Anuncios

Cuando la crisis llama a tu puerta la democracia sale por la ventana

Print Friendly, PDF & Email

Foto: De izda. a dcha: Mariano Casado (vicepresidente de FEAPS), Luis Cayo (presidente del CERMI) y Pilar Villarino (Directora Ejecutiva del CERMI) durante la Comisión Permanente del CERMI celebrada hoy en la sede de FEAPS.

Hoy se ha realizado en la sede central de FEAPS (Madrid) la Reunión de la Comisión Permanente del Comité Español de Representantes de las Personas con Discapacidad (CERMI), donde el punto del día se ha centrado en la actual situación de insostenibilidad económica motivada por los impagos sostenidos de diversas administraciones públicas

A su vez, este retraso en los pagos motiva que las propias organizaciones deban demorar sus compromisos de pago, convirtiendo esta situación en dramática. Si a esta situación -ya de por sí grave- le sumamos la gran dificultad de acceso al crédito por parte de la banca (La que ha sido apoyada con el dinero de todos), nos encontramos con una situación de gran riesgo social. Donde como siempre, los sectores más débiles de la sociedad son los más perjudicados.



Solo las Comunidades de Andalucía y Baleares acumulan una deuda superior a los 21.000.000 € (veintiún millones de euros) con las entidades asociadas a FEAPS, deuda que pone en gravísimo riesgo a más de 10.000 personas con discapacidad intelectual además de poner en riesgo muchos empleos directos. Personas que no debemos de olvidar tienen una tasa de desempleo tres veces mayor a la media nacional (Ya de por sí escandalosamente alta). Esto sin contar los problemas de asociaciones como Gaspar Hauser en Baleares que también se encuentran en una muy complicada situación por los retrasos en los pagos del Gobierno Balear, o de los recortes de la Comunidad Andaluza en la prestación de Atención temprana a los niños con diagnóstico de Trastorno Generalizado del Desarrollo (TGD), o como obviar los recortes escandalosos de la Comunidad Valenciana, donde la atención temprana a niños con TGD ha sido recortada a la mitad, o los recortes en el personal de apoyo educativo han sido inmensos. En la Comunidad Valenciana la situación también es insostenible, en vez de avanzar se retrocede cada día a pasos agigantados.

Es evidente que el Gobierno Central y los Gobiernos Autonómicos no le hacen el más mínimo caso a las innumerables asociaciones que cada día van a golpear sus puertas pidiendo que no sigan por la línea de la condena social, educativa, económica y de derechos a una gran parte de la ciudadanía. No debemos olvidar que cuando una parte de los ciudadanos pierden sus derechos por la ineficacia y desidia de las Administraciones públicas, el conjunto de la sociedad pierde fuerza y valor. Luchar por los derechos de todos incluye a todos. Establecer diferentes raseros que conviertan a un grupo de ciudadanos en ciudadanos de segunda destruye la base de la Democracia.


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
Si te gusta nuestro contendido no uses bloqueador de publicidad


Anuncios

2 Respuestas

  1. Avatar
    CON EL CUENTO A OTRA PARTE

    La democracia hace tiempo ya que salio por la ventana, y nadie movió un dedo, asociaciones, federaciones, Cermi etc., todos calladitos estaban mas guapos, posiblemente si hablaban les cierren el grifo.
    Casualidades de la vida ahora que la crisis, es económica, ahora si se movilizan por el dinerito que les pueden quitar, mientras todos estos años atrás quien miraba por la inclusión y por la convención de la ONU, NADIE.A pedir limosnas a otra parte , tenemos que mirar por ellos no por el interes de unos cuantos .
    La única asociación que lucha a capa y espada y va a contracorriente es SOLCOM, la única que cuenta la verdad y se atreve a señalar a todo aquel que vulnera los derechos de todas estas personas.
    GRACIAS SOLCOM

  2. Avatar
    Melvin Perez

    Lo de Valencia es de vergüenza, para que necesitamos entonces tantas asociaciones sí no consiguen nada!
    ¡¡Menos propaganda y más resultados!!

A %d blogueros les gusta esto: