Recomendaciones profesionales a los medios en el tratamiento del Autismo

AETAPI (Asociación Española de Profesionales del Autismo) presenta la guía de recomendaciones para para el tratamiento del Autismo en los medios de comunicación, Este documento está dirigido a promover una visión realista y positiva del autismo en los medios de comunicación. Puedes descargarlo aquí , y colaborar en su difusión.

En AETAPI nos hacemos eco de la demanda de profesionales y familias dirigida a elaborar unas orientaciones para promover una visión positiva del autismo, a través de la correcta utilización de la terminología y las imágenes relacionadas con las personas con Trastornos del Espectro del Autismo (en adelante personas con TEA) por los medios de comunicación.
En esta línea, el actual Plan Estratégico nos guía hacia la elaboración de estas recomendaciones que tienen como objetivo sensibilizar a los medios sobre la necesidad de ofrecer una información objetiva y positiva, carente de sensacionalismo y que facilite a los profesionales y a las familias un conocimiento que oriente hacia recursos de apoyo y programas de intervención basados en buenas prácticas validadas científicamente.

Claves para la comprensión adecuada del Autismo

-Emplear la fórmula “persona con autismo” en lugar de utilizar simplemente la palabra “autista”. De esta forma, se está poniendo de relieve la condición
de persona, con sus características y diferencias, independientes del autismo.

– Es cierto que el autismo es un trastorno, habitualmente de gran severidad, que puede condicionar casi todos los aspectos de la vida de la persona e incluso de sus familias, pero no todo en la vida de ella debe o tiene que verse bajo el prisma del autismo.

-Un título debe representar fielmente y tener en cuenta que las personas con TEA comparten muchas características, necesidades y deseos con las personas de su edad sin discapacidad. Hay muchas cosas que diferencian a las personas con TEA, pero también hay muchas cosas en común.

– Distinguir trastorno de enfermedad. El autismo no es estrictamente una enfermedad, aunque en muchas ocasiones, puede verse asociado a diferentes tipos de trastornos (neurológicos, fisiológicos, mentales, etc.) que acentúan las dificultades que la persona puede sufrir en relación a su adaptación y participación social.

– Tomar como referencia que, en la actualidad, el autismo se define como un trastorno generalizado del desarrollo que se caracteriza por una triada de manifestaciones genéricas: alteraciones en las competencias sociales, que dificultan el establecimiento de relaciones interpersonales y la participación social, alteraciones en las habilidades de comunicación verbal y no verbal asociadas frecuentemente a problemas en el desarrollo del lenguaje oral, y un ámbito muy restringido de intereses y actividades que se traduce en comportamientos repetitivos, así como en conductas perseverantes que implican dificultades para afrontar los cambios y ajustarse de forma flexible a lo que la situación requiere.

– Considerar que no hay una sola causa que explique o determine el autismo, ni puede reducirse su aparición a un único factor o motivo, ya sea genético, biológico o de cualquier otra naturaleza. Ya parece claro que hay fundamentos genéticos en el autismo, pero, contrariamente a lo que ocurre, por ejemplo, con otras alteraciones que presentan una base genética claramente identificada, como el Síndrome de Down, no puede establecerse que sean los mismos en todos los casos.

– Intentar transmitir la complejjidad en la definición e identificación del autismo. El autismo es un trastorno del desarrollo singular, complejo, variable, multifactorial, de difícil diagnóstico y manifestaciones muy diferentes en las distintas personas que lo presentan. Por tanto, a la hora de elaborar una información o reportaje se recomienda evitar, en la medida de lo posible, definiciones contundentes o escasamente matizadas, por una exigencia razonable de rigor profesional.

– Contrastar los casos sobre los que se vaya a trabajar con la opinión, valoración y asesoría de profesionales o asociaciones de familiares, para evitar confusiones, imprecisiones y errores comunes que pueden dar lugar a equívocos, rectificaciones o perjudicar la credibilidad del trabajo.


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
¿nos ayudas haciendo un clic?


3 Respuestas

A %d blogueros les gusta esto: