Anuncios

Autismo y Vacunas: ¿Punto final?

Print Friendly, PDF & Email
Foto: World Bank

Foto: World Bank

Desde la publicación del estudio de Wakefield sobre la relación entre el autismo y las vacunas se ha generado una gran polémica. A pesar de la retirada del tiomersal de las vacunas, o de la aparición de innumerables estudios que demostraban la no relación entre autismo y vacunas, al pánico se instaló en mucha gente que dejó de vacunar a sus hijos por miedo al autismo.

Y aunque este tema se haya repetido por activa y por pasiva, y se hayan hecho multitud de estudios científicos que han demostrado que no existe esta relación, la caída de la vacunación es algo evidente, y también es evidente el que hayan aparecido nuevamente brotes epidémicos de enfermedades, como por ejemplo el sarampión.



Pues nuevamente se ha llevado a cabo otro estudio al respecto, en este caso un equipo de investigadores de la Universidad de Sidney ha repasado más de mil estudios científicos que trataban el tema de vacunación y autismo. Para elaborar sus conclusiones se centraron en 10 estudios que abarcanban casi 1,3 millones de niños en Reino Unido, Japón, Polonia, Dinamarca y EEUU y la robustez de sus análisis se asienta en que de media siguieron a los grupos estudiados durante más de ocho años después de la inmunización. El resultado de este estudio es contundente: Este metanálisis no proporciona ninguna evidencia de una relación entre las vacunas y el autismo o los Trastornos del Espectro del Autismo y, por tanto, defiende que se continúe con los programas de inmunización de acuerdo con las directrices nacionales.

Sin embargo, y a pesar de que incluso tras la retirada del tiomersal (A quien se acusaba inicialmente) de las vacunas pediátricas, la prevalencia siguió aumentando. A pesar de que los estudios en grupos de niños vacunados o sin vacunar arrojaban la misma prevalencia de autismo, es decir, a pesar de la inmensa evidencia, el miedo a vacunar sigue existiendo. Hoy en día los grupos antivacunación tienen otros culpables a quien acusar, al ritmo que van, al final el culpable sera el metal de la aguja. Y es que esto parece basarse en la teoría del pollo culpable “Si como pollo enfermo, la culpa es del pollo. Si no como pollo enfermo, da igual, la culpa es del pollo”.

Es un nuevo estudio que viene a decir lo mismo, que no existe una relación entre vacunas y autismo, pero posiblemente esto no sea suficiente.

Les recomiendo efusivamente la lectura del artículo publicado en la web Esmateria sobre este particular.


La publicidad paga nuestros gastos de hospedaje, actualización, y mantenimiento de la web
SI te gusta nuestro contendido no uses bloqueador de publicidad


Anuncios

Sobre El Autor

Daniel Comín
Director de la Fundación Autismo Diario

Ex-Director y Ex-Editor de Autismo Diario y responsable de supervisión de artículos científicos. Especializado en sistemas de desarrollo y economía sostenible. Co-autor del proyecto de formación técnica y reinserción social de África Central para United Nations Development Programme (ONU). Coordinador del proyecto de salud pública para tribus nativas de Norteamérica. Ha impartido formación, conferencias y talleres sobre autismo de forma ininterrumpida en los últimos años en 6 países. Ha impartido clases magistrales en la Universidad de los Andes (Colombia), ha dado programas formativos especializados en la Facultad de Ciencias de la Educación de la PUCE (Ecuador) y profesor externo de la Facultad de Medicina San Carlos (Guatemala), entre otras múltiples actividades. Ex-supervisor de los programas de investigación de la Fundación Autismo Diario. Director Ejecutivo del Centro Iberoamericano de Referencia para la Atención de Desórdenes del Neurodesarrollo (CIRADEN) Miembro de AETAPI - Asociación Española de Profesionales del Autismo. Padre de un adolescente con autismo. @danielcomin en Twitter

14 Respuestas

  1. Pepe

    La industria farmacéutica es muy poderosa. Cualquier centro de investigación que relacione directamente vacunas y autismo verá automáticamente cortada cualquier subvención y tendría que cerrar por falta de fondos, pues son las industrias farmacéuticas las que más dinero privado aportan. Relacionar públicamente autismo con vacunas constituye un auténtico suicidio profesional o la desaparición de un centro de investigación.
    En cuanto a los Centros públicos de investigación, tampoco les interesa ahondar mucho en el tema, pues prefieren un aumento del autismo, como mal menor, a un incremento en enfermedades evitables con vacunas…

    La Organización Mundial de la Salud ha pasado a ser completamente controlada por las multinacionales farmacéuticas. Ellas deciden, por ejemplo, los criterios para definir una pandemia. Ejemplo reciente de sus tejemanejes lo tenemos en el escándalo de la gripe aviar y como engañaron a los gobiernos para que se gastaran miles de millones en vacunas de manera innecesaria.
    No les importa la salud de la gente, sólo ganar dinero vendiendo vacunas y medicinas.
    Sin embargo hay estudios serios que indirectamente señalan a las vacunas como un factor que puede originar efectos morfológicos relacionables con el autismo. Un ejemplo lo tenemos en el estudio de Laura Hewitson y otros en la publicación:
    Acta Neurobiologiae Experimentalis 2010 70: 147-164 “Influence of pediatric vaccines on amygdala growth…”
    dfiles.eu/files/8bwsmbkep

    En éste estudio se sometió a un grupo de bebés macacos al programa de vacunación estadounidense de los años 90. Como resultado se demostró claramente que los monos expuestos a las vacunas sufrían un aumento anormal en el tamaño de su amígdala (una región muy importante del cerebro) y cambios en la unión de la diprenorfina (DPN).
    Por otro lado, existen numerosos estudios que relacionan autismo con mayor tamaño cerebral, y lesiones en la amígdala, por citar algunos:
    -Herbert MR (2005) Large brains in autism: the challenge of pervasive abnormality. Neuroscientist 11: 417–440.
    – Piven J, Arndt S, Bailey J, Havercamp S, Andreasen NC, Palmer P (1995) An MRI study of brain size in autism. Am J Psychiatry 152: 1145–1149.

    – Prather MD, Lavenex P, Mauldin-Jourdain ML, Mason WA, Capitanio JP, Mendoza SP, Amaral DG (2001) Increased social fear and decreased fear of objects in monkeys with neonatal amygdala lesions. Neuroscience 106: 653–8.

    ¿Por qué unos niños desarrollan autismo y otros no? Pues no lo sé. Sospecho que debe haber una predisposición genética que quizá podría ser activada por las vacunas u otros factores.

    Que cada persona piense y actúe de la forma que mejor considere. Para mí desde luego el tema no está cerrado. Quizás algún día se descubra toda la verdad.

    • Daniel Comin
      Daniel Comin

      La Big Pharma es un lobie mundial que gestiona el mayor negocio de la Tierra. Y las vacunas representan algo así como el 5 % de su negocio. Vamos que es una cifra de cuidado.

      Tenemos una larga lista de ejemplos de vacunas comerciales que nada tienen que ver con la salud. Tenemos también una larga lista de detractores con voz autorizada al negocio de las farmacéuticas
      www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2014-11-03/la-industria-farmaceutica-es-muy-rica-y-ha-corrompido-los-sistemas-de-salud_408758/
      Pensar que la Big Pharma es una ONG mundial es obviamente de una ingenuidad brutal. Van al negocio, y punto.

      Otro dato es que hay muuuucha investigación fuera del poder de las farmacéuticas, afortunadamente.

      Pero sobre todo hay un modelo de detección de falsas conspiraciones. A ver, ¿vacunan a sus hijos los ricos y dueños de las farmacéuticas? La respuesta es sí. El autismo afecta por igual a ricos y pobres. Hay un dato que me gusta destacar. El caso de Steve Jobs, rico donde los haya, con un tipo determinado de cáncer, prefirió ser tratado por métodos alternativos, y se murió. Es decir, que si usamos el modelo de si os ricos y poderosos lo usan, quizá desterremos muchas conspiranoias. Y no, no creo que si se demostrase que el autismo lo provocan las vacunas las empresas e arruinasen, ya se encargarían de sacar una ley para protegerse. La verdad, hay cosas mucho peores de las que nadie habla.

      De hecho, tras muchos métodos alternativos de salud está también la Big Pharma, es decir, mismo perro con distinto collar. Por tanto, mucha gente pelea contra las farmacéuticas mientras defiende otro modelo (desde la homeopatía a métodos alternativos) en los que curiosamente está detrás la misma Big Pharma.

      En el caso del autismo y las vacunas. Hace como 14 años el tiomersal empezó a desaparecer de las vacunas infantiles en medio mundo (de lo cual me alegro), las prevalencia de autismo no dejó de crecer. En Japón no hay triple vírica, la prevalencia de autismo es la misma que en le resto del mundo. Países como Dinamarca no usan tiomersal hace muchos años, la prevalencia de autismo es la misma. En varios estudios -que ahora no recuero, pero es cuestión de buscarlos en pubmed- se analizó la prevalencia de TEA entre niños vacunados y niños no vacunados, y era la misma.

      En otro orden de cosas, no debemos olvidar un aspecto fundamental, la calidad de la vacuna. No es lo mismo una vacuna bien producida que otra destinada a su venta en modo “Junk” para países pobres o en vías de desarrollo.

      Otro detalle a considerar, y que bien apuntas, cabe la posibilidad de que una vacuna provoque una reacción determinada ante un niño o niña que tenga una predisposición genética, y que esta vacuna le produzca un efecto sobre el neurodesarrollo. Pero veámoslo desde otro punto de vista. ¿Y qué le provocaría la enfermedad? Porque a lo mejor es mejor tener un hijo con autismo que un hijo muerto o con una gran discapacidad. También podemos darle ese enfoque.

      El último estudio viene a decir más o menos los mismo que los anteriores, este está recién publicado “Early exposure to the combined measles–mumps–rubella vaccine and thimerosal-containing vaccines and risk of autism spectrum disorder”
      www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0264410X14016892

      Para mi hay tres puntos que han cambiado la historia de la medicina:
      1.- Las vacunas
      2.- La anestesia
      3.- Los antibióticos

      Los millones de vidas salvadas son impresionantes. Podemos hacernos una pregunta: ¿Cuantos niños con polio conocemos? ¿Y cuantos conocieron nuestros padres o abuelos?

      Las vacunas deben ser sometidas a mayores controles de calidad, yo creo que hay que sacarlas del ámbito de lo privado para llevarlas al ámbito de lo público. Creo que nos falta mucho trabajo por hacer en ese campo. Y mucho que investigar. Pero debemos ser muy precavidos y rigurosos.

  2. alejandra

    Yo tengo mi bebe de 3años el paso todos sus controles sano sin ningún problema después de colocarle la vacuna que le correspondía por el control y luego la vacuna contra la influenza mi ese día convulsionó le dio fiebre esa noche y al día siguiente mi hijo era distinto en ese tiempo yo le daba pecho y en la mañana le quise dar y me paso que el no sabia hacerlo no se que paso pero a partir de ese día mi hijjo cambio como que se desconecto de nosotros y hay comenzó este camino para saber que pasaba con el ahora ya a sus 3años esta con diagnostico de autismo . Y hay personas que aun dicen que las vacunas no están involucradas en ciertos diagnósticos de autismo que pena por que yo daría mi vida por que a mi hijo no le hubiera sucedido y aquí en le reclamas si el estado se el tonto piense lo somos muchas mamas que nos ha ocurrido algo parecido …..

  3. Mario Augusto Puga Valera

    Me causa asco y vergüenza ajena que todavía se crean esa mentira de la correlación. Tanta gente ignorante que no puede comprendernos e insiste en patologizarnos y catalogarnos de defectuosos y anormales. Devería daros vergüenza.
    Por más que se haya retractado, The Lancet siempre cargará con la culpa de todo el daño que causó a nuestra comunidad. El mentiroso e inmoral Wakefield, de haber justicia, tendría que estar encarcelado y perder su pasaporte.

  4. rosa rengifo vega

    YO TAMBIEN PIENSO, ASI DESPUES DE LA VACUNA MI HIJO CAMBIO, ANTES HABIA PASADO TODOS LOS CONTROLES DE NIÑO SANO. AL FINAL SOLO DIOS SABE.

  5. Maria

    Si en investigación científica hubiera “Punto Final”, nunca habríamos pasado de un Universo geocéntrico a un heliocéntrico, y hubieramos seguido creyéndonos una farsa. Que la ciencia no haya demostrado relación no quiere decir que no la pueda haber, solo que hasta ahora no se ha demostrado. ¿Pero quien sabe si mañana aparecen nuevas metodologías que tiran por tierra los paradigmas actuales?, todo es posible. Si no hubiera ninguna remota relación, ¿como es possible que en distintos paises se haya demostrado una posible relación en un proceso judicial?? ¿Porqué en el prospecto de una de las vacunas triple virica en Italia incluyen como efecto secundario la posibilidad de que aparezca sintomatología autista?? demasiadas dudas,,, y posibles riesgos que tendremos que valorar si queremos exponernos a ellos o si queremos exponer a nuestra descendencia. En situación de duda cada uno debe obrar en consecuencia y nadie debería juzgar.

    • Rocío

      Mi hijo, un niñito perfectamente sano, que tiene todas las vacunas, pero curiosamente después de la triple viral aparecieron todos los síntomas, antes de eso era un bebe que empezaba a hablar, se desarrollaba completamente normal, al mes de la vacuna tuvo una regresión y se iniciaron los síntomas….. a mí me da que pensar. Después de todo, la industria de la medicina y las vacunas es multimillonaria.

      • rosa rengifo vega

        A MI ME PASO IGUAL, DESPUES DE LA VACUNA TRIPLE..REFORZAMIENTO 1.9 MESES TODO CAMBIO, APARECIERON SINTOMAS EL ACABA DE CUMPLIR 8 AÑOS Y SEGUIMOS LUCHANDO. COMO DICE LA INDUSTRIA DE LA MEDICINAS ES MUY PODEROSAS.

      • Carmen Montero Torrijos

        En la misma situación, desarrollo normal hasta los doce meses que le vacunamos de la triple virica. Al día siguiente ya sabia que le había pasado algo muy malo. Dejo de decir papa y mama y de balbucear, solo gritaba corría frenético y se revolvía si intentabas cogerlo, en una semana dejo de responder al nombre y de mirarnos. Tenia todos los síntomas nos dieron el diagnóstico con catorce meses, autismo. Para unos padres que han visto a su hijo trasformarse así inmediatamente después de vacunarse los estudios pueden decir misa.

  6. Ana Pascual

    Soraya, quien te ha dicho esa barbaridad? Donde lo has leído?
    No creo que eso tenga ningún fundamento!!!

  7. Soraya Barrera

    Estimado Daniel,

    He leído en la web que las vacunas activan parásitos que también provocan el autismo. ¿Esto tiene algún fundamento científico?. Gracias y cordial saludo.

A %d blogueros les gusta esto: