Anuncios

El regreso del Sarampión y los falsos mitos sobre las vacunas

Print Friendly, PDF & Email

Células infectadas por el virus del sarampión. Foto: CDC/ Dr. Edwin P. Ewing, Jr. - Dominio Público

A raíz de el pánico generado por la noticia que relacionaba las vacunas con el autismo, miles de familias optaron por no vacunar a sus hijos, rompiendo la inmunidad de grupo. Desde entonces el sarampión ha rebrotado con fuerza.

En el primer trimestre de este año en Francia se han notificado 4.937 casos de sarampión, en el mismo período del 2010 fueron 5.090. En España y más concretamente en Andalucía hay una alerta sanitaria al respecto desde el año pasado. Sólo en la provincia de Granada en la primera quincena del mes de noviembre hubo 36 casos confirmados. Hay que sumarle los cerca de 800 casos confirmados en la provincia de Sevilla. En Coria del Río, una joven que fue ingresada por sarampión, falleció posteriormente, ya que la infección, agravó la dolencia cardíaca que padecía, causándole la muerte.



En lo que vamos de año, en 33 países europeos se han confirmado más de 6.500 casos de sarampión. Y todo esto debido a una caída en las vacunaciones. Entre el 3 de Junio del 2007 y el 23 de Abril de este mismo año, en los EE.UU. se han confirmado 77.976 casos, con 719 resultados de muerte. Aunque el índice de mortalidad relacionada con el sarampión en niños es de una muerte por cada mil casos, no hay que olvidar que el sarampión es la primera causa de muerte infantil prevenible por vacunación.

Morir a consecuencia del sarampión en pleno siglo XXI es un absurdo. En 1998, y según datos de la OMS, 880.000 personas murieron por causa del sarampión en el mundo. En 1990 la Cumbre Mundial en favor de la infancia adoptó el objetivo de vacunar al 90 % de los niños del mundo para el año 2000 . Este objetivo se hundió a raíz de el controvertido informe del ya lamentable famoso Dr. Wakefield.

Podemos plantearnos todo tipo de dudas sobre los modelos de vacunación, no estar de acuerdo con algunos planes de vacunación e incluso pensar que algunas de estas vacunas no son más que un vulgar negocio, tal y como ya sucedió con la famosa vacuna de la gripe del cerdo y el grupo Novartis. Pero de ser críticos a no vacunar contra nada, hay todo un mundo.

A día de hoy, nadie ha podido demostrar la relación entre vacunas y autismo. Cuando hablaron de la causalidad de las intoxicaciones por mercurio y vacunas y su conexión con el autismo, a alguien se le olvidó nombrar que en varios países (Por ejemplo, Dinamarca) el tiomersal nunca se usó como conservante de las vacunas, y que además los planes de vacunación siempre eran monodosis y aun y así, la prevalencia del autismo era la misma que en el resto del mundo.


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
SI te gusta nuestro contendido no uses bloqueador de publicidad


Anuncios

Sobre El Autor

Daniel Comín
Director de la Fundación Autismo Diario

Ex-Director y Ex-Editor de Autismo Diario y responsable de supervisión de artículos científicos. Especializado en sistemas de desarrollo y economía sostenible. Co-autor del proyecto de formación técnica y reinserción social de África Central para United Nations Development Programme (ONU). Coordinador del proyecto de salud pública para tribus nativas de Norteamérica. Ha impartido formación, conferencias y talleres sobre autismo de forma ininterrumpida en los últimos años en 6 países. Ha impartido clases magistrales en la Universidad de los Andes (Colombia), ha dado programas formativos especializados en la Facultad de Ciencias de la Educación de la PUCE (Ecuador) y profesor externo de la Facultad de Medicina San Carlos (Guatemala), entre otras múltiples actividades. Ex-supervisor de los programas de investigación de la Fundación Autismo Diario. Director Ejecutivo del Centro Iberoamericano de Referencia para la Atención de Desórdenes del Neurodesarrollo (CIRADEN) Miembro de AETAPI - Asociación Española de Profesionales del Autismo. Padre de un adolescente con autismo. @danielcomin en Twitter

10 Respuestas

  1. Juana Bermudez

    Primero fue el mercurio, ahora es el aluminio, mañana será otra cosa.
    Mira Putin, mi hijo mayor está perfecto y le pusimos todas las vacunas. Luego por culpa de alguien como tú no vacune a mis otros dos hijos. El segundo tiene autismo leve, el tercero autismo con hiperactividad. Y ambos casi se me mueren por culpa del puto sarampión, y el pequeño además está sufriendo secuelas.
    Perdona si tú recomendación me la paso por donde te imaginas.
    Y el nombre te hace honor.

  2. PutinReloaded

    > A día de hoy, nadie ha podido demostrar la relación entre vacunas y autismo.

    Hay que ponerse mas al dia, que todavía os aferráis a un estudio de 1999 que es lo que se había rebatido.

    Añado dos estudios mas modernos que apuntan a una relación causal entre vacunas y autismo.

    El primero es de la Universidad de Columbia y el segundo del New York University School of Law

    www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22099159
    2011 – Do aluminum vaccine adjuvants contribute to the rising prevalence of autism? (¿Contribuyen los coadyuvantes de aluminio a la prevalencia creciente del autismo?)

    Fuente: Neural Dynamics Research Group, Department of Ophthalmology and Visual Sciences, University of British Columbia, Canada.

    “…is it unreasonable to question whether the current pediatric schedules, often containing 18 Al adjuvanted vaccines, are safe for children? … The application of the Hill’s criteria to these data indicates that the correlation between Aluminium in vaccines and Autism spectrum disorders may be causal. Because children represent a fraction of the population most at risk for complications following exposure to Al, a more rigorous evaluation of Al adjuvant safety seems warranted.

    digitalcommons.pace.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=1681&context=pelr
    2011 – Unanswered Questions from the Vaccine Injury Compensation Program: A Review of Compensated Cases of Vaccine-Induced Brain Injury (Preguntas sin Respuesta del Programa de Compensaciones por Daños de las Vacunas: Sumario de Casos Compensados de Daños Cerebrales Inducidos por Vacunas)

    Este estudio documenta la presencia de autismo en al menos 83 casos de víctimas compensadas en juicios por daños debidos a las vacunas, a pesar de que los casos enfatizaban otras secuelas por razones de estratagia legal.

    El estudio solo es preliminar, quedan todavía unos 2.500 casos compensados por analizar cuyo estudio sacaría a la luz mas casos de autismo relacionado con las vacunas.

    De modo que sí, las vacunas siguen siendo las primeras sospechosas causantes de la ola de autismo que sube imparable desde los 70.

  3. Arjuna

    Si evitas que la gente haga deporte conseguiras una gran disminución de enfermedades (especialmente lesiones pero no exclusivamente) y de muertes (accidentales o por enfermedades subyacentes). Será una gran éxito sanitario y los que lo promocionan se pondrán una medalla. Sin embargo, hoy conocemos, porque la relación es relativamente obvia, que dejar de hacer deporte conllevará, a su vez, otras enfermedades en relación con la hipotrofia muscular consecuente. Pero incluso a pesar de esa relación relativamente obvia habrán enfermedades consecuencia de la falta de deporte que no serán fácilmente achacadas a ello.

    Hay conocimiento más que suficiente (aunque no se ha puesto interés en divulgarlo sino más bien al contrario) de que la mejor defensa contra las enfermedades infecciosas es tener un buen sistema inmunitario y, para tener un buen sistema inmunitario lo fundamental es: una alimentación suficiente y SANA (no sólo en cuanto a la composición de la dieta sino en cuanto a la calidad de los alimentos); un ejercicio adecuado; un descanso suficiente y reparador; un medioambiente con un nivel de polución “natural” (dejémolo ahí) y una situación socioeconómica satisfactoria. No las medicinas y las vacunas. Estas ocupan un lejano segundo lugar en la defensa contra las infecciones a pesar de lo que se divulga interesadamente (creo que es fácil imaginar el poder de esos intereses y como infiltran la sociedad).

    Pues bien, las vacunas, salvo tal vez algunas enfermedades muy concretas y letales (y digo tal vez) como el tétanos o la poliomielitis, pueden estar haciendo un papel (desde sólo hace pocos años, unos 70 años) de “dejar de hacer deporte”. Cierto que evitan que mucha gente pase ciertas infecciones que en general serán no solo benignas sino que fortalecerán y madurarán su sistema inmunitario (incluso previniendo muchas enfermedades autoinmunes y cancerosas; especialmente si no se suprime la importante defensa febril); también cierto que evitaran un cierto número de enfermedades graves y de muertes, al igual que dejar de hacer deporte. Pero, en mi opinión personal, están creando un efecto pernicioso y ignorado u ocultado de degeneración inmunitaria a gran escala que no se investiga por diversos motivos.

    • Daniel Comin
      Daniel Comin

      Bueno, no sé yo. Es cierto que una dieta sana y actividad física es algo importante para una buena salud. Pero si pillas un Cáncer, ya puedes hacer dieta y deporte que como no vayas al médico te mueres. Steve Jobs es un ejemplo de tontuna dietética. Tuvo al “suerte” de tener uno de los raros tipos de cáncer de páncreas que es operable y con una muy buena capacidad de curación, pero el prefirió hacer una dieta ayurvédica, que debía de ser sanísima, pero se ha muerto.
      En muchas zonas del mundo donde la gente tiene una actividad física importante y tienen una dieta bastante sana se mueren por el sarampion, la meningitis, la tosferina rubeola, paperas,….
      Una vida sana es un factor de calidad de vida no de inmunidad. Por ejemplo, la viruela mataba a millones de personas al año, ahora no hay viruela. EL sarampión mataba a centenares de miles de personas al año, ahora solo puedes morir por sarampión si te contagias, y solo te puedes contagiar si no te has vacunado. Las tosferina mataba a cantidades ingentes de bebeś, ahora solo mueren en zonas donde se ha roto la inmunidad de grupo.
      No puedo estar de acuerdo con tu opinión
      Un saludo

  4. Betzabe
    Betzabe

    Ademas del monton de fanaticos que ahora quieren “un mundo libre de vacunas”; no es solo que eliminen el thimerosal, sino que estan en contra de TODAS las vacunas!

  5. Miguel Llopis

    Un jurado de la FDA en 1982 dijo que el Tiomersal era:

    “toxico, causa daño celular, no fue efectivo para matar bacterias o detener su multiplicación” y que el Tiomersal “generalmente no es reconocido como seguro o efectivo.” (1982 Vol. 47, No. 2 Federal Register)
    Lástima que estas meteduras de patas hacen desconfiar a la gente, y que hoy mueran personas por tener miedo a las vacunas se lo debemos tanto al gobierno como a las farmaceuticas.

  6. Marisa Mayans

    Las vacunas pueden causar daños, eso no lo niega nadie, pero hay mil cosas que pueden causar daños, cosas tan absurdas a priori como tener un gato en casa y que te contagie la toxoplasmosis, por poner sólo un ejemplo.Las vacunas no curan enfermedades pero si ayuda a prevenirla o pasarla lo mas leve posible. Otro aspecto es el ABUSO que se hace hoy día en las campañas de vacunación, y sobre esos abusos de la vacuna hay que prevenir, informar y vigilar, que de eso precisamente va el informa de Finlay.Pero no debemos olvidar que las vacunas son para erradicar enfermedades .

A %d blogueros les gusta esto: