento asociativo para preguntar sobre los extraños problemas que están surgiendo al amparo de esas irregularidades que tiñen la cúpula del asociacionismo del autismo, todos dicen lo mismo, es mejor callar y no decir nada, no sea que nos retiren las ayudas y subvenciones. O cosas del tipo, no nos conviene sacarlo a la luz, hay demasiada gente implicada, o “una información así dañaría la imagen del movimiento asociacionista del autismo”.

Porque aquí parece más importante defender el dinero y preservar el establishment que hacer aquello que de verdad importa. Sin un trabajo de defensa real y efectiva para la exigencia inmediata del cumplimiento de los derechos fundamentales de la ciudadanía, y muy especialmente de la parte más débil de una sociedad, menores con discapacidad, no vamos a ninguna parte. Si solo defendemos el dinero, formaremos parte de los miembros del “presidio suelto”, pero si defendemos los derechos, no debemos obviar que un derecho conlleva inmediatamente aspectos económicos y sociales, que van ligados ineludiblemente a ese derecho que todo niño o niña con autismo debe tener la capacidad de poder ejercer.

Artículo 39, apartado 4 de la Constitución Española, “Los niños gozarán de la protección prevista en los acuerdos internacionales que velan por sus derechos”. ¿Qué parte es la que no han entendido? Demasiado tiempo perdido en Juegos de Tronos, demasiado tiempo inmersos en los Juegos del Hambre, y es que estamos como estamos porque somos como somos.

Anuncios

Sobre El Autor

Daniel Comín
Director de la Fundación Autismo Diario

Ex-Director y Ex-Editor de Autismo Diario y responsable de supervisión de artículos científicos. Especializado en sistemas de desarrollo y economía sostenible. Co-autor del proyecto de formación técnica y reinserción social de África Central para United Nations Development Programme (ONU). Coordinador del proyecto de salud pública para tribus nativas de Norteamérica. Ha impartido formación, conferencias y talleres sobre autismo de forma ininterrumpida en los últimos años en 6 países. Ha impartido clases magistrales en la Universidad de los Andes (Colombia), ha dado programas formativos especializados en la Facultad de Ciencias de la Educación de la PUCE (Ecuador) y profesor externo de la Facultad de Medicina San Carlos (Guatemala), entre otras múltiples actividades. Ex-supervisor de los programas de investigación de la Fundación Autismo Diario. Director Ejecutivo del Centro Iberoamericano de Referencia para la Atención de Desórdenes del Neurodesarrollo (CIRADEN) Miembro de AETAPI - Asociación Española de Profesionales del Autismo. Padre de un adolescente con autismo. @danielcomin en Twitter

3 Respuestas

  1. Avatar
    Helena

    Eso es lo bonito del papel q aguanta con todo. Las leyes y codigos no se cumplen solo estan escritas y quedan como manuscritos de archivo. Los gobernantes, empleados de gobierno y políticos solo llegan a satisfacer sus propias necesidades y no les importa las ajenas no hay humanidad ni conciencia social. Si fueran menos corruptos y más humanos tendriamos un mundo mejor. Y eso es generalizado no hay conciencia de nada y a nadie le importa el sufrimiento ajeno mas bien parece q gozan viendo sufrir a un discapacitado.

  2. Avatar
    Manuel Valero Ribes

    Un buen artículo como acostumbras a realizar en cada uno de tus escritos. Yo no soy tan ilustrado y digo las cosas a lo burro, “que es en la universidad donde aprendí” y si Daniel el dinero y los privilegios personales, saltan las barreras de lo justo y con la claridad que lo expones “no lo ve quien no lo quiere ver”.

    La “apreciación” o estima por los diferentes grupos o amigos en los medios a nuestro alcance como Internet, es muy común, encontrar comentarios y respuestas afines al amiguismo, me gusta…, tienes razón…, estoy contigo…, que guapos…, etc., etc..
    Sin valorar en su justa dimensión los “hechos”.

    Condenamos comportamientos banales y se siente admiración y “apreciación” por políticos en diferentes “opiniones”, no en “hechos” que es lo que cuenta y cero en crítica “lógica” y uno de los muchos ejemplos que se pueden citar: Los 25 millones de euros (al año) destinados a colegios del Opus y no pagan la ley de dependencia a niñ@s y mayores con diversidad funcional y teniéndola aprobada por ley…
    Y se siente admiración y “apreciación” por políticos deshonestos con el pueblo y esta es una de las muchas barbaridades que estos “genios” de la sociedad no les llega ni padecen, estáis a años luz de la miseria y la luz os ciega en no querer ver las “causas”…

    También representantes de organizaciones no políticas “sin animo de lucro” que se aprovechan como trampolín de la posición que ocupan, “en este caso hablo de autismo”, de las jornadas en Barcelona este mes de mayo, donde uno de los ponentes toca el tema de la ley de la dependencia y le comento a uno de los organizadores al que admiro por el gran trabajo que desarrolla en nuestro País y América latina de que la ponencia de dependencia al ser tema burocrático en ideas y de como exigirlo, lo tendrían que difundir por las redes sociales para conocimiento de todos los interesados.
    Con aires de superioridad y no dudo que me supere en muchos “hechos” en otros tal vez no y no hago retórica victimista, son los “hechos” al estudio y conocimiento, el estar por encima de otros y (en muchos de los casos les falta humildad) y se nota su molestia por su forma de contestarme y el ponente sobre la dependencia tiene despacho como presidente y padre de niño con autismo en la organización que preside y sólo por asesorarte cobra una pasta y comenta con todo el descaro en la red: Que el no pagar la dependencia a él le beneficia, “hechos” y menos “opiniones” de criticar a los que ellos dicen que no hacen nada, como si todas las personas tuvieran la capacidad y tiempo de poder organizar, cuando los que tienen esa gran capacidad de organización no son capaces de unir, como pasa en todos los colectivos…, en este caso el de autismo a cientos de organizaciones cada una por su sitio…, cual es el problema de la unificación si no hablamos de dinero (o sí…); y el dinero nubla la vista de los que lo reciben como privilegio y tapa el síndrome del autismo que padecen nuestros niñ@s y muchos no tienen para poder pagar una hora de terapia.
    Por lo que intuyo y recomiendo que hagáis vuestro trabajo y que olvidéis a los que comentáis que no hacen nada, por qué lo primero es saber los “hechos”…
    Y las “opiniones” lanzadas al vuelo sin “lógica” ni “argumentos” las podéis ahorrar.
    L’avi Manel

A %d blogueros les gusta esto: