Un viejo fármaco reduce los signos de autismo en ratones

Transmisión micrografía electrónica de las mitocondrias celulares. FOTO: Thomas Deerinck, NCMIR, UC San Diego.

Transmisión micrografía electrónica de las mitocondrias celulares. FOTO: Thomas Deerinck, NCMIR, UC San Diego.

Investigadores de la University of California y de la San Diego School of Medicine han llevado a cabo un estudio basado en la teoría de que uno de los posibles factores que intervienen en el autismo es una mala comunicación celular. Y para ello usaron un fármaco, la suramina un conocido inhibidor de la señalización purinérgica, que se desarrolló en 1916 en Alemania para combatir tripanosomiasis africana o enfermedad del sueño.

Los resultados, publicados en el 17 de junio 2014 edición en línea de Translational Psychiatry, dan continuidad a una investigación similar publicada el año pasado por el autor principal, el Doctor Robert K. Naviaux (profesor de medicina, pediatría y patología) y sus colegas.

Naviaux afirmó que los hallazgos encajan perfectamente con la idea de que el autismo es causado por una multitud de factores relacionados entre sí: “El veinte por ciento de los factores conocidos asociados con el autismo son genéticos, pero la mayoría no lo son. Es erróneo pensar que los genes y el medio ambiente como factores separados e independientes. Los genes y los factores ambientales interactúan. El resultado neto de esta interacción es el metabolismo”. Naviaux, quien es co-director del Mitochondrial and Metabolic Disease Center at UC San Diego, dijo que uno de los síntomas universales del autismo son los trastornos metabólicos. “Las células tienen un halo de metabolitos (pequeñas moléculas que participan en el metabolismo, el conjunto de procesos químicos que mantienen la vida) y los nucleótidos que los rodean. Estos crean una especie de resplandor químico que transmite el estado de salud de la célula.”.

Las células amenazadas o dañadas microbios, virus o bacterias, o por fuerzas físicas o por productos químicos, como los contaminantes, reaccionan a la defensiva, una parte de la respuesta inmune normal, dijo Naviaux. Sus membranas se endurecen. Los procesos metabólicos internos se alteran, y más notablemente las mitocondrias, las centrales energéticas de las células. Reduciéndose dramáticamente la comunicación entre las células. Esta es la “respuesta de peligro celular”, dijo Naviaux, y si persiste, el resultado puede ser duradero. Si esto ocurre durante la infancia, por ejemplo, el desarrollo neurológico se retrasa.

Las células se comportan como países en guerra“, dijo Naviaux. “Cuando comienza una amenaza, endurecen sus fronteras. Desconfían de sus vecinos. Pero sin una comunicación constante con el exterior, las células comienzan a funcionar de forma anómala. En el caso de las neuronas, que podrían establecer pocas o excesivas conexiones. Una forma de ver esto relacionado con el autismo es la siguiente: Cuando las células dejan de hablar entre ellas, los niños dejan de hablar “.

Naviaux y sus colegas se han centrado en un sistema de señalización celular vinculado tanto la función mitocondrial y para la función inmune innata de la célula. Concretamente, se han concentrado en el papel de nucleótidos como trifosfato de adenosina (ATP) y otras mitoquinas de señalización, que son moléculas generadas por las mitocondrias en dificultades. Esas mitoquinas tienen funciones metabólicas separadas fuera de la célula donde se unen y regulan receptores presentes en cada célula del cuerpo. Se conocen diecinueve tipos de los llamados receptores purinérgicos estimulados por estos nucleótidos extracelulares, y los receptores son conocidos como controladores de una amplia gama de características biológicas con relevancia para el autismo, tales como el lenguaje y las habilidades sociales.

Encontraron que la suramina bloquea la vía de señalización extracelular utilizado por el ATP y otras mitoquinas en un modelo de ratón con un Trastorno del Espectro del Autismo (TEA), poniendo fin a la respuesta de peligro celular y la inflamación relacionada. Las células posteriormente empezaron a comportarse normalmente y tanto los comportamientos parecidos al autismo, como las alteraciones del metabolismo de los ratones, fueron corregidos.

Sin embargo, los beneficios biológicos y de comportamiento de la suramina no eran permanentes, ni preventivos. Una sola dosis efectiva se mantuvo en los ratones durante alrededor de cinco semanas,. Por otra parte, la suramina no puede ser tomada a largo plazo, ya que puede dar lugar a la anemia y a una disfunción de la glándula suprarrenal.

Aún así, dijo Naviaux, estos y anteriores hallazgos son lo suficientemente alentadores para lanzar pronto una fase 1 de pequeños ensayos clínicos con niños que tienen TEA. Él espera que el ensayo comience a finales de este año. “Obviamente la corrección de las anomalías en un ratón es un largo camino previo al uso en seres humanos, pero creemos que este enfoque – terapia antipurinergica – es una nueva y fresca manera de pensar y de hacer frente al desafío del autismo.

“Nuestro trabajo no se contradice con lo que otros han descubierto o hecho. Es otra perspectiva. Nuestra idea es que este tipo de tratamiento -eliminación de una disfunción metabólica básica subyacente- elimina un obstáculo suficiente para que otras intervenciones no farmacológicas, terapias conductuales y de desarrollo, sean más eficaces. El descubrimiento de que una sola dosis, puede restablecer el metabolismo, significa que fármacos más nuevos y seguros pueden no necesitar ser prescritos de forma crónica. Esta nueva clase de medicamentos, destinados a ser prescritos de manera intermitente durante las etapas sensibles de desarrollo ydestinados a desbloquear el metabolismo, pueden permitir un mejor desarrollo en respuesta a muchos tipos de terapias conductuales y ocupacionales “.

Bibliografía:

Naviaux et al. Reversal of autism-like behaviors and metabolism in adult mice with single-dose antipurinergic therapy. Translational Psychiatry (2014)

Más Información sobre Mitocondrias y Autismo:

La disfunción mitocondrial en los Trastornos del Espectro Autista


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
¿nos ayudas haciendo un clic?


5 Respuestas

  1. Oscar H Giorgi

    Primero que nada…no hay que confundir curar, con desaparecer las conductas…….Segundo los ratones son modificados pero a ciencia cierta, solo presentan rasgos autistas….nada más……El autismo para que comprendan es un saco lleno de gatos….hasta lo que es TGD o TEA….porque solo se diagnostican conductas…no genes o neurología…..esto hace que veamos en estudios genéticos que no concuerden marcadores exactos para todo el grupo de control…..y es que acá está el problema……dentro de esto hay de todo…..hasta lo más posible es que existan diferentes variantes y sean cosas totalmente diferentes, pero todas presentan y se manifiestan de la misma forma…….Por esto es que todo los estudios fallan…y es que lo que falla es el grupo de control y su forma de diagnóstico…….Ahora sabiendo esto…con los ratones solo están trabajando manifestaciones…..nada más…….
    Me cansé de explicar el gran problema que hay acá…y por que digo que esto no se encara seriamente…..o es que estoy descubriendo algo que nadie vio? y es por esto que nunca llegan a nada todos…….
    También esto solo dura pocos minutos…y es imposible administrarlo seguido…por el daño que causa……Cabe aclarar que en un estudio que hicimos con varios autistas y asperger, la melatonina, justamente inductora de sueño, presentó que desaparecía las esterotipias, cosa que también a las personas normales esta no les hace nada…en autistas pega muy diferente…esto quiere decir que lo que a personas les trabaja de una forma en autistas otra….y no veo estudios de fármacos que tengan estudios con un grupo de control autista y las contraindicaciones que estos presentan…..y los estudios que hay son poco serios….son de risa…..Así que según la prueba que realizamos….deja muy en claro los problemas que hay en todo esto…yo vengo probando e investigando con teanina.

  2. Manuel

    Hola buen dia!

    ¿habra avances o comentarios de este estudio a un año de la nota?

    Saludos

A %d blogueros les gusta esto: