Agresiones a niños con autismo: Mamá, me gustaría poder decir lo que me pasó hoy en la escuela

agresiones1Mamá, me gustaría poder decir lo que me pasó hoy en la escuela

Con este significativo título se encabeza una campaña en los EE.UU. para denunciar las agresiones que sufren a diario muchos niños y niñas no verbales en centros de educación. Lamentablemente estas agresiones son más habituales de lo que nos pensamos, los motivos de las mismas son varios, pero todos ellos inaceptables.

Que un niño llegue a casa un día con un moratón, o un chichón, o un golpe del colegio no tiene porque ser precisamente algo terrible, muchas veces los niños jugando se caen, o incluso pueden darse golpes jugando, o mil y una posibilidades más de llegar a casa con una herida ¿Quien no recuerda haber llegado algo magullado a casa de pequeño? Es decir, que a priori, el que un niño pueda llegar un día a casa con un golpe no debe ser un signo evidente de agresión. Pero ¿qué sucede cuando hablamos de niños que no son verbales o que no tienen una buena comunicación? ¿cómo sabemos qué pasó en el colegio? ¿qué sucede cuando descubrimos los moratones o golpes del niño cuando lo vamos a bañar por la noche? Porque nuestro hijo no puede decir lo que el pasó hoy en la escuela.

El que un niño con autismo (por ejemplo), y sin una comunicación funcional, llegue a casa con un moratón, tampoco es un signo inequívoco de que haya sufrido alguna agresión, pero, lo malo es que no se nos comunique justo en el momento de ir a recoger a nuestro hijo con un “Hoy Carlos se cayó en el recreo y se dio un golpe en la rodilla, pero no se preocupen, lloró un poco, pero no fue nada”, o algo similar. Lo malo es que sea al otro día cuando tengamos que ir a pedir explicaciones. Se supone que un niño con este perfil debe tener una mayor vigilancia o supervisión, por motivos obvios, de forma que si sucede algo el equipo del centro esté pendiente. Y aquí podemos encontrarnos con diferentes escenarios y posibles situaciones.

El niño se autoagrede, y por eso tiene esos moratones. Y si el niño se autoagrede, ¿qué hacía el equipo del centro en ese momento, tomar café? ¿Por qué han dejado que se golpee? ¿O no fue él quien se produjo los hematomas? …

El niño tuvo un berrinche tremendo y se quería dar golpetazos con la cabeza contra el suelo y tuvimos que llevar a cabo un bloqueo, y por eso el niño tiene esos moratones en brazos, u hombros, o donde sea. Quizá si el niño tiene 15 años (por tanto un adolescente, pero esto también es valido para adultos), mide 1,80 mtrs y pesa 90 kilos, en pleno ataque de furia pueda ser ciertamente difícil bloquearlo, pero entonces las preguntas serían:

  • ¿Cual es el protocolo del centro para el uso de las contenciones físicas?
  • ¿Está aprobado este protocolo por el comité ético?
  • ¿Son informadas las familias de este protocolo?
  • ¿Tenía el personal la adecuada formación y entrenamiento para el uso de contención física en niños y adolescentes?
  • ¿Existe un protocolo de revisión periódica del procedimiento de intervención?
  • ¿Existe un informe de valoración individual que identifique las consecuencias, necesidad o contraindicaciones de la intervención física?
  • ¿Existe un informe de evaluación conductual y plan de intervención?
  • ¿Existe un registro de la intervención física? Y si existe, ¿Se le entregó a la familia?
  • ¿Existe un consentimiento informado para la utilización de contenciones físicas?

 Es decir, que si el centro, por la razón que sea, en un determinado momento debe emplear una contención física, tiene que cumplir con una serie de criterios y la familia debe ser perfectamente informada en todo momento. Una contención física llevada a cabo por personal bien formado no tiene que suponer un dolor a la persona. Si se hace daño a la persona, en ese momento ya no es una contención y se convierte en una agresión.

Pero en el caso de niños pequeños la cosa es aun más delicada, y también deben cumplirse de forma estricta los puntos antes mencionados. Las “contenciones” a niños pequeños son bastante más sencillas. Provocarle hematomas a un niño pequeño por una presunta contención es inadmisible y se convierte automáticamente en una agresión.

Otra posibilidad es que hayan sido otros niños quienes le han causado los hematomas o heridas. Lo normal es que si otro niño ha mordido a nuestro hijo y le marcó los dientes, nuestro hijo lloró, o se revolvió, es decir, que no fue una acción de un segundo (son niños, no ninjas). Por tanto el personal del centro debió advertirlo, y si no lo hizo, ¿estaban tomando café? Es decir, no cumplieron su labor de vigilancia. Si una cosa así sucede, los padres deben ser informados de lo que sucedió y de las medidas que se van a tomar para evitar que se repitan en un futuro. Quizá los mordiscos sean una de las acciones más comunes, pero una cosa es que de forma puntual un niño llegue a casa con un mordisco y otra es que, o bien el mordisco sea de primera división o que sea algo habitual, esto ya sería inadmisible.

También hay otro escenario, y es que las agresiones se las provoquen los empleados del centro o colegio, esto no es tan habitual, pero sucede.

Si un niño presenta golpes o moratones con excesiva frecuencia deberemos pues tomar cartas en el asunto. Es importante hacer fotografías e ir al médico y que levante un parte de lesiones donde documente de forma detallada las lesiones del niño. Ante una reclamación es mejor disponer de pruebas que tengan validez. Sobre la frecuencia, también conviene puntualizar, ya que cada caso puede ser diferente. Por ejemplo, un niño que adora subirse a cualquier cosa, que no está quieto ni dos segundos y que de forma habitual (incluido cuando está con la familia) se golpea, ya sea porque se sube a muebles, árboles, o incluso en los parques, pues ya vemos que de normal va siempre señalado, no podremos por tanto acusar al colegio de que el niño se cayó cuando en casa también lo hace, aquí si que en menos de un abrir y cerrar de ojos un niño nos puede dar un susto gitanesco, pero ante un perfil así de niño, lo normal es que los padres sean conscientes de esto y que en el propio colegio nos lo hayan dicho, incluso que el personal del colegio esté en un estado contínuo de tensión. Porque esto también pasa, aquí si que habría que eximir parcialmente al colegio. Ojo, parcialmente, ya que si el niño es del tipo inquieto kamikaze en el colegio deberán de poner los medios para que el niño no esté en una situación de riesgo. Y en cuanto a la frecuencia, bien, que un niño de forma esporádica pueda traer algún golpe, es casi normal, pero ojo, algo que entendamos que es aceptable. Si un niño trae cada semana algún hematoma, chichón o herida, francamente, algo está pasando.

Un niño que está siendo agredido físicamente puede no presentar signos visibles, por ejemplo, bofetones, empujones,…, son agresiones pero no dejan marcas ¿Y cómo detectamos una situación así? Hay diversos síntomas en la conducta del niño que pueden ser de utilidad, por ejemplo, hacerse pipí en la cama por la noche, tener pesadillas, presentar estados de ansiedad, no querer ir al colegio sin un motivo aparente, presentar conductas agresivas, rechazar el contacto con extraños de forma súbita, asustarse con facilidad,…, son algunas de las conductas que nos pueden alertar. En el artículo sobre abusos sexuales a niños con autismo también abordamos las conductas que el niño puede presentar, podemos aplicar también los mismos criterios para detectar posibles agresiones o maltrato físico al niño. Ante una situación de maltrato sin marcas visibles la cosa es algo más compleja, pero en cualquier caso debemos denunciar esta situación.

Otro escenario es donde el niño es agredido por sus compañeros, esto es un sinónimo de una dejación clara y evidente del equipo del colegio, aquí no hay excusas que valgan, es totalmente inaceptable que esto suceda. Culpar a los otros niños de que sean unos canallas es la vía fácil, pero los responsables finales no son los niños, es el equipo del centro que por desidia y dejación de funciones permiten que esto suceda.

Ante cualquier situación de este tipo, debemos ser firmes y contundentes en nuestras acciones y respuesta, pero es muy importante el disponer de pruebas que avalen lo que decimos, por eso es importante es recurrir a fotografías fechadas y a partes médicos. Si es necesario se pueden usar grabadoras digitales, de forma que también podamos usar las grabaciones de audio como una prueba. Ante situaciones de este calibre no hay excusas que valgan, hay que pararlas. Además, también evitamos que a otros niños les suceda lo mismo.

Galería de imágenes de niños y sus heridas

Vídeo de la campaña Mommy, I wish I could tell you what they did to me in school today


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
SI te gusta nuestro contendido no uses bloqueador de publicidad


Sobre El Autor

Director de la Fundación Autismo Diario

Director y Editor de Autismo Diario y responsable de supervisión de artículos científicos. Especializado en sistemas de desarrollo y economía sostenible. Co-autor del proyecto de formación técnica y reinserción social de África Central para United Nations Development Programme (ONU). Coordinador del proyecto de salud pública para tribus nativas de Norteamérica. Ha impartido formación, conferencias y talleres sobre autismo de forma ininterrumpida en los últimos años en 6 países. Ha impartido clases magistrales en la Universidad de los Andes (Colombia), ha dado programas formativos especializados en la Facultad de Ciencias de la Educación de la PUCE (Ecuador) y profesor externo de la Facultad de Medicina San Carlos (Guatemala), entre otras múltiples actividades. Supervisor de los programas de investigación de la Fundación Autismo Diario. Miembro de AETAPI - Asociación Española de Profesionales del Autismo. Padre de un adolescente con autismo. @danielcomin en Twitter

27 Respuestas

  1. Carmen Jiménez

    Esto sigue demostrando lo inminente que es la adecuada capacitación de profesores, logopedas y maestros auxiliares del aula. Nosotras las madres tenemos de forma innata lo que ellos necesitan y se llama “Amor”. sin embargo nuestros hijos deben asistir a la escuela donde deben recibir educación para estructurar de forma adecuada todas sus habilidades cognitivas y la formación de la corteza cerebral. Lamentablemente para nuestros niños la escuela es poco menos que el infierno de sus vidas. Por todos ellos, la educación que es un derecho constitucional de todo ser humano tiene que sufrir muchos cambios y reconocer que no están capacitados para ellos.

  2. angelaco

    Es terrible cuando en el colegio se justifican con la condición de nuestros hijos tanto para “explicar” por qué esta golpeado, como para realizar contención. Peligrosa en niños y adolescentes. Es muy cierto, dónde están cuando suceden las conductas que luego según ellos el chico los obliga a tomar medidas drásticas. Particularmente aconsejo nunca firmen un consentimiento de intervención. Soy de las que llego a una institución y antes de saludar digo… “¡No apruebo la contención!”

  3. CLERY

    Es lamentable que se presenten estos casos, la escuela como formadora no está preparada para albergar en sus aulas de clase a más de 1 niño con estos diagnósticos, a nosotros como padres nos corresponde informar a los maestros de las dificultades que presenta el niño y tratar por todos los medios de conseguir la empatía de los compañeros para con nuestro hijo, formar comités de vigilancia con los padres y fomentar la sana convivencia en las escuelas, ayudar al maestro en el conocimiento de los niños que maneja y las necesidades de cada uno, si todos trabajamos en equipo derrotamos toda forma de violencia.

  4. José Félix

    Querido Daniel , como ya he comentado por ahí , el titulo de la cabecera lo hago mio , “de todas todas”. A día de hoy nos seguimos haciendo la misma pregunta ,que sigue sin contestar. GRACIAS !

  5. José Félix

    Eso es lo malo , que en realidad la respuesta la sabemos

  6. Mercedes Sanchez

    Soy la abuela de Niklas, francamente estoy muy triste de leer los comentarios, y ver las fotogarfias , porquetiene que suceder esto…es que las profesoras , vigilantes de estos niños estan tomando cafe…..como se preguntan…por favor e stos niños necesitan mucho AMOR…y por tanto la vigilancia debe ser estricta….por algo se han preparado , estudiado y saben todo lo que pueden pasar estos pequeños o grandes no hay derecho a la crueldad , y mas aun cuando entran en una crisis, saber actuar para calmarlos…quizas soy ignorante en la especialida pero me interesa enterarme de todo lo relacionado al AUTISMO..GRACIAS

  7. fco

    dios se apiade de estos profesores por que moririan en mis manos de ser uno de mis hijos

  8. angelaco

    Comparto lo que dices en uno de los comentarios “Los berrinches y conductas desafiantes son el fracaso de la intervención, y del fracaso debemos aprender y no echar las culpas a otros.” Si estos profesionales que aplican técnicas medievales invirtieran sus energías mejor en conocer adaptar, e intervenir a sus alumnos, que en justificarse, no tendríamos testimonios tan indignantes como estos. Algunos deberían trabajar en el S.W.A.T. dónde se autoriza la contención sin reserva, quizá se equivocaron de vocación (con todo respeto con aquellos profesionales que lo son en todo el sentido de la palabra)

  9. Abel Ramón Olvera Gutierrez

    Considero que es absolutamente necesario que los padres y familiares de personas con autismo y otras discapacidades, pugnemos porque las escuelas especiales y regulares donde atienden a niños y niñas con autismo y otras discapacidades, cuenten obligatoriamente con vídeo vigilancia vía internet, que permita a los padres de los niños verificar en todo momento y desde donde se encuentren, el trato que se da a sus hijos en dichas escuelas, ya que su condición los hace muy vulnerables y de esta manera se podrían prevenir o evitar malos tratos o agresiones a los niños; desafortunadamente, en México, la gran mayoría sino es que todas las escuelas especiales particulares no son supervisadas por el gobierno con el pretexto de que son asociaciones civiles.

  10. guillermo munoz

    muy cierto lo ke dices CLERY, estoy totalmente de acuerdo con lo ke dices.eso es lo ke voy a proponer en la escuela donde estudiara mi hijo ke tiene autismo GRACIAS

  11. andrea nunez

    A MI CUANDO MI HIJO TENIA5 ME LO GOLPEARON EN UN BUS YO DENUNCIE SI ESTO PASA Y GENTE ASI NO DEBE TRABAJAR CON NINOS SON ENFERMOS MENTALES TRABAJANDO CON NINOS QUE NECESITAN GENTE HUMNANA CON PACIENCIA NO LES GUSTARIA A ESOS PROFESORES ESO PASARA CON SUS HIJOS NO ESTOY SEGURA NO,BASURAS

  12. mayra

    A mi niño de 7 años me lo golpeaba su maestra y asistentes y denuncie,pero desafortunadamente nadie hizo nada

  13. Rossy Romero

    Desafortunadamente esto sucede con mucha frecuencia. El año pasado mi hijo llego a casa en varias ocasiones con morados en los brazos. Y en todas las ocasiones puse la queja en el colegio y en las tareas dirigidas.

  14. wilson guman

    una realidad lamentable, lo peor, en los casos en los que ocurre, es q como los profesores o personas q producen el maltrato, como saben q es un niño o niña no verbal, muchas veces inventan excusas y lamentablemente a veces creibles, debemos estar atentos, evidenciar bien el tipo de lesion, la extensión, la afectacion de piel, si hay notable inflamación periférica, el dolor persistente o la poca movilidad de la zona afectada, nosotros conocemos a nuestros hijos, asi q a estar muy atentos a cambios sutiles; otro aspecto es la legislación, todo esta perfectamente escrito, legislado, pero lo q falla es la apicacion de la misma, muchas veces los padres se quejan, hacen denuncias, pero no sucede nada, y mas aun se corre el riesgo de que luego no qquieran aceptar a nuestro niño o niña en la institución educativa, creo q si nos enteramos de algun caso de maltrato, todos los padres del aula o si es posible del colegio deberiamos hacer causa comun y apoyar a la familia comprometida, pero un apoyo firme y frontal contra la institucion, paraq modifiquen su accionar, quiza hoy sucede con un compañerito de mi niño o niña, pero tal vez suceda mañana con el mio, no seamos indiferentes.

  15. SextoSentido

    Buenas,
    Me gustaría que me dijesen que medidas se deben tomar y exigir en caso de haber presenciado una agresión de parte de un profesor a un niño con autismo, por favor, es muy urgente

  16. 1991

    El problema no es de los profesores, es del sistema educativo de este país, se empeñan en poner un solo maestro donde claramente con uno es imposible abastecer las necesidades de tantos niños. Cuanto más pequeños menos debería de ser el número de alumnado por aula, o mayor el número de profesorado. Todos entendemos que en cualquier momento pueda surgir cualquier imprevisto, como que uno de vuestros hijos tenga una NECESIDAD, como por ejemplo, que se haya manchado (recordando siempre que hablamos de NIÑOS) y la maestra tiene la obligación (y obligación moral, que por algo decidió ser maestra) de cubrir esa necesidad, la realidad es que la maestra no tiene cuatro ojos para dejar otros dos de repuesto en ese momento en el aula con los demás alumnos.
    Para solucionar esto, a parte de una buena comunicación entre padres y profesores, lo que es necesario es que los padres dejen de echar la culpa a quien realmente no la tiene, ya que los maestros y maestras solas no tienen la suficiente voz como para llevar este problema a delante, y mucho menos si los que realmente son culpables saben que los padres seguirán siempre echando la culpa a los maestros.
    Sólo espero haber hecho recapacitar a más de una persona en la serie de burradas que se han podido leer entre los comentarios publicados en este artículo.

  17. Brenda

    Este es un asunto que como madre de gemelos con autismo me llega a preocupar ya que uno de ellos es NO verbal. Alguien sabe de algún aparato pequeño de esas cosas para grabar sin que las maestras se den cuenta, que me puedan sugerir? he visto en internet miles de esas cosas, pero No son adaptables para niños.

  18. sandra Yralha

    que hacer ante una conducta de abuso o descuido de sus obligaciones como docentes a quien recurrir para que no la traten como madre loca , superprotectora y cuando tambien no tenemos otro establecimiento donde enviar a nuestros hijos , por favor si alguien sabe … (Argentina BsAs )

  19. MOnica Sassone

    el articulo es muy bueno, pero tengo que decir que en ocasiones los niños LLEGAN golpeados del hogar, y los padres evitan comunicar, he visto rodillas, marcas de dedos, marca de autolesion que llegan del hogar. en ocasiones algunas no las podemos ver porque habria que desnudarlos. cuando el equipo las descubre, los padres enseguida dicen no haberlas visto y culpnan al colegio y por el color se nota que no son recientes o del dia. con esto quiero decir que aveces en casos no verbales, es muy facil culpal al equipo terapeutico y desligar responsabilidades sobre los otros cuidadores, sobretodo para no reconocer que las cosas aveces pasan en el hogar.

    por otro lado no estoy deacuerdo en pensar que una autoagresion fuerte es “facil” de frenar. en ocasiones y sobre todo en adultos las autoagresiones empiezan rapidos y al primer golpe ya dejan marcas. y pensar que “el equipo no estaba mirandolo por eso se golpeo” es cuanto menos equivocado en algunos casos.

    queria dejar este comentario. no porque me paresca malo el articulo, por el contrario es excelente. pero desde el lado terapeutico se siente una impotencia cuando la culpa y responsabilidad cae sobre los cuidadores y acompañantes, y no se esta viendo que el chico no puede contar lo que pasa en la escuela, pero las escuelas tienen camaras, personas que transitan los pasillos, gente que se dedica y no solamente psicopatas. y que del mismo modo pueden pasar tambien en el hogar.

    atte

    monica

  20. Maria

    Mi hijo del syndrome de asperger, funcional, a los 22 anos le danaron el cerebro con HALDOL y haciendole dano, ya que lo tiraba en convulsiones, lo amarraban a la cama por 1 mes y en contra de mi voluntad le administraban el medicamento y un dia convulso por mas de 6 horas, sudaba copiosamente, frio al tacto, dolor en el area cerebro, abria y cerraba la boca bien grande, rigidez en el cuello, se orino y evacuo encima y ya no volvio hablar mas. Al dia siguiente ya mi hijo solo hablaba incoherencia hasta la luz de hoy. Abusado fisicamente, emocionalmente, psicologicamente y sexualmente. El estado de la Florida con un sistema corrupto no le quiere hacer justicia a mi hijo, porque es asperger. Los neurologos no me dicen que le hicieron, se cubren unos a otros y cuando lo llevo a chequear ni lo tocan. En un group home le dieron una tremenda golpiza a mi hijo, porque cojio cornflakes en la noche, una mujer de la raza negra q trabajaba ahi, y q hizo la policia nada. Tres heridas en la cabeza q le suturaron, cara toda golpeada, cuello, pecho, espalda y brazo izquierdo, lo tiro insconciente en un bache de sangre. Le dio con la hebilla de una correa y una maquina de hierro de hacer 3 agujeros. AUN QUIERO SABER DONDE ESTA LA JUSTICIA PARA NUESTROS HIJOS, QUE TIENEN UNA CONDICION. JAMAS ME LE HAN DADO NINGUNA TERAPIA,

  21. YENNIFER

    gracias a Dios mi Mateo escenifica lo q le paso y asi me va relatando que le paso creo q va ser actor de cine porq logro entenderle y para mi es un alivio ahora q ya a mejorado tanto algun dia me lo dira en palabras

  22. mariano almudevar

    Siento que me perdiera este magniífico hilo en 2013, estaba yo en mis propia lucha legal. Como quizá sepas tuvimos que defender el recurso al Supremo de la Administración aragonesa sobre la exclusión de mi hijo, defensa que fue con éxito.

    La exclusión no es un simple hecho administrativo, al contrario a este nivel lo que se tiene es silencio, un silencio insistente difícil de romper. Si se rompe esto se hace a través de latines legales que pretenden amurallar a la administración, los profesionales y triste, muy triste es decirlo incluso a las asociaciones. Y sus abogados los pagamos nosotros.Lo peor no son ni mucho menos los moratones, si no la exclusión, represalias sistémicas y en muchos casos drogas que se dan como apalancamientos condicionantes de la continuación del servicio y que no siempre funcionan dando lugar a que el psiquiatra o pediatra sean usados como excusas para reforzar el proceso de exclusión: el niño tiene un trastorno mental.
    El caso es que la desarticulación de los circuitos mesolímbicos puede tener efectos radicalmente peores y más incorregibles que unos moratones, estos se ven y se van y por lo menos hay que hacer esfuerzo de poner excusas. Lo otro, los efectos de las drogas y de la exclusión, no son tan escandalosos pero son terriblemente dañinos no tengo ninguna duda. Si.a esto se añade el tener a la Administración, por cuyos abogados pagamos, a los profesionales y más vergonzoso de todo, incluso a asociaciones con conflictos de intereses algunas veces mezquinos, en nuestra contra, la desmoralización puede ser tremenda. Por otra parte la lucha por los derechos, nos da un sentimiento muy real de rectitud y firmeza difícil de igualar de otra manera,.

    El problema de la contención mecánica sin embargo, particularmente a partir de la adolescencia es un problema complejo. La base más general debería ser la de las Challenging behaviours, quiza mejor traducida al español como conductas excluyentes o problemáticas. El Royal College of Psychiatrist, the British association of Psychology y ka misma de Speech theray hizo hace unos años un análisis y guia del tema que yo creo que sigue siendo la mejor base pratica hay otras como la del NICE más científicas y mas farragosas y yo creo más inútiles, para de allí ir a aspectos concretos como la contención y segregación.

    Muchas gracias de nuevo Daniel y sigue por favor.

A %d blogueros les gusta esto: