Anuncios

Manifiesto de la Federación de Autismo Castilla y León

Print Friendly, PDF & Email

Desde hace cuatro años las asociaciones de autismo de nuestra comunidad celebramos en la primera semana de octubre el Día Europeo del Autismo, una fecha que simboliza la lucha de un colectivo de personas por ver reconocidos sus derechos, objetivo sólo alcanzable si se garantiza la implicación del conjunto de la sociedad europea, desde los dirigentes al ciudadano de a pie.

El Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) es una discapacidad “invisible” para el conjunto de la sociedad: es objeto de desconocimiento, prejuicios, interpretaciones erróneas,… Esta falta de conocimiento llega también a los profesionales sanitarios y provoca demoras en el diagnóstico, afectando al desarrollo posterior de la persona. Diversos estudios de E.E.U.U y Reino Unido, así como la experiencia de nuestras entidades, demuestran y evidencian que una adecuada intervención desde edades tempranas supone un mejor pronóstico y una reducción notable de costes sociales.

Los datos actuales de prevalencia indican que se ha producido un aumento de los casos detectados, un 60% en los últimos 20 años, presentando algún TEA 1 de cada 110 niños (CDC, Atlanta). Estos datos han tenido su reflejo en Castilla y León donde el número de casos atendidos en las asociaciones de autismo se ha incrementado espectacularmente en los últimos años.

La complejidad de los TEA genera la necesidad de una atención específica a través de programasy profesionales especializados. Esta atención especializada debe desarrollarse en centros dotados de una estructura espacial determinada y en un contexto temporal estructurado de acorde a las necesidades específicas de aprendizaje y procesamiento de la información de las personas que presentan un TEA.

Vivimos unos momentos de incertidumbre, con un panorama socioeconómico desalentador, en el que las personas con TEA necesitan más que nunca nuestro apoyo. La sociedad no puede dar de lado a aquellos colectivos más vulnerables. Por ello, desde el movimiento del autismo de nuestra comunidad pedimos que las medidas económicas que se adopten para superar este escenario de inestabilidad no afecten a los derechos de las personas con TEA, derechos tales como una atención sanitaria especializada o una educación que tenga en cuenta sus características y particularidades, derechos básicos recogidos en la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, aprobado por la Asamblea General de Naciones Unidas el 13 de diciembre de 2006.

El movimiento asociativo de autismo de Castilla y León trabaja en la consecución de importantes retos para garantizar los derechos de las personas con TEA en nuestra comunidad:

Mejorar la detección precoz para alcanzar un diagnóstico certero lo antes posible, acorde a los protocolos y buenas prácticas reconocidas a nivel internacional. Es preciso intensificar la formación especializada dirigida a los profesionales implicados, así como mejorar la colaboración y derivación entre la administración y las asociaciones.

Promover la atención temprana. El pronóstico y la evolución de las personas con T.E.A. tienen relación directa con el tipo de atención recibida y el momento en que esta se inicia. Una persona que recibe tratamiento especializado desde edades tempranas, una vez realizado el diagnóstico, tiene más y mejores posibilidades de desarrollo y calidad de vida

Consolidar las plazas ya existentes y crear nuevos servicios y plazas en centros de día y viviendas, con una financiación adecuada y suficiente.

Promover el acceso a las prestaciones sanitarias. La complejidad del trastorno, la falta de especialistas formados en autismo, la dificultad de practicar determinadas pruebas, revisiones o intervenciones, hacen que, en ocasiones, no exista un acceso real de las personas con autismo a la cartera sanitaria garantizada al resto de ciudadanos.

Garantizar una adecuada educación a lo largo de toda la vida. Los niños con autismo deben tener garantizada una atención educativa especializada a través de diversas modalidades educativas inclusivas en función de sus distintas necesidades. Necesidad formativa, que en el caso de las personas con TEA prevalece a lo largo de toda su vida, al ser la educación continua y generalizada el único instrumento que puede apoyar la promoción y mejora de su calidad de vida.

El movimiento asociativo de autismo celebra esta semana el Día de los Derechosde las Personas con TEA. Reivindicamos un riguroso cumplimiento de sus derechos como único camino posible para que estas personas desarrollen al máximo su potencial y alcancen calidad de vida en igualdad de condiciones que el resto de personas con o sin discapacidad.

La Federación Autismo Castilla y León es una entidad sin ánimo de lucro creada en 1998 y que engloba a 12 organizaciones de padres de personas con autismo de todas las provincias de la comunidad. Estas asociaciones son las únicas proveedoras de servicios especializados para autismo en nuestra comunidad.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: