Anuncios

Autismo y Vacunas: La Audiencia Nacional da la razón al Ministerio de Sanidad

Print Friendly, PDF & Email

La Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional en Madrid ha resuelto en contra de las familias que interpusieron diversas demandas contra el Ministerio de Sanidad, en las citadas demandas se afirmaba que el autismo de los hijos de los demandantes había sido provocado por el compuesto mercuriado de las vacunas infantiles. El ya famoso Tiomersal.

La Sala entiende que el Tiomersal es un compuesto tóxico, pero que su nivel de toxicidad no es suficiente como para causar un Trastorno de Autismo sobrevenido, y apoya la teoría de que el niño nace con autismo. A su vez, los demandantes no han podido probar de forma cierta que el Tiomersal fuese el causante. Siendo la aparición de los primeros síntomas coincidente con la administración de la vacuna triple vírica una casualidad y no una causalidad.

De igual forma, se entiende que la retirada del Tiomersal como conservante de las vacunas, ha sido realizado como precaución, y por tanto se haya retirado el citado compuesto de las vacunas de uso pediátrico. De hecho, las cantidades de Tiomersal (etilmercurio) que las vacunas contenían, era inferior a los contenidos de Metilmercurio que se adquieren por la propia alimentación. Siendo este segundo -el Metilmercurio- mucho más tóxico que el propio Tiomersal. A su vez, los procesos de intoxicación por mercurio generan una degeneración y muerte neuronal que no es observada en los casos de autismo. No pudiendo establecerse una causa efecto plausible.



Otro de los puntos presentados por el Ministerio de Sanidad se basa es que tras la retirada del Tiomersal de las vacunas, los casos de autismo, lejos de disminuir se han disparado. Siendo este otro de los puntos que alejan aun más esta posibilidad.

Otro de los aspectos de gran relevancia relacionados con esta cuestión, ha sido el pánico que esta teoría ha generado entre la familias, las cuales dejaron de vacunar a sus hijos creando un problema de salud mayor del que pretendían resolver. La aparición de brotes epidémicos de Sarampión, tosferina,…, son un claro ejemplo de esta situación de pánico, que no tenía realemnte una base fundamentada.

Uno de los efectos de la intoxicación por mercurio en niños se denomina “Acrodinia infantil”, según el estudio publicado en la revista “Journal of Toxicology and Environmental Health” (Consultar en la sección ANEXOS), los niños que tuvieron esta enfermedad no desarrollaron un Trastorno del Espectro del Autismo, pero sí afectó en mayor medida a los descendientes. Es decir, se confirma el efecto en la transmisión hereditaria del compuesto tóxico y su relación con la aparición de trastornos del neurodesarrollo, pero no como una causa directa de la aparición de Autismo en los afectados.

ANEXOS:

El regreso del Sarampión y los falsos mitos sobre las vacunas

Vacunas: El riesgo de la pérdida de la inmunidad de grupo

Nuevas evidencias en la relación de tóxicos y autismo


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
SI te gusta nuestro contendido no uses bloqueador de publicidad


Anuncios

Una Respuesta

A %d blogueros les gusta esto: