Anuncios

Presentación del “Inquilino del Hielo” en Barcelona

Print Friendly, PDF & Email

Miquel Àngel Lladó Ribas – Este fin de semana nuestro querido Inquilino del hielo se ha paseado (literalmente, y si no preguntadle a Maribel) por las calles de la llamada Ciudad Condal, la siempre bulliciosa y alegre Ville de Barcelonne, como dijo Samaranch cuando anunció aquella célebre e inolvidable candidatura de los Juegos Olímpicos de 1992.

El primero de los lugares donde recaló fue el Espai Mallorca del Carrer del Carme, 55, una librería-establecimiento que es algo así como una pequeña embajada de las Illes Balears en pleno centro de la ciudad y en la que se llevan a cabo exposiciones, presentaciones literarias, conciertos de música… Un espacio más que interesante dirigido por un equipo tan eficiente como encantador que hace que, nada más llegar, te sientas como en casa, en una atmósfera cálida donde los libros se entremezclan con la cultura, los vinos y algunos de los productos gastronómicos más emblemáticos de estas islas.

Fue en ese contexto donde Amanda Vich, directora de l’Espai, anunció a las 19.30 h del viernes 10 de junio la presentación de nuestro libro ante una variada y nutrida concurrencia. El primero en romper el hielo –y nunca mejor dicho- fue el bueno de Miguel Gallardo, padre de una niña con autismo y autor del cómic autobiográfico “María y yo”, sobre el que se ha realizado un corto con el mismo nombre de una más que notable calidad. Miguel se refirió a los paralelismos entre nuestro Inquilino y su María, con los que afirmó sentirse muy identificado, a la vez que expresó su convencimiento de que existen realidades, como la del autismo, que pueden ser descritas perfectamente a través del dibujo o la poesía, y que a menudo resultan más directas y clarificadoras que muchas explicaciones hechas desde los ámbitos científico o psicológico, no por ello igualmente necesarias e imprescindibles.

Las posteriores intervenciones de Maribel y Miquel Àngel se centraron en aspectos más relacionados con el tratamiento del autismo y la elaboración del libro respectivamente, sin dejar de lado una breve explicación sobre lo que es y significa Casabierta como editorial al (des)uso y a quién corresponde la idea y puesta en marcha de esta magnífica iniciativa. Fueron asimismo inevitables las emotivas referencias a la identidad de L’inquilí del gel, para quién hubo lecturas, gratos recuerdos y hasta alguna azul y furtiva lágrima… A continuación se entabló un interesante y animado coloquio entre los asistentes, en el que se abordaron temas tales como la convivencia con las personas con discapacidad y los enfoques personales y/o sociales sobre esta problemática.

Este acto tuvo su réplica al día siguiente en la población de Cerdanyola del Vallès, concretamente en el Espai Enric Granados de esta bonita localidad de la periferia de Barcelona. Allí y entre un ambiente en el que se respiraba literatura e indignación a partes iguales (era el sábado 11, día en que los ediles tomaban posesión de sus varas –y de sus privilegios, en opinión de muchos de los indignados concentrados en la plaza del Ayuntamiento-), el poeta y editor Carles Cervello se dirigió a una pequeña pero selecta concurrencia para hacer una bellísima reivindicación de la poesía y de la palabra como vehículos de la expresión del sentimiento, a la vez que cargó con exquisita elegancia contra el artificio y la hueca retórica que puebla buena parte del panorama poético actual. Todo un placer escuchar a este joven profesor-poeta-editor en tiempos de sequía ética y cultural, por lo que no nos queda sino decirle con toda el vigor y la fuerza de nuestros aún latentes corazones: Moltes gràcies, Carles!!

Y nada más, bueno sí, darle las gracias a Marina y Seni por ejercer de magníficos anfitriones en la presentación de Cerdanyola, por supuesto. Todo un lujo el haber tenido de compañeros de viaje tanta juventud, energía y entusiasmo unidos en una sola causa.

Lo dicho: este pequeño periplo catalán de El inquilino del hielo ha sido una gozada y un acicate que estamos seguros que tendrá su continuidad en próximas entregas, y si no al tiempo. Inquilinos e indignados a partes iguales, nos declaramos enamorados, como no, de los paisajes árticos, del hielo, de los pingüinos, de la belleza, de la justicia, de la solidaridad, de todos vosotros, amados y amadas cómplices de ésta nuestra pequeña pero ilusionada y necesaria causa.

Anuncios

Una Respuesta

A %d blogueros les gusta esto: